La boda de nuestra chica Be

Hoy le dejo el blog a Belén, que entró hace casi un año a trabajar en marketing, comunicación e ideas locas. Este mes de abril se casó en una boda preciosa. QUE LO DISFRUTEN, porque aquí estamos con el kleenex!

Jamesjack y yo nos conocimos hace 9 años. Llevábamos media vida juntos y siempre soñamos con que llegaría este día. Pero no llegaba. La estabilidad, la vida, el contrato ideal, una casa, un coche… Así que se plantó, me pidió matrimonio.

Diez meses después estábamos dándonos el Sí, quiero en un sitio precioso, con las personas que más queríamos y corroborando que en esta vida todo llega.

Todo pasa tan rápido que para mí la boda empezó hace 8 meses cuando él se arrodilló. No dejé de disfrutar ni un momento y todo superó las expectativas. No se trataba de soñar con un día. Nosotros flipábamos preparándolo todo, dando la noticia, repartiendo tarjetones, probando el menú, eligiendo canciones, ramos, regalitos…imaginando cómo sería nuestra vida después.

Y puedo decir alto y claro que fui la novia que quería ser. Me sabía la teoría y la puse en práctica. Escogí un vestido muy mío, llevé el pelo suelto a pesar de que el mundo quisiera pelo recogido y disfruté muchísimo con los preparativos. Aquí mi agradecimiento público a Lucia Be team por ayudarme y apoyarme tanto.

Por prepararme unos ramos preciosos y unos boutonnieres con un cariño incondicional. Escogimos tres tipos de boutonnieres. El Boutonniere Linda para mi padre y mi suegro, el Boutonniere Fanny para nuestros hermanos y el Boutonniere Bel, a juego con mi ramo, para el hombre de mi vida. Todavía me emociono cuando veo en casa de mis padres el suyo expuesto en el salón. Un recuerdo precioso que aconsejo al mil por cien.

Para mis sobrinas escogimos la corona SiempreViva de niñas. Es muy cómoda y no pica nada. No pararon de jugar y no había quien se las quitara de la cabeza. ¡Eran las damitas!

Lo del vestido fue muy rápido. Hay un día al año que algunas marcas de novia hacen descuentos de hasta el 70%. ¡¡ATENTAS CHICAS!! En teoría son de temporadas anteriores pero no soy muy de entender moda nupciales así que fuimos para echar un ojo y poco dispuestas a elegir el que iba ser mi vestido. Pero lo vi, entre unas treinta perchas, estaba allí. Me probé tres y supe desde el principio que el primero era el más mío, un vestido cómodo y sencillo. Así que ese mismo día me lo llevé a casa y lo guardé en el armario diez meses como una reliquia. De vez en cuando, cuando me veía agobiada, lo miraba y pensaba. “Belén ya tienes tu vestido y a tu futuro marido”. Relaja.

Boutonniere Linda 

Boutonniere Fanny

Ramo Bel con chapaita de La Señorita

Corona Siempre Viva para las damitas

Yo entré con mis dos padres al altar, porque sí, porque me apetecía tener las dos manos bien cogidas.

Las primeras horas se me escapan de la mente. Pero esta imagen la tengo grabada en mi corazón. Jamesjack lo hizo, y mientras entraba en la Iglesia, cogió el micrófono y me cantó. Me recordó en el momento exacto porqué estábamos allí. Después de tantos años, tanta espera y tanto vivido. Estábamos él y yo.

Canción: Ed Sheran – Perfect (Versión español)

A partir de aquí. Todo pasó muy rápido. Éramos marido y mujer. Para siempre.

El convite lo celebramos en Mas Les Lloses. Un sitio precioso que huele a terreta y azahar.

Lo peor del mundo mundial fue organizar el salón. En serio, la mesas son la peor pesadilla. Recuerdo que escribimos cada nombre de los 200 invitados en unos papelitos e íbamos encajando a modo de puzzle. Total, luego no hace falta tanto, todos se hacen amigos y de una boda sale otra y todas estas cosas. Así que es un marrón pero tampoco aconsejo poner todas las fuerzas en ello.

Me di cuenta de que era nuestra boda y de nadie más en muchos sentidos. Al elegir el menú, elegimos paella y pasamos de la carne y del pescado. No repartimos tarta. Jamesjack llevaba un chaleco con naranjas y no dudó en quitarse la chaqueta en el minuto cero.

Él me cantó en la entrada, yo hablé en la iglesia improvisadamente, no tuvimos baile nupcial, mi vestido no tenía lentejuelas, ni tules varios y me quité los tacones en cuanto pude. Le pedí a mi padre que nos hiciera magia durante la fiesta (¡sabe unos trucos brutales!) y mientras comíamos salimos a bailar unas cinco veces. Vamos, que hicimos lo que nos dio realmente la gana. Y al final, la gente lo notó. Era NUESTRA boda, nuestro estilo de hacer las cosas y ellos que nos querían disfrutaron viéndonos en nuestra salsa.

Sabía de la importancia que tenía entrar al banquete dándolo todo. Esto marcaría el ritmo de la fiesta, los invitados lo verían. Un antes y un después. Y esto lo tenía claro: aquí hemos venido a pasárnoslo bien.

Los ramos de novia son un auténtico quebradero de cabeza. Recuerdo estar días decidiendo qué hacer. Nosotros escogimos tres: el ramo fanny para nuestras hermanas pequeñas y el ramo Bel para mi cuñada. La idea de que fueran ramos preservados nos flipaba. Durarán toda una vida. Ellas se emocionaron y en la galería del móvil tengo ya las fotos de sus respectivos salones llenos de flores. Los puedo oler desde aquí.

Y después de todo los protocolos posibles. Nos tocaba disfrutar, bailar, darlo todo, reír. Es tu boda, tu momento. Por fin, había llegado nuestro momento.

Lo que viene después tiene mucho azúcar y bailoteos varios. Me gustan las verbenas, las luces, Paquito el Chocolatero. Así que lo hice, cambié de look. Me solté el pelo, me coloqué la preciosa corona siempre viva de Lucía Be que me había diseñado en exclusiva y me calcé unas converse con lazo rosa.

Corona Siempre Viva 

Se hizo de noche , todo pasó muy rápido y con hamburguesa en la mano, miré a Jamejack y supe que lo habíamos conseguido. Éramos los novios que queríamos ser. Con hamburguesas, saltos, congas, nada de protocolos y siendo nosotros mismos. Fue uno de los días más felices de mi vida.

Y esto es solo un apunte: Hamburguer pleaseeeee!!!!! El placer de los placeres del mundo es comerse una hamburguesa de 1 euro del McDonalds después de unas copillas. Es una sensación tan increíble que sabía que ese tenía que ser nuestro punto final. Teníamos que acabar en el McDonalds, así que el McDonalds vino a nosotros. Recuerdo el momento perfectamente, todo el mundo miraba al repartidor y decían “son de verdad”. Y tanto, nuestra ya amiga Marta Cuevas de Cocotte Catering contactó con el McDonalds más cercano para producir ni más ni menos que 300 hamburguesas de 1 euro. Ellos se encargaron de recogerlo y cuando sonaba Flying free y yo pensaba que no podía ir mejor, llegaron nuestros ángeles de la guarda.

Yo, sin faja y feliz, me zampé dos con mucho ketchup.

De todo esto hace dos meses y seguimos recordando. En las nubes, literal. Viendo vídeos en bucle. Recuerdo perfectamente el tembleque de mi corazón. Recuerdo a nuestras familias ilusionadas, mis sobrinas rebosando alegría. Recuerdo la bendición de mi padre, las lágrimas de mi madre al salir de casa, a nuestros amigos con sonrisas de oreja a oreja, apoyándonos en todo esto y compartiendo uno de los días más felices de nuestras vidas. En serio, creo que voy a poder vivir del recuerdo media vida.

Y aquí mis dos conclusiones :

  1. Pongan un Jamesjack en su vida. Alguien que acepte que siendo su pero eres la mitad que necesita. Alguien que os haga reír todo el tiempo, que os anime a soñar, que os dé el empujoncito, que no os cuestione. Él nunca me pidió que pusiera los pies en la tierra, solo se ríe de mí y de mi burbuja. Me quiere así.
  2. Cambia de prioridades. Pongan el amor por encima de todo y a disfrutar. Dadle importancia a lo que la tiene y dejar de perder el tiempo en cortadores de jamón y buffets de sushi. Porque yo fui de esas y en realidad, luego te das cuenta de que lo grande, lo importante, es lo que no se ve, lo que no se escoge, lo que viene dado: EL AMOOOOOR! 

Novias del mundo, disfruten y expriman al máximo. La boda es solo un comienzo.

 

¡SEAN FELICES!

8 comentarios

  • LARA
    13 junio 2018

    ME HAS HECHO LLORAR!!!

    Mi chico incò rodilla hace un mes, en una playa paradisiaca de aguas turquesas en Corcega.
    Ahora viene el lio, organizar una boda BILINGUE (el es francés) para 200 personas en francia… solo llevo dos semanas de organizacion y ya tengo ganas de llorar… encontrar el sitio donde alojar a todo el mundo esta siendo un infierno… gracias por tu texto, por recordarme por que me he metido en este lio y sobre todo por emocionarme con tus palabras. Ibas espectacular!!!! Enhorabuena!!!!

    (y perdona las faltas pero escribo con teclado frances)

    LARA

  • Rocío
    13 junio 2018

    Yo me he zampado todos los preparativos por tu instagram, y eso que no te conocí hace tanto. Pero que guay Belén, que boda más guay y que parejón hacéis. Me parece bien hasta lo del McDonalds y eso que soy nutricionista jajajaja. Que vivais de este precioso recuerdo toda la vida.

    ¡Gracias por hacernos olvidar el postureo!

    Besos, Rocío.

  • Lourdes
    13 junio 2018

    Una boda original donde las haya! Yo me casé en julio del año pasado y también tengo esa bonita sensación de que era NUESTRA boda. Todo muy nosotros. Y cuánta razón tienes…nos calentamos mucho la cabeza con los buffets y lo importante es el LOVE.
    Que seaís muy felices!
    Besos de una valenciana a otra!

  • Zaida
    13 junio 2018

    Felicidades Belén! Me ha encantado todo, desde tú y tu marido, el saltarse los protocolos, las chuches, el McDonalds, las risas, todo!
    Yo no sé si me casaré algún día con mi novio (llevamos juntos más de 11 años 😅), ya que no somos muy de bodas y de ser el centro de atención, pero cada vez lo pienso más. Y siempre pienso en que tengo claro que los protocolos no me van mucho. Así que gracias por hacerme ver que puedes disfrutar de una boda preciosa y alegre como ninguna haciendo lo que realmente os gusta y os apetece compartir.
    Un beso 😚

  • Jenifer @MAMÁCondensada
    13 junio 2018

    Que bonita historia, que bonita boda y que bonita tú, sencilla y auténtica. Me encanta cruzarme de forma inesperada con personas así.
    Enhorabuena por una boda tan especial💓

  • Maria
    13 junio 2018

    Que boda tan bonita! Y sobre todo, especial! Con que canción entrasteis al banquete? Me quedé con curiosidad jeje

  • Silvia
    13 junio 2018

    Me encanta eso de no aparentar y de hacer las cosas como nos apetece… a mí me encanta la sencillez… Enhorabuena!!!

  • Regina
    13 junio 2018

    Maravillosa boda Belen!
    Mil gracias porque gracias a ti me he acordado de mi boda! Hemos hecho 2 años hace un par de días y leerte me ha hecho remontar muchos sentimientos y sensaciones!
    Sois una pareja auténtica y genial! Continuad así da gusto encontrar gente como vosotros!