Bye bye Taller!!

taller_lb1
Ayer fue un día un poco triste: vacié mi pequeño taller madrileño y cerré sus puertas para siempre. Quité las estanterías preciosas, los lunares de la pared, la lamparita con el lazo, me llevé como cien tocados, embalé un montón de láminas… Yo sola no, claro, me acompañaba el amore, que se llevó lo peor: cargar y descargar, que yo, ya saben, sigo como una ballena esperando el momento crucial.  
Como ya les avancé, el curso empieza con cambios, y el primero es éste. Lucía Be se centra en el negocio online, ya que por el momento, vivir en medio del campo con un paxarito es un poco difícil. Ha sido un año muy divertido subiendo los cinco pisos hasta la buhardilla taller: con una vecina loca que espiaba cada movimiento, clientas que he podido conocer en persona y ahora son casi como amigas, reuniones con algún empresario famoso (no revelaré nombres, queridos) e incluso alguna que otra juerga.
¡Pero que esto no suene a despedida, amigos! Yo sigo aquí, al otro lado de la pantalla, para embellecer sus cabezas, sus paredes y llenar el mundo de esas cosas “que hacen que la vida sea una fiesta”. Vivimos en el siglo XXI y comprar por Internet es fácil, ahorra un montón de tiempo y además es de lo más cool. Así que les recuerdo los pasos a seguir para adquirir cualquiera de los modelos de www.luciabe.com, ya sea algo a medida, de colección, láminas o un platillo volante. 

Les recuerdo: el tiempo de envío desde que se hace un pedido  de colección hasta que el paquete llega oscila entre una semana y diez días. Los pedidos a medida pueden tardar un poco más, dependiendo del modelo. Las láminas personalizadas, los regalos para invitados, los lazos, las postales… en fin, todo eso es otro cantar. Pero les aseguro que recibir un paquete de Lucía Be es algo que mola.
¿Que quieren ver los modelos en persona? Pues hay tiendas repartidas por España que venden mis cosas, y además, iré organizando showrooms y merendolas para que vean en directo las nuevas y viejas colecciones, se prueben todo lo que quieran y nos conozcamos. Mientras, pueden encontrarme por aquí, en facebook, en twitter, pinterest y les recibiré encantada en mi pueblito bonito. ¡Será por opciones!

♥  Les espero ♥

18 comentarios

  • 3 septiembre 2012

    ¡Qué pena, Lucía! Me han entrado ganas de llorar, porque estaba re-bonito tu estudio.

    Hay que construir nuevas etapas, tú lo has dicho, y esta con Paxarito y muchos paquetitos mágicos va a ser fascinante, seguro.

    Un beso, con mucho cariño.

  • 3 septiembre 2012

    Qué penita!
    Pero bueno, online sigues estan ahí, que es lo importante 🙂

  • 3 septiembre 2012

    No sientas que has dado ni medio paso hacia atrás porque el futuro está en la red, y clientas como la que has dibujado con un ordenador de la perita (jajaja me parto!) lo saben!

    Además me da a mí que la llegada de tu paxarito te va a traer un filón creativo… si organizas algo pot Valencia o Alicante avisa, y si no ya organizaremos esa jornada blogger privada 😛

    Un besito

  • 3 septiembre 2012

    Te va air muy bien en esta nueva etapa,porque te lo mereces,porque eres especial y porque todo tu mundo es mágico!!!!Desde luego que estaré aquí para apoyarte!!

    Un besiño,

    Marta Valdés

  • 3 septiembre 2012

    Yo también terminé de recoger mis cosas este finde. Empiezo etapa nueva, a muchos kilómetros de distancia… pero sólo por un ratito.

    Nada, que "nothing is everything" una vez más. Y en el fondo, acabar algo es necesario para empezar algo nuevo… que seguro va a ser muy G-U-A-Y. Suerte mucha ;))

  • 3 septiembre 2012

    Seguro que la nueva era será mucho mejor.
    La verdad es que hoy esta en declive el pequeño comercio, por ello debemos ayudarnos entre tod@s para minimizar los efectos de esta crisis y apostar por la artesanía en estado puro. Entre ell@s, por supuesto, estas tu.
    Besos.
    http://www.modechictoni.blogspot.com.

  • 3 septiembre 2012

    Sí que te tuvo que dar mucha pena pero todo sea por el paxarito! Además, seguro que sigues vendiendo un montón por internet, y tendrás menos gastos! besos y cuídate!

  • 3 septiembre 2012

    Seguro que es un cambio muy positivo, y que acaba siendo la mejor decisión tomada, mucho ánimo!!

    Muuua!

  • 3 septiembre 2012

    es lo mejor! y lo que se ahorra uno en alquiler! quienes nos movemos por aquí, estamos super habituados a comprar por internet, así que problema ninguno

    un besote!

  • 3 septiembre 2012

    Como tu has dicho,no es una despedida.Yo diría que es un punto y seguido.

  • 4 septiembre 2012

    Doy fe que recibir uno de tus paquetes mola. Es una pena que hayas tenido que dejar el pequeño taller de la capital, sobretodo porque al final no nos hemos conocido, no obstante el paxarito es lo primero y si no lo dejabas te ibas a volver loca.

    Un besito y buena suerte con lo que te queda, que ya debe ser poco.

  • 5 septiembre 2012

    Como dice una canción de Conchita, cuando se cierra una puerta se abre un ventanal…

    Un beso fuerte

  • 5 septiembre 2012

    Como dice una canción de Conchita, cuando se cierra una puerta se abre un ventanal…

    Un beso fuerte

  • 6 septiembre 2012

    Vaya por dios! y yo que pensaba que en Madrid ibas a estar por los siglos de los siglos amén…

    Entiendo que si lo dejas es porque te compensa…y aún así, supongo que bajarás a Madrid de vez en cuando…

    Te mando un montón de besos y me pongo a leer tus novedades embaraciles…

    Ana B.

  • 8 septiembre 2012

    QUé bonito el taller, entiendo que te haya dado mucha pena irte de allí! Pero seguro que es una decisión muy reflexionada y acertada 🙂

    Me gusta mucho leerte! Y tu canotier con rosas negras aún más 🙂

    Un beso

  • Xiscapin
    9 septiembre 2012

    Da penita, pero se te ve muy valiente con los cambios . El taller era precioso. Tienes muy buen gusto, me encanta todo lo que haces! Y eres una inspiración para mi, que ando con proyectos en mi cabeza, pero me falta valor para llevarlos a cabo.
    Mucho ánimo y que paxarito venga como una rosa!!
    PD: no dejes mucho el blog, que te echamos de menos!!

  • Pingback: La boda de mi amiga Ester | Lucia Be