CAMBIA TU FORMA DE MIRAR

El otro día lancé ronda de preguntas en mi Instagram personal (a la sazón, @mrsluciabe, por si a alguien le interesa). Una persona me lanzó la siguiente: ¿Qué le dirías a tu hija de veinte años cuando su novio la ha engañado? Me acordé de aquel verano hace exactamente diez años. Las vacaciones sin estrenar y mi novio de aquel entonces volviendo de Londres.

Por fin juntos. Oh my loving summer yassssss. La que tenía yo montada en mi cabeza. Fue un hola y adiós. Llegó, y tras dos conversaciones, salí corriendo. Literalmente corriendo. Y no miré atrás. Cinco añazos de relación que entonces se me antojaban como una Biblia en verso. Largos. Me pesaban y me dolían. La oscuridad se cierne sobre mí. EL DRAMA. Días antes le había dicho a mi mejor amiga: Mery, no podré estar mucho contigo este mes porque llega el novio. Ahora le llamaba modo urgencia: Mery, sácame de aquí. FUE EL VERANO DE NUESTRA VIDA. 

Vuelvo a la pregunta de instagram: ¿Qué le dirías a tu hija de veinte años cuando su novio la ha engañado? Y me contesté a mí misma:

Le diría que tiene toda la vida por delante. Que dentro de poco se reirá de todo esto. Que el verano es la época PER FEC TA para olvidar. Para vivir.

Acabamos de lanzar una colección de gafas de sol. Y tenía que escribir un post sobre eso. Pero mi cabeza no funciona así. Y me acordé de la pregunta, y de mi exnovio, de uno de los mejores veranos de mi vida junto con mi mejor amiga, de que aquél mismo verano conocí al amore… Puede que no tenga nada que ver con lo de las gafas de sol. O sí.

Porque a veces, solo hace falta cambiar la perspectiva. La forma de mirar.

Audrey Hepburn frente a Tiffany’s sacándose un fuet del bolso, el verano de tu vida aunque sea cero instagrameable, y de pronto… todo se volvió rosa para él (la epifanía de Joyce, a lo pink summer). 

Pensamos que el 1 de agosto era una fecha apropiada para lanzar NUESTRAS PRIMERAS GAFAS DE SOL. Aunque en realidad, confesémoslo, queríamos lanzar a principios de junio. Y nah. Que si los tiempos, los diseños, cambia esto de aquí, madre materna que no llegamos. Pues nada, sacamos gafas casi agosto y a tomar viento tanto drama. Para eso están los plannings, para saltárselos (solo a veces, eh?).

TRES MODELOS. CAT EYE, PINK y HALLEY SUNGLASSES (rosa, you know, no podía faltar). 

 

 

Una colección pequeña pero muy muy cuidada: son lentes polarizadas con 100% protección UVA y UVB 400nm . Hemos contado con un taller de óptica especializado, y están aprobadas por la normativa europea de calidad.

TODA FIESTA PRECISA DE INVITACIÓN.
Y TÚ, ¿ESTÁS EN LA LISTA?



El verano de tu vida, aunque no lo veas -del todo- claro. Remember hace diez años. Y ahora qué. Me pongo las Pink (mis favoritas).

Hey, agosto, te estaba esperando. 

1 comentario

  • Eva
    10 agosto 2019

    Ay Lucia!! Me he emocionado !! Yo te envié la pregunta de esa chica de 20 años. Mi hija. Se lo reenvié a ella y se moría de risa. La camiseta de Lover Mother Loquer la llevo ahora con más orgullo jajajaja
    Muchas gracias, escribiste lo mismo que yo le decía pero claro, no es lo mismo que quien te lo diga no sea tu Mother Loquer.
    Solo decirte que aunque sé que aún le duele, el verano está pintando muy bien, no pierde el tiempo en lloros y la veo disfrutar con sus amig@s.
    Gracias de nuevo, por ser tan cercana.
    Feliz verano !!❤️🌿