Cosas de madre

carrito1
Esta mañana he ido al súper a por pañales, y en esas estaba, cuando me he descubierto extasiada ante la oferta inmensa del pasillo de limpieza. Antes paraba en la zona de bebidas, champús y aperitivos varios. Por este orden. Pero ahora las fragancias al aloe vera bajo la promesa eterna de suelos brillantes me dejan noqueada. Sprays quitamanchas para todos los gustos, bolsas de basura perfumadas, bayetas ecológicas y un nuevo limpiacal que tengo la necesidad imperiosa de comprar.
Sumida en mi sueño de lejías varias, me encuentro con que estoy meneando el carro de la compra y rumiando en bucle ese “ea ea ea” infinito que le canto a Juan para ver si consigo dormirle. En lugar de Juan, esta vez mi carro lo ocupan un par de lechugas, patatas, leche y merluza fresca, que hoy estaba de oferta. 
Ayer hizo dos años que soy madre y cada vez hago más cosas de este tipo. Me encuentro hablando en idioma niño cuando estoy sola, sufriendo cuando paxarito monta en el tren de la bruja por si descarrila, revisando minuciosamente el ticket de la compra de la semana, fregando con éxtasis la cocina o meciendo una merluza. 
Mi duda es, ¿la maternidad otorga unas características especiales que hacen que todas las madres se parezcan? Es que ayer le ordené al amore que se bebiera el zumo porque se acababan las vitaminas, y en fin, tengo miedo…

27 comentarios

  • 16 septiembre 2014

    Y yo que me sigo creyendo lo de las vitaminas…;)
    Besos

  • vinnie
    16 septiembre 2014

    Verdad verdadera… desde que soy madre lo mezo todo….

  • 16 septiembre 2014

    Absolutamente cierto querida Lucía, incluido que le replicas al esposo con el mismo tono que utilizas con los niñ@s

  • 16 septiembre 2014

    Lucía tranquila con J tmabién pasamos lo nuestro…

    Un día me iba de cena con mi marido mientras mi querida madre se quedaba con Juan.
    Nos ibamos cerquita, andandito, sin salir de Godella así volvíamos pronto.
    A mitad de la calle mi marido me miró y me preguntó: ¿ Estás cansada?-
    No, ¿por qué?, respondi.
    No, como veo que te traes el Bugaboo no sé si quieres luego que te traiga paseandote XD
    ¡Un besazo!

  • 16 septiembre 2014

    Jajaja, ¡pues puede ser! Es ingresar en el club de madres y empezar con el corporativismo… jeje.

    Aún no lo sé a ciencia cierta, que estoy en la recta final pero soy primeriza. Ya te contaré cuando me den el carnet y empiece mi metamorfosis.

    ¡Un besote!

  • 16 septiembre 2014

    jajajjaja yo creo que si, se activa algo en el que todas sois parecidas!! en el ultimo dia de la madre le regalé a la mía algo así como el "libro de frases de madre" en el que no podia faltar la tipica conversación de…mamá donde está lo que sea!… a lo que ella contesta SIEMPRE… en su sitiooo!!!

    jaajjaj sois unicas!algún día me pasará a mi?

    Saludos desde Gelolas Vintage

    http://www.modaonlinegelolasvintage.com

  • 16 septiembre 2014

    Ya veo por el post y los comentarios que no soy la única con síndrome de mecedora, bueno…y lo del plátano! soy capaz de enchufárselo al primero que pase por delante…mi niño, la abuela, el padre…

  • 16 septiembre 2014

    ja,ja,ja…yo creo que sí, has entrado en el club de las madres…pero yo que no lo soy, también hago algunas de las cosas que tú haces..ahora ya también he cambiado los pasillos del mercado..ahora frecuento muchos que antes ni veía!

  • Patricia
    16 septiembre 2014

    Pues sí Lucía. Y espera a mezclar nombres. Desde que somos cuatro Valentina pasa a ser Nicolasa; Nicolás, Valentín; y el amore, como tú dices, ni se llama. Jiji!

  • Sara V
    16 septiembre 2014

    Tal cual!!!

  • 16 septiembre 2014

    Lo mejor de este post ha sido reirme en alto mientras lo leía y seguir riéndome en alto con los comentarios de todas vosotras. Yo también tenía miedo, pero ya me he acostumbrado.

  • carola
    16 septiembre 2014

    Me encanta porque escribes lo mismo q pienso y además te ries de los miedos q siento. Por todo ello… Enhorabuena x tu blog y nunca nos dejes

  • 16 septiembre 2014

    Lo mismito me pasa a mi! Me quedo meciendo el carro de la compra mientras leo las etiquetas de los detergentes como si se tratase de un best seller y ni me entero oye. Hasta que viene mi pareja a reírse de mí!

  • Anónimo
    16 septiembre 2014

    ¿Y qué me decís de ese baile de San Vito, echando el peso de un lado de la cadera al otro, en un bucle de danza ritual, como si tuvieses a la criatura en brazos? Lo tenía tan interiorizado como el respirar por lo que cuando iba sin el peque también lo hacía si estaba quieta…debía parecer enferma mental, ja ja.

    Brillante como siempre, Lucía. Ánimo!!!

  • 16 septiembre 2014

    Que los gafes del oficio no pueden disimularse y, supongo, que mucho menos el de madre!!!!!

  • 16 septiembre 2014

    Jajajajaja!! no puedo estar más de acuerdo en que una vez que se es madre tu vida da un cambio tan radical y las mamis pasamos a ser clones.

    Para desestresarte puedes ganar una noche en el Parador de Santiago con desayuno y cena en mi blog :))

    WomanToSantiago

  • 16 septiembre 2014

    Siii… Y era igual… Ahora mi bb tiene 11 y està casi d mi tamaño… Lamento no haber podido disfrutar mas d cuando era mas chiquita… Yo fui madre muy joven y eso es duro, más cuando estàs sola… Ahora a mis 30 creo q si tuviera otro hijo, las cosas fueran diferentes… Besos lu

  • 16 septiembre 2014

    He de decir que no soy madre…pero mía clientes si!!! Y aunque se supone que vienen a ponerse a monas al Gabinete Rosa Mary, o desestresarse con un masaje… Todas acaban hablando de sus pequeños monstruos….que al rato son para comérselos… Alguna mancha por ahí llevan de puré…fruta… O chocolate….y de su bolso siempre cae algún chupete…coche…cucharita blandita… Pero al final….sacan el móvil…y la baba se les cae enseñando la foto del culpable….

  • 16 septiembre 2014

    ay, yo también he salido a hacer recados sola con el carro ¡y sin el niño! en fin…
    creo que en algún momento se nos activa un gen de madre automático que es difícil controlar.

  • 17 septiembre 2014

    Ay Lucía, que yo creo que estas cosas se madre se quedan para siempre… Estaba el otro día en una boda, y llevábamos media hora de cháchara con un amigo arreglando el mundo. Y de repente me dice: "qué pasa, qué quieres ir al baño?" Y es que llevaba todo el rato con el típico meneíto para dormir al bebé en brazos. Menos mal que no me dio por decirle también ea, ea, ea…..

  • 17 septiembre 2014

    Grande. Yo aun no soy madre y disfruto en demasié con las toallitas limpiatodo de Mercadona…ains…

  • 17 septiembre 2014

    Te entiendo perfectamente. Todas hemos mecido alguna vez al carrito de la compra o al carrito vacío. Y todas terminamos diciendo esas "frases de madres" que siempre juramos no pronunciar. Y no sabes como empeora la cosa cuando tienes a una niña pre-adolescente. Hay veces que me pellizco para ver si sigo siendo yo o he mutado en mi madre. ¡Qué horror! Besos.

    http://www.sobrevolandoloscuarenta.com

  • 17 septiembre 2014

    Jajajaja… Y yo sin ser madre soy maruja de nacimiento y sueño con suavizantes XD lo mío tiene que ser malo también! Las madres sois muy graciosas a mi me produce mucha ternura esos gestos… Otros me parce que estáis completamente piradas y poseidas jaja. Ánimo!

  • 17 septiembre 2014

    Yo soy madre hace tres años, mi bichito no lleva ya carro, y el otro dia mecí a la cesta del carrefour, no te digo mas……..miedototal!!

  • 17 septiembre 2014

    Lucia, hija, me vas a matar de la risa ¿como puedes ser tan brillante?

  • Paula
    21 septiembre 2014

    Al hilo de tu post el chiste de mi fin de semana :
    -Me pico una araña y ahora soy spiderman.
    -Pues a mi me mordió mi madre.
    – ¿y?
    – ¡¡¡ME ESTÁS PISANDO LO FREGADO!!!