Delirios de una pringada

chloe-2012-71
¿Qué es lo que convierte a alguien en un pringado? Creo que en mi caso todo empezó por una cuestión de tiempo. Cinco meses más, y en mi DNI hubiera figurado: “nacida en Illes Balears”. Ibiza, concretamente. Pero el 7 de abril mis padres estaban en Ponferrada. Que no digo que sea feo ni nada. Pero me admitirán ustedes que nacer en Ibiza le da a una mucho más caché. Me he rebelado contra los elementos desde entonces, pero qué quieren que les diga, estoy harta de disimular. Así que, señores, lo admito: soy una pringada.
Cuando me hicieron la entrevista en Telva, por ejemplo, me citaron en la calle Vázquez de Mella. No sé si conocen Madrid. Yo no. Sólo les diré que aquello estaba en la línea verde de metro, vamos, a tomar viento. Y si no, búsquenlo en un mapa. Pero oye, ahí que me planté en la periferia con unos tacones bien puestos, mi vestido “color block” (que entonces era lo más) y mi caja de tocados. 
Tras una hora de búsqueda a la deriva, yo me sentía patética y los vecinos del lugar se pensaban que estaba loca: “¿Un hotel aquí? ay nenita, a ti te han tomado el pelo…”. El caso es que no era calle, sino plaza. Plaza Vázquez de Mella. Una palabra, un pequeño desliz de la revista que acabó con mis delirios de grandeza. Llegué a la plaza dos horas tarde, sudorosa y consciente de mi estatus en esta vida: pringada.
O el otro día. Quedé con la casera para que me diera las llaves de mi nuevo pisito, dispuesta a pintar las paredes y convertir la buhardilla en un rincón chic y acogedor. 18.30 en la zona. No conté con mi condición pardi y a la hora exacta llegamos él y yo ataviados como tocaba: de pintores. Camiseta viejuna, vaqueros de adolescencia, pelo mostoso… y hablo por los dos.
Pero la casera no se presentó. Sin mala intención, sin acritud. Una siesta que se prolonga y el móvil en silencio causaron lo inevitable: que él y una servidora nos paseáramos como unos tolais entre gente de bien, tiendas de renombre y mucha modernor. 
O aquella vez en la que no me dejaron entrar en una discoteca porque el segurata decía que mi camiseta era de pijama, o la otra en que choqué las cinco en la mano de mi jefe cuando él sólo levantó la mano para saludar, o cuando confundí a un famoso periodista de moda con el electricista que tenía que arreglar un desaguisado de una fiesta que me tocó organizar… en fin, que podría seguir con historias hasta aburrirles, pero me gustaría preservar cierta dignidad a la finalización de este post.
A donde quiero llegar es que quizás, esa condición gafe intrínseca a mí, es una de las razones de que me guste la moda. De que lea revistas en las que todo es mágico y un tanto irreal. De que siga blogs preciosos en los que todo es perfecto y no hay manchas de aceite ingratas, ni comentarios a deshora, ni looks fallidos. 
From Garance Dore.
Y todos parecen saber la calle exacta donde tienen que estar.

38 comentarios

  • Belén S
    8 septiembre 2011

    Lucía, lo que tu llamas pringada mis amigas y yo lo llamamos "ser una bridget o que te pasen bridgetadas", jajaja pero te digo una cosa, en TELVA estabas estupenda!!!. Me encanta tu trabajo 🙂

  • 8 septiembre 2011

    Lo reconozco… Yo también me declaro pringada, la de cosas que me habrán pasado en mi vida pringadil!!. Pero más pringada, yo te definiría y por las cosas que cuentas, como natural, así, así, eres tú…!! Y eso te convierte en una pringada de lo más!!! besetes.

  • 8 septiembre 2011

    jajajaja, tú también eres como Briget Jones? Has ido ya por Oviedo?
    besoteeeees

  • 8 septiembre 2011

    Jajaja, he pasado un buen rato leyendo tu post 🙂

  • 8 septiembre 2011

    Lucía lo de chocar los cinco con la mano de tu jefe es buenísimo, has pensado en hacer monólogos con tus anécdotas? Serás pringada, según dices porque una pringada de mucho caché que sale en Telva, pero lo mejor que tienes es que te ríes de ti misma. Y hoy en día eso es una gran ventaja

    Besos

  • 8 septiembre 2011

    oiga, que a mi me habian dicho que las pringadas no salian en telva :p

    y algo mas… las pringadas no hacen reir con sus post 🙂

    Aun asi, me quedo con la anecdota del dia de tu boda.

    Besos!!!

  • Iván
    8 septiembre 2011

    Lu! eres lo más, lo que me he reído con esta entrada, sobre todo con lo del jefe que saluda…jajaja. Arriba los pringados, no digo más, Bs!!

  • 8 septiembre 2011

    Me encanta como escribes y nada como ser pringis para triunfar en este mundo , una sola duda cual es el color block?, muchos besos

  • 8 septiembre 2011

    En mi caso, me consuela pensar que ese empanamiento crónico puede ser una señal de genialidad… ¿Sabías que en Madrid hay una localidad llamada Villanueva del Pardillo?

  • 8 septiembre 2011

    Que me lo expliquen.

    Una "pringada" más que bien parecida, que hace monerías con un trozo de rafia dos botones y tres plumas; que lo mismo decora, que pinta, que concede una entrevista para Telva, aunque sea en la Plaza y no en la calle…

    Yo, de mayor, quiero ser
    "pringada".

    Feliz fin de semana y besos.

  • Majo
    8 septiembre 2011

    Jajaja! Y te queremos más por eso!! Recuerdo la noche pijama!!!!! 🙂
    Te echamos de menos!!!!!

  • 8 septiembre 2011

    sí, yo creo igual que tú que en parte por eso me gustan, pero todo es tan bonito de apariencia… el tuyo es precioso, esteticamente me encanta, me chifla como escribes, y mira, gafe 😉 jajaja me has hecho reir un montón, pero no estás sola, q lo sepas

    besos!!

    I♥NY

  • 8 septiembre 2011

    Hola guapa!

    Si tu eres una pringada yo quiero ser pringada. Me lo he padado bomba con tu post, de hecho cuando he leido la C/Vazquez de Mella he pensado, querrá decir la plaza…(pobrecita mía).

    Un besazo y sigue así que me encanta!
    MLu

  • 9 septiembre 2011

    En serio Lucía, es un gustazo leerte…y por muy pringada que seas, ya quisiera yo tener ése arte que tienes tu!
    Por cierto, ayer te "utilicé" en mi blog, espero que no te importe 😉

    un abrazo

  • 9 septiembre 2011

    Jajajajaja.

    Pues ya somos dos pringadas…
    Me ha encantado tu post 🙂
    ¡Eres la bomba!

    ¡Besitos!
    milowcost

  • 9 septiembre 2011

    Me habéis subido mi moral de pringada, podríamos establecer un encuentro de pardis y contar experiencias, sería estimulante!

    Pd: María Elena, enchanté de salir en tu precioso blog 🙂

  • 9 septiembre 2011

    Me ha encantado la entrada de hoy y no veas lo identificada que me he sentido y lo que me he reído. ¿Quién no ha pasado por una situación así en su vida? No hay manos levantadas.

    Muaks.

  • 9 septiembre 2011

    Jajaja lo de Ibiza me ha matado…jajaja, la gente "gafe" es la que más mola, siempre tienen cosas que contar! Bienvenida a Madrid por cierto! 🙂

  • 9 septiembre 2011

    Felicidaes por lo del Telva, en primer lugar y en segundo ¿te has mudado? ¿y eso? ¿es por tu atelier? Eso es que te va muy bien…

  • Paloma Be
    9 septiembre 2011

    No estés triste mojapán. eres una pringada con mucha clase.

  • 9 septiembre 2011

    jajajajaaja!!!.. Lucía, me parto contigo!!.. Si eso es ser pringada, chapeau!!!..

    Un beso!!

  • Chesco
    9 septiembre 2011

    Sencillamente, genial, Lucía. Besos.

  • 10 septiembre 2011

    Jajaja, me has recordado mis meteduras de pata, jajaja, eres genial, auténtica y muy divertida…besitos.

  • 10 septiembre 2011

    Yo diría una pringada con clase y la cabeza bién alta.

    Un saludo

    Nia

  • 10 septiembre 2011

    Hola wapa!!!

    jaja que bueno el post! todos tenemos momentos que es mejor no recordar jaja

    Un besote!!

  • 11 septiembre 2011

    Eres simplemente única Lucía. Hace mucho que sigo tu blog y para mí es sencillamente algo inspirador. Sigue escribiendo así!
    Por cierto, acabo de estrenar mi primer blog de moda, por si te interesa, sería un placer que te pasaras por allí:
    http://ellie-lavieenrouge.blogspot.com
    Un abrazo fuerte!

  • 11 septiembre 2011

    Trnaquila, es un mal muy común. Yo me incluyo…
    No las habré liado…tu tranquila, eso tiene un encanto que ninguna revista jamás podrá transmitir.
    Tú ánimo, que de un malentendido puede salir una oportunidad, y que los mayores descubrimientos han sido por errores o por casualidad…

  • 11 septiembre 2011

    Eso es la sal de la vida,jajajaja Estos momentos "gafes",al cabo de un ratito(no en el momento,claro),se vuelven anécdotas de lo más divertidas y nunca se sabe a donde nos pueden llevar!!!!!
    No sabes lo que te agradezco tus plabras!!
    Un besiño,de "pringada a pringada"!!

  • 11 septiembre 2011

    Ay! que me he reído! ojalá todas las pringadas fueran como tú!! (he dicho "fueran" y no "fuéramos"??) me ha encantando lo de chocar los cinco con tu jefe cuando él levantaba la mano para saludar ¡genial!

  • 12 septiembre 2011

    Lo de perderse por Madrid es lo normal, yo llevo viviendo aquí casi 7 años y todavía no me encuento… Leí la entrevista del Telva, me encantaron los tocados y te busqué, el blog también es precioso. Besos!

  • 13 septiembre 2011

    Lucía jejejeje……………. pues más lejos iría yo por una entrevista con Telva.Genial como siempre.
    Bsos preciosa

  • 14 septiembre 2011

    Solo una palabra: ESPECIAL
    Eso es lo que tu eres y lo que reflejas a tus segidor@s en este blog!
    ¿Y quien no tiene un mal día,oiga?
    Que ser un poco pardillos de vez en cuando, no nos viene mal para devolvernos los pies a la tierra.
    Es lo que comúnmente se llama recibir un guantazo de realidad… (ZAS en toda la boca!)

    Acabo de empezar con un blog de moda:
    http://www.ellie-lavieenrouge.blogspot.com/
    Sería un placer que te pasaras y me comentaras qué te parece!
    Y si me sigues ya… apaga y vámonos!!

    Un besazo enorme de una fiel seguidora que admira tu trabajo!
    … y no es peloteo 🙂

  • 9 octubre 2013

    Aquí otra pardi de la vida, no estás sola Lucía!!!! 😉

  • Pingback: Mi vida Pinterest | Lucia Be

  • Pingback: ¿Bailas? | Lucia Be