EL LUGAR DONDE NACEN NUESTRAS IDEAS

Año y medio lleva Juego de Tronos desde que acabó la séptima temporada a la espera de la siguiente, y nosotras nos despistamos un mes de nada y se nos pone Netflix nerviosito. A ver, que esto de llevar un negocio, dibujar, colarse en fiestas de bien y encima grabar capítulos de la serie del momento es duro. MUY DURO. Menos mal que enero nos ha dejado unos días de asueto y aquí estamos, flamantes de nuevo, con nuevo capítulo en el horno.

Vuelve la serie del momento. Vuelve el culpable de que Netflix y HBO tengan una guerra abierta y sangrienta por los derechos de distribución. Vuelve esa mamarrachada que nos alegra los días. Vuelve esa píldora de sabiduría, realidad y pringuerismo ilustrado. Vuelve El Apartamento Be.

Y hoy será más apartamento que nunca, porque les vamos a enseñar nuestras oficinas por dentro. Permítanme darles la bienvenida a EL BAÑO. Sí, ese lugar fantástico en el que tantas horas pasamos y tanto nos aporta. El gran olvidado de los Home Tour de toda influenser que se precie. Por aquí siempre fuimos más de ir a nuestro ritmo, y hoy empezamos la casa por el tejado el baño.

Lo cierto es que cuando el casero nos enseñó lo que tiempo después serían nuestras oficinas, había un lugar que no me dejaba dormir. Un baño viejuno. Verde. Lúgubre y siniestro. Que se supone que iba a convertirse en nuestro lugar de inspiración (¿dónde creen que se gestan las ideas más brillantes y los posts más leídos?).

Poco se habla de la importancia de sentirse bien en el baño de una. Tienen pestillo y eso implica que es el único espacio en el que puedes dejar todo fuera y tener un ratito para ti. Tiempo de valor. Ser tú misma a solas con el wáter. Licencia para pasar del mundo durante un rato.

Aquí lo tienen, nuestro cuarto capítulo más esperado que la octava temporada de Juego de Tronos. QUE LO DISFRUTEN.

Y no olviden que siempre hay que reservar un lugar, un momento o una excusa para nosotras mismas. Un lugar para dejar que corra el agua y darnos un respiro. Un ratito para ti. Aunque sea en el baño.

¡SEAN FELICES!