Envidia y maletas perfectas

img-1summeressentialschloemalle_1828296389721
Una de las cosas que ha traído Internet es la envidia. La envidia cochina. Eso de ver cómo tu mejor amiga pasea palmito por las calas de Menorca mientras una servidora se devana los sesos ante la pantalla del ordenador no tiene ni pizca de gracia. Ninguna. Los perfiles de facebook se van actualizando y quien no posa en una cala recóndita con un sombrero panamá, lo hace en el barco de turno o en un lugar soleado, way farer mediante.
Mi amiga Pili me dice que no me lo crea. “Todo es mentira, en realidad están en la Malvarrosa, rodeadas de macarras insolentes y abuelas socarradas”, me consuela. El problema es que ella está opositando y pecamos las dos de lo mismo: envidia cochina que nos corroe las venas.
Algún día no muy lejano, Lucía Be se irá de vacaciones. Y ando planeando unos viajes de órdago: que si Cerdeña, que si Jutlandia, que si la isla Ons… “Luci, que este mes no estás vendiendo ná, y así no llegamos ni al pueblo de tu prima”, me recrimina él. 
Pero yo, ni caso. De hecho estoy pensando en mi maleta: trajes de baño, vestidos preciosos que me tengo que comprar, camisetas de algodón, pantalones cortos… Lo cierto es que nunca he sido un hacha a la hora de hacer equipajes, ¡y mira que estoy curtida! Pero no, no aprendo (elegancia en vertical, apelo a su ayuda).
Todo empezó cuando, a los doce años, me iba yo de campamento y metí en la maleta hasta mi oso de peluche. Estaba tan llena que reventó, y desde entonces me persigue la maldición en cada viaje. Vestidos inservibles, planchas de pelo, demasiada ropa o al revés… Soy un caso perdido.
Por eso no he podido evitar sentir eso, envidia, cuando he visto esas maletas perfectas de gente cool que se va de vacaciones que muestran en Vogue USA. Al loro:
Chloe Malle, editora de Vogue social, pasa sus vacaciones en Los Hamptons, donde se reúne la florinata de la sociedad neoyorkina. Allá se lleva sus Repetto color sandía, su bikini african print by Roberta Freyman, su billetera de Comme des Garçons y unos prismáticos para espiar a sus vecinos que están como un queso (esto no lo dice, pero lo sé yo).
Hannah Bronfman, dj y diseñadora, se va a Los Ángeles con una toalla con su nombre bordado. Lo que realmente me da envidia no es eso (se lo puedo encargar a la costurera del pueblo), sino el bikini vintage de Pucci, las gafas de sol y el Chanel que va a enfundar en su maleta. Por cierto… ¿y ese ladrillo-teléfono?
Filipa Fino (gran nombre), editora de Vogue Accesorios USA, se marcha a Southampton, quintaesencia de lo refinado vacacional en Nueva York. Dice que nunca abandona la ciudad sin sus mocasines de Tod’s para conducir y sus polos Lacoste. En su maleta Celine intentará meter sus trastitos, a saber: gafas Derek Lam, cuñas Celine y clutch de Prada.
Valerie Boster, editora de Vogue suplementos USA, se irá también a Montauk (en su rápido Mini Cooper, matiza). Y allá que se va con su tabla, sus cascos de Roxy y sus cuñas de Balenciaga. Ahí es nada!
La fotógrafa Claiborne Swanson se las pira al Valle de Napa, Calofornia, conocido por sus vinos y buena vida. Allá se lleva su sombrero, sus botas Rag & Bone, las gafas de sol (way farer!!) y la biografía de Keith Richards.
Emily Weiss, editora de intothegloss.com, se va a las islas turcas con esta camisa de seda azul, bailarinas de Chloe y un set de labiales, pintauñas y autobronceadores.
Yo, hasta nueva orden, aquí me quedo. Piscina municipal, ordenador, y muuucho trabajo por delante. ¡Alguien tiene que levantar España!
PD: Condé Nast Traveller invita a que mandemos una foto del interior de nuestras maletas, ¡hay un finde en Barcelona en juego! A mí no me dan nada a cambio, pero es una buena idea. Y con las fotos que manden… ¡a ver si aprendo! PARA PARTICIPAR CLICK AQUÍ

21 comentarios

  • 4 agosto 2011

    tu conclusión es muy sabia: alguien tiene que levantar el país… ( y tb que ¡ quien ríe el último ríe mejor ! jejeje 😉

  • 4 agosto 2011

    Lucía. Siempre cuando vuelvo de mis viajes pienso lo mismo: Cuando me voy consigo cerrarla en un plis, y cuando vuelvo, se me pone la cara tomatera del esfuerzo para unir un lado con el otro…La llenamos de cosas inservibles y volvemos con unas cuantas más… Acuérdate de dar de comer lechuga a los osos de peluche, que luego se hacen fuertes y revientan maletas. ;)))Pronto llegarán tus merecidas vacaciones a esos lugares tan espectaculares que nombras. Besos.

  • 4 agosto 2011

    Bueno, lo de la biografía de Richards entre ropa carísima le pone un punto rock-glam interesante… Voyeurismo de viaje.

    Estupenda entrada,

    xxx

  • 4 agosto 2011

    Me encanta como escribes, Lucía. Intentaré hacer la foto si consigo ir de vacaciones… creo que no se me dan mal lo de las maletas, el problema es que llevo siempre de mas.

    Besos

  • 5 agosto 2011

    Me encantan las maletas, sisis, pero son más falsas que un duro de 10 pesetas(que vieja me siento diciendo eso)
    Un beso,
    Mlu

  • 5 agosto 2011

    Me encantará que España se levante a golpe de tocados de Lucia Be!

    Besos!!!

  • 5 agosto 2011

    Tengo un amigo cocinero que me dijo una vez, que las 3 cosas que se llevaría él a una isla desierta son; el desayuno, la comida y la cena, ya ves!! maleta??? y eso que es???
    Besitos

  • 5 agosto 2011

    Me encanta tu blog.
    Y que las fotos no te engañen: las del Vogue veranean en la piscina municipal o en la de la comunidad de vecinos.
    Con lo difícil que se ha puesto vender revistas y captar publicidad, y con lo vacías que llevan las maletas no puede ir a otro sitio..

  • 5 agosto 2011

    Lucía!!! el link a la isla de Ons!!! te mato! la foto que has enlazado es la de las Islas CIes que veo, por cierto, todos los días a lo lejos cuando voy a trabajar porque yo también soy de las que levanta España en agosto, claro que cuando el sol lo permite puedo pasearme por esa playa.
    Y en cuanto a la envidia en agosto todo el mundo se va de vacaciones así que te aseguro que generas una mayor cuando te vas de vacaciones cualquier otro mes del año.
    De las fotos en el "caralibro" no comment pero 100% con tu amiga Pili y en cuento a las maletas, como se nota que ninguna de las propietarias de esos "kilts" viaja en ryanair 😉
    A disfrutar el finde!

  • 6 agosto 2011

    Totalmente de cauerdo con Alicia. Siempre es mejor coger vaciones en septiembre o después;)

    Yo no tuve "experiencia traumática" semejante a los 12 años, pero porque la maleta me la hacía todavía mi mamá:)

    Las maletas de las estilistas y demás ¿afortunadas? son muy bonitas para hacer una foto, pero, ¿aparte de un biquini y dos pares de zapatos a la vez, que no sirven para ir a la playa, ¿se ponen algo más?

    Gracias por la mención. Ayudo a hacer la maleta adecuada a quien me lo solicite: en persona u on line. Es parte de mi trabajo:

    eleganciaenvertical@gmail.com

    Besos.

  • 6 agosto 2011

    Por cierto, ¿las niñas de Filipa Fino van en la maleta? Por si se le olvidan entre tanto cosmético y tan poca ropa… 🙂

  • 6 agosto 2011

    Me parto con tus maletas!!!

    Yo reconozco que despues de miles de años haciendo y deshaciendo maletas "creo" que he aprendido a llevar lo basico e imprescindible, eso si, ni rastro de las "maletasVogue" en mi maleta… a lo sumo las wayfarer 😉

    Y lo de las vacaciones de Agosto…. yo tambien soy de las que prefiere otra epoca del año, me agobian las aglomeraciones, que me griten los de al lado en la playa, hacer colas en el super, dar mil vueltas para aparcar… llamame asocial, pero se disfrutan mas las vacaciones en otros meses.

    Por cierto, Gracias por levantar el pais :p

    Besosss

  • 6 agosto 2011

    Hola Lucia.

    Desde ayer que leí tu comentario en mi blog, me he estado leyendo el tuyo a ratos, hasta que ahora mismo le he terminado.
    Decirte que es uno de los blogs con los que me he topado que más me ha enganchado y más identificada me siento: desde tus reflexiones de rebajas, los temas decoración, hasta tu entrada sobre los blogs.
    Creo que desde esta bitácora en la que mezclas historias, ilustraciones, reflexiones y tus tocados consigues llegar muy bien a la gente, ya que no sólo expones lo que haces si no toda tu.
    Es un blog ameno, divertido y con una estética personal.

    Felicidades.

    Fan tuya desde ya.

    Un beso

  • 8 agosto 2011

    si te sirve de consuelo yo he perdido el dinero de mis vacaciones y mis vacaciones, que es casi peor que no ver vacaciones a la vista 🙁

    y las maletas… bueno, viendo los sitios a los q van deduzco q el resto lo compraran todo en destino, pq vaya, con la de fiestas cool q iran no tienen con el bikini

    vaya no conocía tu blog, pero me gusta como escribes 🙂

    besos!!

    I♥NY

  • 9 agosto 2011

    Las maletas y yo no nos llevamos bien, intento planificar y hacerlas con tiempo pero misteriosamnete termino haciendolas horas antes del vuelo con caos que ello supone. Me estresan mucho, mucho. No se me dan bien. (en la de este fin de semana para NY, para tres dias meti 5 pares de zapatos)

    De las envidias vacacionales que te voy a contar, aqui no ha habido verano hasta hace unos dias, y mi escapada a Espana no es hasta Septiembre asi que se de lo que hablas, mato por una cala del mediterraneo, asi de mal lo llevo ;))

  • 11 agosto 2011

    Los tacones se los pondrán en la playa? Uuuy, no lo veo 😉
    Yo con mi Samsonite (pronúncialo como se escribe y verás qué bien queda) me apaño fenomenal, no me dan ninguna envidia (ja-ja).

    Un besito!

  • Pingback: Disculpas | Lucia Be