Estilo y belleza para madres estresadas

Mi prima es casi mi hermana. Nació un año antes que yo, somos rubias desde la más tierna infancia (ahora un poco de bote) y hemos llegado a rebobinar y darle al play cuarenta veces en la canción Let’s get together de Tú a Boston y yo a California (play para visitar a su yo de niña en 3, 2, 1…).

Hemos compartido adolescencia, pelo bufado (el mío con algo más de volumen), noches de fiesta, cervezas, Reyes Magos… y ahora compartimos tres churumbeles cada una y una vida de mamatónomas que nos hace estar -a veces y solo a veces- al borde de un ataque de nervios. Yo al mando de este sarao que ya ustedes conocen y ella con Pompón de plata, joyería para madres reales que fundó hace un par de años.

Vivimos lejos, por eso cuando nos juntamos es todo muy intensito. Y además de tratar sesudos temas de investigación (ella es farmacéutica), la situación geopolítica y la educación moral de nuestros retoños, pues nos da por hablar de cómo carajo mantener el rubio de bote y que parezca natural, el mejor sitio donde hacen la keratina, dónde te has comprado esa camisa la quiero en mi vida rait nao o el placer inconmensurable de ducharse sola. SO-LA. Mmmmmmmm…

En la última, estas Navidades, cogimos el móvil y nos pusimos a grabar metraje. Las dos de cháchara en la cocina de casa padres: gotelé, kilos de Suchard encima y risas de las que te echas con una prima a la que conoces desde siempre.

No pretendemos cambiar el mundo pero sí abrazar a todas las madres del universo, decirles que sus ojeras son las nuestras, que no pasa nada, que lo de hacer las necesidades en silencio llegará… y compartir esos trucos de la vida que, al menos a nosotras, nos han hecho la vida más fácil.

¡DENTRO VÍDEO!

Así a modo resumen: la maternidad, en general, implica poco tiempo para una misma, sueño limitado y emplear las horas escasas que rascamos en trabajar cual posesas. Así que para no parecer Tutankamón:

  • Contorno de ojos y mucha hidratación para intentar paliar el desastre.
  • Labios rojos para disimular ojeras, potenciar sonrisa y que parezcas salida de un anuncio de dentífrico blanqueador. Recuerden que Ana Albiol nos enseñó a pintarnos el rojo perfecto hace tiempo (click aquí!).
  • Maquillaje megaultrarrápido en cinco minutos, aquí
  • Gafas de selebrity. Yo no era muy amiga de ellas hasta que descubrí su poder de elevar la cara a la categoría del star system. Busquen en galerías de egobloggers y hagan la prueba: todas con gafas fijo.
  • Toallitas desmaquillantes en el cajón de la mesita de noche. No es lo ideal, pero sí para esos días de reventón en los que llega una a la cama rimmel pegado y muerta matá. Deslizamos mano, cogemos toallita, quitamos todo y a dormir (ya otro día limpieza facial y esas cosas).
  • Pintar las uñas y después lavarse el pelo. Es un truco de una chica súperestilosa que conocí en una grabación (Zelai, ya tú sabes). Perfecto para cuando una se sale por todos lados: lavamos el pelo y todos los restos de esmalte eliminados. Resultados de centro de belleza, ¡palabra!
  • Al ser madre redescubrí la importancia del pelazo, pero lo necesito listo en cinco minutos y bajando. Aquí les hablé de mis descubrimientos Keratina y otros trucos para mantener el pelo a raya (no he hecho avances en este sentido, si ustedes sí, sean tan amables de abrirnos los ojos en los comentarios). Muchas me dicen que asuma la naturaleza de mi pelo y que me acepte y… pero no, soy una mala mujer que no quiere pelo bufado seta champiñón en su vida. So sorry.
  • En cuanto a estilo: empleen tiempo en conocer su cuerpo, ámenlo por siempre y potencien lo bueno. La maternidad implica cambios de carne y talla por todos lados, así que hice mía la frase de Anatxu chic: no es la talla que usas, es cómo la usas.
  • Aligeren armario que cuanto más niño menos espacio, tres looks GLORIOSOS y a correr. Total, no hay tiempo para embobarse frente al armario rollo notengonadaqueponerme, así que mejor poco pero a la vista y MUUUUUY fetén. Lorzas? seh, ¿pero han visto mi vestido?
  • ¿Ducharse cuando una está sola con todos? No hacemos milagros, ¡lo siento!

 

 

¡FELIZ LUNES!

4 comentarios

  • 29 enero 2018

    Eres la mejor, Lucía. Sin duda. Y sí, hay cosas más importantes que el culamen jajajaja.

  • Maria
    30 enero 2018

    HOLA LUCIA, EMBARAZADA DE 5 MESES, TRABAJO HASTA LAS NUBES, HORMONAS A MILLONES Y ENCIMA CON EXAMENS DE UNA CARRERA INFINITA QUE HAGO PORQUE ME GUSTA ME HA VENIDO A LA CABEZA LA FRASE DE TU PADRE: VINISTE A SER FELIZ NO TE DISTRAIGAS!!! La tendrias pq poner en la web para comprar! Me la pondria en mi despacho q pronto ocupara mi pollito🐣

  • Celia
    30 enero 2018

    Síí!! Esa frase de tu padre es genial! Yo también pienso que la deberías poner en la tienda 🙂
    Me ha encantado leer tu post. Un gran consuelo para mí… también tengo tres peques y las ojeras ya parece que las tengo tatuadas🤦
    Ánimo para todas 😅

  • Sara
    1 febrero 2018

    Lucia! Me encantan tus vídeos, todo verdades verdaderas.
    Me siento hiperidentificada con el tema pelo, el mío también es bufado (Valencia, humedad=estropajo) y mi madre SIEMPRE me dice, “pero con lo guapa que estás con tu onda natural, para que tanta plancha?” Y mi cara de, esta mujer me odia? El día que no me da la vida para planchármelo y me ve “ que guapa estás hoy hija, no se porque no t lo dejas así siempre” y yo me veo cuál “ cheperudeta” pero con ojeras.
    Hace un par de años me hice la taninoplastia y va genial en cuanto al encrespado y alisado, has probado? Para mi el problema es que tengo el pelo graso y me duraba aún menos tiempo limpio, ( raíces grasas, pelo bufado, el colmo vamos!) eso si, da menos pereza lavarlo porque en un periquete está lisito.
    He ahí mi aportación, TANINOPLASTIA, más efectivo que la Keratina, más natural pero más caro.
    Besooooos!!