Historias de San Valentín

donamedula_BLOG1
Hoy la cosa va de amor en mayúsculas, que para algo es San Valentín, ese día chungo en el que El Corte Inglés se pone las botas y que este año he decidido celebrar porque el amore se ha puesto sensible. Al tema: esto no va de velitas ni cenas románticas y vida en pareja. Va de hospitales y cosas que a mí siempre me han dado mucho terror. Supongo que, aunque me pase el día quejándome, siempre he disfrutado de una vida regalada, y cuando me ha tocado ir a ver a alguien que está enfermo, me ha dado mucho, pero que mucho bajón.
Así que cuando me escribió Carola, de La silla turquesa, para contarme su historia, no me encajaban las piezas. Les pongo en antecedentes: Carola tiene un niño, el Duende, al que después de muchas pruebas le detectan una enfermedad bastante grave. Necesita un trasplante de médula y su vida se convierte en un danzar por hospitales y un botiquín inmenso de jarabes bastante asquerosos. Como el común de los mortales, se pone a buscar información en internet y lo que encuentra es un porrón de blogs tan tristosos que la pobre sólo tiene ganas de llorar cuando los lee. 
Y entonces, ¡click! Decide abrir un blog para ponerle humor al tema, explicar las cosas con naturalidad, para servir de ayuda a los que van a pasar por lo mismo que ellos, o concienciar un poco a aquellos que, como yo, no tenemos ni pajolera idea del tema. 
A mi me pasa cualquier cosa y lo convierto en un dramón de sobremesa basado en hechos reales, pero Carola no. Su blog se parece más a un cómic divertido con super héroes y grandes dosis de vitalidad. Y si no, al loro: “nuestra habitación del hospital es diminuta pero no nos importa porque vamos cargados de amor y buen rollito comprimido para que quepa bien”.
Lo que he aprendido después de varias semanas leyéndome sus posts a conciencia:
♥   Hay muchas personas, sobre todo niños, que dependen de un trasplante de médula para poder vivir.
♥ El trasplante de médula es posible gracias a personas que se ofrecen voluntarias para donar médula
♥ Esas personas tienen que tener entre 18 y 55 años y estar sanas
♥ Hay que ir al centro de salud, rellenar un formulario… y esperar a que llamen
♥ Hay dos maneras de donar médula ósea: con anestesia general o epidural, o con una nueva técnica similar a cuando nos sacan sangre. 

Y después de eso, LA VIDA. Yo sólo con leer lo que escribe
Carola después del trasplante a su Duende, me dan ganas de salir corriendo a
que me pinchen donde sea: 
“Qué maravilloso es saber que un super héroe le ha dado
a nuestro Duende una parte de su poder, de su fuerza, de su vida para hacer que
él también la tenga. Es tan… asombroso. Tan increíble y fabuloso. Estoy que
no quepo en mi de gozo. Estoy llena de gratitud y ternura. Creo que me he
convertido en osito de peluche. 
Si tuviera a esa persona cerca le daría un abrazo de por lo
menos veinticuatro horas y aun me parecería poco. ¡Gracias gracias gracias y
mil veces gracias! Una hora y media ha tardado la médula en entrar en el
cuerpecito del Duende. Una hora y media en la que él ha estado divinamente
viendo Caillou y hablando sin parar”.
La ilustración se la hice a Carola para su post de hoy, y cuando la
vio, me dijo: “así es como yo recuerdo el hospital, me parece genial que
los peques salgan bailando y pasándoselo bien”. Supongo que tenemos que
cambiar muchos prejuicios, porque cuando la hice, me pasé el tiempo llorando.
Qué bueno saber que muchos lagrimones se curan con superhéroes que donan. Si quieren saber más: corran a su blog. Además, a cambio de leer un poquito e informarse sobre la Donación de médula, pueden participar en un sorteo fabuloso.
♥    Y disfruten de un feliz San Valentín ♥

19 comentarios

  • 14 febrero 2014

    Gracias Lu por descubrirme un blog y una persona tan bonita como Carola!! Estoy aprendiendo un montón de cosas leyéndola… blogs así son tesoros. San Valentín así si que me gusta 🙂

  • 14 febrero 2014

    Me ha encantado conocer este blog del que nos hablas, y es que cuando se trata de los hijos, sacamos fuerzas de donde no las hay, con buena cara y con mucho humor-amor por que no hay alternativa, hay que ser fuertes y positivas, que bonito ejemplo el de Carola y su hijo. Su.
    http://trendypastel.blogspot.com.es/

  • 14 febrero 2014

    Carol es una persona increible, la fuerza que transmite en su blog es alucinante, pero en persona… madre mia en persona, además es de las personas más divertidas que he conocido, el duende tiene mucha suerte de tenerla como madre.
    La ilustración es una pasada Lu, una pasada.
    BEsos

  • 14 febrero 2014

    Muchas gracias Lucía por enseñarnos este blog, preciosa ilustración, de verdad que me ha encantado!

  • 14 febrero 2014

    Genial post, igual que la ilustración. Yo me hice donante de médula en junio del año pasado y todavía no se ha cerrado todo el proceso, estoy a la espera de que me llamen, pero muy feliz por haber contribuido a esta gran causa y deseando donar mi médula a alguien. Un beso a todos!

  • 14 febrero 2014

    Lucía, yo lloro contigo, me he emocionado muchísimo. He tenido la misma suerte en la vida que tú: lo máximo que me ha pasado ha sido un esguince en el tobillo ( por pasar por donde no debía, ejem ). Enhorabuena a Carola por su blog, por el buen transcurso del trasplante de su duende y por su manera tan positiva de ver la vida.

    Gracias a ti también por estos ratos! Besos!

  • María José
    14 febrero 2014

    Soy donante de sangre y de médula,porque nada más pensar que con un simple "pinchacito" estas dando vida…eso no tiene precio.Animo a todo el mundo a que lo haga y regalemos vida.
    A quien le daba yo un abrazo de 24 horas es a ti Lucía,eres muy grande!
    Gracias por alegrar mi verbena
    María José

  • 14 febrero 2014

    Gracias por haber compartido este blog. Estoy impresionada y muy emocionada. Gracias gracias y gracias porque saber que hay personas que afrontan la vida de esta manera, son pura inspiración para el resto.

  • 14 febrero 2014

    Qué emocionante, Lucía, qué historias hay y que gente tan fuerte!

  • 16 febrero 2014

    Admirable la gente como Carola que se sabe ver incluso las situaciones más difícil y desesperantes desde una óptica positiva.
    Y que razón tienes, la mayoría tenemos una vida "regalada" que no valoramos en su justa medida. Yo soy otra "llorona"

  • 16 febrero 2014

    Leyendo el post de "Mamá…" dije "Voy a visitar a esta chica tan maja!" Y cuando estaba dispuesta a leer sobre sombreros y otras linduras, me encuentro esta belleza de post. Me has emocionado, puñetera! Ya tienes otra seguidora. Un abrazo

  • Anónimo
    16 febrero 2014

    Hola Lucia:
    he sabido de ti por una compañera, me ha encantado tu dibujo de dona médula.Trabajo en una unidad pediátrica de trasplantes y te quería pedir permiso para imprimirlo y ponerlo como póster, es una unidad nueva y muy sosa todavía.
    Además me encantaría que me permitieras utilizarlo en alguna presentación oral .
    Gracias de nuevo.

  • 16 febrero 2014

    Anónimo, puedes escribirme a lucia@luciabe.com, te lo puedo pasar en alta resolución para que lo imprimas bien y lo utilices como quieras, te parece? Un abrazote!!

  • 16 febrero 2014

    Historias como las de Carola y su duende hay que difundirlas para que la gente se conciencie.
    Un besote, guapa!
    Marialu

  • 22 febrero 2014

    Un historia preciosa de las que amo me gustan con final feliz. Yo trabajo con muchos niños con necesidades especiales y muchos pasan demasiado tiempo en hospitales y con tratamientos diferentes. Con un poco de todos historia s como la de Duende se covierten en meros malos sueños.

  • 28 febrero 2014

    Si tu post ha servido para que alguien se haga donante, ha valido la pena.Gracias por descubrirnos a esta madre tan luchadora y valiente.
    Yo me hice donante de médula hace más de un año,después de que a la madre de una amiga le descubrieran una leucemia.Sólo espero que algún día me llamen.

  • Pingback: subir al Everest con tacones | Lucia Be