I said noooooo no no

tumblr_m9zncggqnk1qd50mio1_50011
Yo antes era feliz con mi patato móvil, sin contestar el teléfono, sin wifi ni 3G ni milongas varias. Pero ocurrió que me llama un teleoperador y yo que me dejo llevar por su acento latino y dulces palabras: “le regalamos un I phone señora”. No me quedé con las cláusulas esclavas de permanencia ni con lo que me iba a subir la factura de teléfono. A mí llámame para regalarme algo y te doy hasta el pin secreto si hace falta. 
Desde la llegada de ese elemento a mi vida, todo ha cambiado hasta tal punto que el otro día me encontré sentada en el water a las cinco de la mañana consultando en el teléfono de marras las actualizaciones de instagram. Luchi, querida, tienes un problema.
Todo empezó de forma sutil, pero me fueron ganando terreno. Caí en las redes del whatsapp y los grupos que fríen a mensajes diarios que lo único que hacen es ocupar espacio en el disco duro, fui de las primeras en abrirme una cuenta en instagram cuando sólo éramos cuatro gatos y mis fotos chungas como sumo alcanzaban los dos likes, un día me bajé Pinterest, y otro facebook, y así, poco a poco, mi móvil se convirtió en un pequeño ordenador lleno de perversiones. 
Yo misma, que he renegado de los emoticonos durante toda mi vida, me descubro ahora como una obsesa apretando el icono de la caquita feliz, el gatete furibundo o las caras que ríen. Veo una película mientras ojeo el perfil de instagram de Garance Dore, Me, myself and my kitchen, Gala González y un porrón de perfiles bonitísimos que me generan una ansiedad tremenda por lo rancia que parece mi existencia a su lado. Actualizo mi página de facebook por si se me ha colado algún comentario sin contestar. Y si me pasa algo así como importante o estoy en un lugar bonito, lo posteo en todas mis redes para que todos sepan que mi vida es tan bonitísima como la de los demás.
Leí hace tiempo que facebook nos hacía ser peores personas. Y quizás todo esto se nos ha ido un poco de madre, al menos en mi caso. Porque como decía mi querida Belén en Follow your own star (site que les recomiendo vivamente) “ya no quedan fotos de perfil feas y a este paso equivocarse o no conseguir lo que uno se propone va a resultar extrañísimo”.
“Terapia, nena, eso es lo que tú necesitas”, me dice el amore continuamente. Y quizás tiene razón, así que he decidido ganarle la partida al aparatejo éste y de momento he desconectado el 3G y a las ocho de la tarde apago el wifi. Baño a paxarito sin estar pendiente del pío pío incesante del móvil, me voy a la cama y cojo el libro que llevaba queriendo empezar desde hace un mes, o me tumbo en el sofá con el amore sin tentaciones ajenas de por medio. Llevo un día, y aunque admito que tengo un poco de síndrome de abstinencia, las cosas van bastante bien. Yo controlo, vamos.
Aunque si les soy sincera, me veo como Lindsay Lohan, encendiendo el wifi a escondidas a las tres de la madrugada para instagramear cualquier foto bonica que tengo guardada en el móvil no vaya a pensar la gente que me he muerto. O consultando el whatsapp a ver si se ha parado el mundo. Mandándome un emoticono para comprobar que existo. Total, nadie me va a escribir un mensaje…
Y ustedes, ¿cómo llevan lo del móvil?
Pd. Ya que estamos de terapia, les aviso: la web estará en off hasta mañana, la estamos cambiando por una más bonita y práctica.  Pueden seguir haciendo sus pedidos como antaño, en lucia@luciabe.com (a no ser que quieran llamarme al fijo).

29 comentarios

  • 17 diciembre 2013

    Pues yo soy de ir a ratos, a ratos pegada a ratos no tengo ni la más remota idea de dónde está. Depende la tarea que me ocupe, mientras que los findes lo tengo más lejos entre semana no me separo de él. Es un amor odio XD

  • 17 diciembre 2013

    jajajajajaja lo que me he podido reir, es que , es que …¿te refieres a mi? jajajajaja yo tambien estoy haciendo cura, podemos hacer grupos de terapia y hablarnos a los ojos jajajaja Un abrazote, gracias por las risas 🙂

  • 17 diciembre 2013

    Yo cada vez lo llevo mejor. Hubo una época en que estuve muy mal con el Twitter, yonqui total. Pero ahora ya se me pasó un poco y me doy más margen. El móvil siempre lo llevo en silencio, por suerte a veces se me olvida llevarlo conmigo y por no levantarme del sofá… pues hago terapia 😉

    Eso sí, en cuanto abro un ojo ya estoy repasando todo a las mañanas… como si me hubiera perdido algo mientras dormía.

    Besos!!

  • 17 diciembre 2013

    En algunos aspectos me siento identificada…pero tanto como para una rehab, no lo creo! Aunque, todo se andará..
    Me encanta la definición que haces del aparatito en cuestión: "pequeño ordenador lleno de perversiones". Me encanta.
    Un saludo y que pases buena tarde!
    http://lachicadelquinto.wordpress.com/

  • 17 diciembre 2013

    uy es que menudo peligro es, yo cuando estoy con otras personas lo ignoro, que eso de estar tomando algo con las amigas y todas con el móvil sin hacer caso al resto como que no…
    me estoy quitando, pero si que cuesta!

  • 17 diciembre 2013

    Anoche viendo a Sira me dí cuenta en que no pasan 15 min sin que no mire fb o twitter cuando estoy viendo una peli o serie. Muchas veces no quiero cogerlo pero parece que tenga un imán y al final acaba en la mano. Tarde o temprano vamos a tener que hacer como tu!

  • Paula Martínez
    17 diciembre 2013

    Pues un mensajín se te escapó en la página de face, porque te escribí hace semanas y na de na… 🙁

  • 17 diciembre 2013

    Precisamente la otra noche lo hablaba con mi señor marido… me comentaba con un poquito de sorna que hacía ya tiempo que yo no me quejaba del twitter y de estar todo el rato enganchado al movil porque ahora era yo la que no paraba con tanta red social, tanto mail y demás… me sentí un poco yonki del internet y me he hecho la promesa de frenar un poco el tema pero de momento no acabo de ponerme… esto es como la dieta… después de navidades ,no¿? Un beso!

  • 17 diciembre 2013

    Q buen post Lucía! Sigue así!!! Venceremos a internet y a las redes sociales! #nosotraspodemos 😉

  • 17 diciembre 2013

    Jajajaja me encantó ese dibujo final. Me veo súper representada 😉 yo lo reconozco, soy adicta al móvil. Mi amorcito me lo ha dicho muchas veces y yo no he querido reconocerlo 🙁 me chifla mirar instagram, Facebook, bloglovin… Voy a hacer lo que dices tu, adios 3g y WiFi a partir de las 8 para disfrutar de mi bombón y mi amorcito. Eres genial Lu, muaaaa

  • Belen (fotosbse)
    17 diciembre 2013

    A mi tb me pasa! Aunque yo sólo estoy enganchada a Instagram… nada de Fb ni Twitter en el móvil… aunque lo de las fotos es un peligro…. Aunque para una cosa que miro de momento ¡nada de terapia!

  • 17 diciembre 2013

    Hola Lucía, tus publicaciones me encantan!
    Tienes una forma de escribir con la que transmites un montón!
    La verdad es que es una buena manera de controlar la adición global que tenemos con el móvil… así que,no prometo nada, pero al menos voy a intentarlo.
    Un beso
    glendaestilista.blogspot.com.es

  • 17 diciembre 2013

    Hola, antes que nada, decirte que me encanta tu blog. Justo estaba pensando en escribir un post como el tuyo, pero la verdad es que lo presentas con una gracia que me encanta! Vamos, no lo hubiera expuesto tan bien ni mucho menos. Y contestando a tu pregunta, pues decirte que lo llevo regulín regulan…. también soy de las que me levanto por la noche y me pongo a cotillear el móvil…

  • 17 diciembre 2013

    Hola, antes que nada, decirte que me encanta tu blog. Justo estaba pensando en escribir un post como el tuyo, pero la verdad es que lo presentas con una gracia que me encanta! Vamos, no lo hubiera expuesto tan bien ni mucho menos. Y contestando a tu pregunta, pues decirte que lo llevo regulín regulan…. también soy de las que me levanto por la noche y me pongo a cotillear el móvil…

  • 17 diciembre 2013

    Hola Lucia, no suelo dejar comentarios en los blogs pero esta vez no podía dejarlo pasar, después de una semana como el emoticono feliz que nombras en el post, me he sentado a cenar a las 22.45 delante de una tortilla de patata rancia de bolsa y se me han saltado las lágrimas de tanto reírme. Que total el " me voy de rehab". Un saludo

  • 17 diciembre 2013

    Adicta 100% me declaro! No puedo vivir más de 10 minutos sin mirar el móvil porque claro…no vaya a ser que me pierda algo 😉

  • 17 diciembre 2013

    Jajaja, no estaría mal apagar las redes durante unas horas al día.

  • 17 diciembre 2013

    #yoconfieso que tb estoy enganchada…

    En casa, tenemos la norma general que cuando nos senatamos a la mesa a comer/cenar el móbil se queda fuera! Y oye, menudo placer!

    Bss**

    [ART&LIFE]

  • 17 diciembre 2013

    Qué gran post Lucía! Me siento un poco identificada 😉 , y he tomado conciencia de la situación muchas veces, pero me tengo que aplicar más el cuento.

    Deseando ver la nueva web!

    Besoss
    Noe

  • 18 diciembre 2013

    Lucía me pasa exactamente igual que tu… esto se nos va de las manos!! Gracias por el post!

  • 18 diciembre 2013

    Me parece perfecto que estés intentando desengancharte. Yo pienso igual. Si te fijas, vas por la calle y todo el mundo lleva la mirada perdida en la pantalla del móvil. Van andando y ni miran por donde pisan. Qué decir de las parejas que están en un restaurante y ambos mirando su respectivo móvil sin dirigirse la palabra. Y peor, cuando es una madre y un hijo y ella whatsapea y su hijo ve dibujitos en su móvil. Me parece tan triste…
    Yo no tengo tarifa de datos porque no quiero. Sólo tengo whatsapp si estoy en casa y tengo wifi. Y tengo un papatamovil porque quiero. Porque paso de estar pendiente de esas cosas. Tengo una cuenta de face que actualizo de higos a brevas y no tengo twitter. Me gusta más tratar con las personas directamente o hablar con ellas por teléfono. Y a mi pareja, que es un poco adicto, le tengo prohibido sacar el móvil cuando estamos juntos. Un poquito de por favor. La de cosas que se pierde uno, por tener la cabeza todo el día metida en esa pantallita 🙂

    ¡Besos!

  • 18 diciembre 2013

    Esto ya lo hemos hablado, pero estoy contigo, creo que voy a tener que pasar del movil a partir de las 8 yo también…
    Un besote y suerte con esa rehab!!
    Un beso,

    Esa Marialu…

  • 18 diciembre 2013

    Yo he conseguido dejar de mirarlo cuando estoy en algún bar/restaurante con familia o amigos. Pero aparte de eso, yonki total! Si estoy en casa y me cambio de habitación, el móvil viene conmigo. A veces me despierto de madrugada y echo un vistazo a fb y twitter! Me quejo de que el chisme debe estar roto porque la batería me dura un suspiro, pero creo que soy yo… Igual támbién necesito rehab!
    Por cierto, que desde este lado tu vida se ve bien bonita, pero real, con días de labios rojos, pero también de caras verdes y eso, querida Lucía, provoca empatía y simpatía en lugar de ansiedad!
    Un abrazo y suerte!!
    Esther

  • 18 diciembre 2013

    Te diré que así estamos todas, un poquito enganchadas. Aunque lo del móvil a las cinco de la mañana es ¡muy fuerte! Pero de todo lo que cuentas, lo que realmente me ha hecho pensar es que tu consideras que lo que hacen las demás es mucho más bonito. ¡Madre mía! Entonces, ¿qué te parecemos los simples mortales? Besotes.

    http://www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

  • 18 diciembre 2013

    jajajajajaja grandes verdades! yo también era de móvil patata, no tenía ni politonos….hasta que el tecnológico amoroso programador de mi novio me trajo un movilOrdenadorSuperGuayUltrasónicoOmniPotente y pensé: hombre! ahora que quieres ser una SuperEgoBlogger será mejor que lo tengas y ya de paso instragramees para ayudar a atraer la popularidad.
    Pero no necesité rehab porque sufrí terapia de choque (o porque soy una parguelas, una de dos), unos pocos meses después de poseer el tesoro futurista y estar requetenechá, me deje el bolso en una silla y me lo robaron con móvil incluido claro (era lo más valioso de mis pertenencias).
    Ay si, al principio tuve síndrome de abstinencia, pero también me ayudó a recordar porque nunca antes había querido tener uno de esos móviles.

    Pero bueno, experiencias personales aparte, me parto de risa con tu blog y me encanta!

    un besazo!

  • 19 diciembre 2013

    Tienes #TODALARAZÓNDELMUNDO y a partir de hoy voy a rehabilitarme yo también. A partir de las 8 solo se utiliza el móvil para darle las buenas noches al mozo. A ver si lo conseguimos!!

  • 19 diciembre 2013

    Yo soy la paleta number one, jajajja, tengo un móvil que ni es compatible con instagram, y vale, estoy super orgullosa de lo chulita que soy: no estoy sometida a esa esclavitud, pero… a cambio… no apago el portátil en todo el día… en fin, al menos no me lo puedo llevar de compras jajajja, eso me salva 🙂