La vida es demasiado corta para beber mal vino

FOTOS-LEXQUISIT-0091
O eso decía Goethe y pensaba yo ayer en un curso de emprendedores al que se me ocurrió ir.  Había un tipo muy irónico, experto en finanzas, que ya para empezar dijo: “yo no estoy aquí para motivaros, para eso están los predicadores que dicen que hay que hacer deporte y hacer lo que te gusta. No. Yo estoy aquí para desmotivaros, porque hoy por hoy, señores, montar un negocio es muy difícil. Y tenéis que tenerlo claro”.
Claro no, ¡clarinete me quedó la cosa! Tanto que salí deprimida del todo: tipos de interés, activos fijos, primas de riesgo… La cosa está muy malita, amigos, para qué engañarnos.
De ilusión no se vive y de vino tampoco. Pero ayuda. ¡Vaya que sí! Yo hoy tenía mucho trabajo, planes de empresa, punto de equilibrio y otros desastres, ya me entienden. Pero he decidido tomarme un respiro y motivarme. ¿Por qué no? Y en esas estaba cuando me he acordado de Esther y su tienda: L’ Exquisit. Alguna vez les he hablado de ella. 

Interior de L’Exquisit
L’Exquisit es una tienda – vinoteca, que nace desde la ilusión y apuesta por la gastronomía y los productos delicatessen. “Hice una tienda de las que a mi me gustaría encontrar. Es un espacio grande, con diseño pero tiene tres mesas donde el cliente puede tomarse una copa de vino o cualquier otra cosa acompañado de una tapa. Puedes venir a comprar, tomarte unas tapas o incluso un gin tonic”, me cuenta Esther, la artífice de todo. Y créanme que Esther de vinos sabe un rato.
“In vino veritas”. Estanterías de L’Exquisit

Con ella a veces hablo de inversiones y tablas de excel, pero también de ilusión emprendedora. Porque escuchar cosas como ésta, es tan necesario como las primas de riesgo: “Ha sido una apuesta muy arriesgada porque incluye un desembolso económico enorme. Y claro, al estar empezando, pues todo cuesta el doble. Y la época, que no es la mejor… pero tengo mucho trabajo y la tienda me va muy bien. Y sobre todo es que hay mucha ilusión. El negocio es MÍO y creo en el proyecto. Sobre todo los fines de semana, que aunque me cuesta pringar muchas horas, ahora es lo que toca. Tenemos tres mesitas altas y servimos tapeo a base de jamoncito, queso, conservas…. ¡¡¡y la verdad es que es un éxito!!!”.
La tienda está en Benigànim, quizás les pille lejos, pero… venden el mejor vino, cava, licores, algo de comida de conserva, mermeladas, confituras, libros de Taschen (su capricho de Navidades), detalles para bodas, bautizos y comuniones… ¿Qué tal un fin de semana rural y una visita a la tienda? No les defraudará, seguro.
Libros Taschen sobre viajes, hoteles y gastronomía. Último capricho de L’Exquisit
Hace nada cumplieron un año y Esther celebró un fiestón de órdago, de la que servidora hizo las invitaciones. Y esta mañana, intentando sacar conclusiones de mis deprimentes (pero interesantes) notas de ayer, he sacado un buen vino, me he tomado una copa y he recordado las palabras de Esther: “Ha sido un año duro por la situación económica, pero el resumen de todo un año podría calificarlo como Emocionante, Ilusionante y Gratificante“.
Invitación de L’Exquisit que diseñé. Y un Burdeos 2005.
Pues eso, que la vida es demasiado corta para beber mal vino. Ilusiónense, trabajen, luchen… y beban una copa a mi salud y brinden por sus proyectos. ¡Amén hermanos!

8 comentarios

  • 18 noviembre 2011

    Está claro que la situación no es fácil, pero eso también hace que ahora los proyectos nazcan de la ilusión y de lo que nos apasiona, y no de hacer dinero fácil como parece que se hacía antes con algunos negocios.

  • 18 noviembre 2011

    estamos es un momento horrible es verdad pero nunca tenemos que perder las ganas de hacer las cosas, felicidades por el blog y por tu talento, me ha encantado todo lo que he visto! te sigo desde ya!
    un besazo
    lu
    http://callmeluuu.blogspot.com/

  • 18 noviembre 2011

    Emocionante, Ilusionante y gratificante. Lo importante,como comenta Esther es creer en tu proyecto y tener actitud y ganas de luchar por ello. Besos. :)))

  • 18 noviembre 2011

    yo hace como un año fui a un par de reuniones informativas sobre emprendedores y salí con más miedo que otra cosa…pero hablar con gente que se ha lanzado y trabaja todos los días en lo que le gusta te cambia la perspectiva!así que vamos a automotivarnos todas!abrazos!

  • 19 noviembre 2011

    Obviamente no es la mejor época, pero creo que si luchas y trabajas por lo que quieres, por tu sueño, no hay barrera que se ponga en medio…

    ¡Besitos!

    milowcost

  • 20 noviembre 2011

    Me encanta esa frase…me la tatuaré…eso sí, hoy he abierto vino, rioja, no tan burdeos…pero sirve para sentirse un poco más optimista.
    Animo.
    Y si necesitas algún día compartir un vino, súbete para el norte…

  • 20 noviembre 2011

    De las crisis también nacen oportunidades aunque la situación no es fácil. Yo admiro a los que deciden montar su propio negocio, tienen la valentía de luchar por conseguir sus sueños.
    Este local tiene una pinta estupenda 🙂
    Bss

  • 20 noviembre 2011

    Lucía,comparto hasta nombre con tu amiga!!!… vaya que si la entiendo…a ti qué te voy a contar!!..
    Pues sí que me pasaré por allí..a mi me pilla cerca!!
    un beso!!!

    chin, chin!!!