Lo que cuentan las montañas

montañas1
Dice Pablo que no hará frío hasta bien entrado noviembre. Le pregunto cómo lo sabe, y él me riñe porque no miro las montañas.
– ¿Ves nieve sobre ellas? No, ¿verdad? pues ahí lo tienes: no hará frío hasta noviembre.
– ¿Y cómo sabes si mañana no va nevar un montón? Estaríamos en octubre y empezaría a hacer un frío de narices.
– Mañana no va a nevar, ¿pero no ves las montañas? Aún te digo más: entradito marzo ya empezará el calor.
– Venga ya Pablo, ¿y eso cómo lo sabes? No creo que te lo digan las montañas.
– ¡El hombre del tiempo! Es que tú te pasas el día ahí encerrada con tu ordenador y así no puedes entender nada.
Y se echa a reír. Yo me afano en mirar a lo lejos, pero por más que lo intento, sólo veo una hilera de montañas azules. Y mientras, pienso que en la vida también es así. Que a veces, hay que salir fuera y mirar a lo lejos para entender lo que pasa. Lo que está por venir.
Así las cosas, no sé ustedes, pero yo no voy a invertir
en mucho abrigo este año.

35 comentarios

  • 16 octubre 2013

    Hagamos caso a las montañas y a los niños..
    Justo acabo de comprarme un abrigo, será el único, seguramente.
    Pero tengo claro, que saldré más fuera y estaré menos en el ordenador.
    beso grande,
    Viernes 18 Cita Bloguera en mi blog, te vienes? pasa y te enteras mejor.

    Mica

  • 16 octubre 2013

    Fortunata quien puede ver las montañas. Aquí, en el exilio, se ven torres y edificios, y hay días que ni eso, de lo nubla´o.

  • 16 octubre 2013

    La anonima maleducada era yo desde el curro, ya rectifico y con palabras más bonitas te digo que me encanta Pablo y su filosofía de la vida,
    Muy bonito!!
    Un beso,
    Marialu

  • 16 octubre 2013

    Te veo a lo "pequeño saltamontes" asimilando las enseñanzas del maestro.

    Haces bien en recopilar sus genialidades y darles cabida en este mundo virtual porque, es cierto que, encerrados en el 2.0 no se ven montañas y tiene que entrar Pablo, Lucia Be mediante, a recordarnos que no las vemos porque no las miramos.

  • 16 octubre 2013

    Me encanta tu Pablo, yo creo que pasé tanto tiempo en la ciudad que mi sexto sentido de la naturaleza se atrofió irremediablemente.

  • 16 octubre 2013

    Me encanta "Las cosas de Pablo". Me recuerda a mi abuelo y a las cosas que me contaba de pequeña.

    🙂

  • 16 octubre 2013

    Pablo me ha recuerda a Lolo, el que me cuida el huerto a mi.
    Que cuando a finales de Julio fui al huerto a pedir que me cogiera unos tomates me dijo "Habrá que esperar hasta mediados de Agosto, este año los tomates están tardíos" y me vine aquí sin probar tomates 🙁
    La gente de campo es sabia. Tenemos que empaparnos todo lo que podamos de ella.
    La naturaleza nos dice cosas pero sólo ellos saben descifrarlo.
    Así que "Abre los ojos y mira a tu alrededor" como me dice mi padre.

    Un Beso preciosa

    -Isabel-
    http://ellassoloquierendivertirse.blogspot.com.es/

  • 16 octubre 2013

    Pues confiaremos en Pablo y sus pronósticos 🙂

  • 16 octubre 2013

    Ya claro pero es que las montañas que tu ves desde tu ventana no son las mismas que veo yo… ¿Puedes decirle a Pablo que venga y me diga si yo tampoco necesito comprarme un abrigo? 😉

  • 16 octubre 2013

    genial post Lucía! y genial Pablo!!! necesitamos que nos de el aire mucho más ehh?!
    mil besos

  • 16 octubre 2013

    Qué susto me he dado pensando que Pablo era paxarito…..he pensado "pero cuánto hace que no leo yo a esta chica que su bebé habla así???"
    Falsa alarma….no ha habido interrupciones de lectura
    besotes!

  • 16 octubre 2013

    Pablo es genial, no deberíamos perder esa sabiduría. Por cierto, por donde yo estoy nunca hace frío hasta bien entrado noviembre… jeje

  • 16 octubre 2013

    Estoy con Pablo, solo hay que salir a la calle y estas temperaturas no son normales, eso sí lo de marzo no me lo esperaba 🙁 ains otro año caluroso que mal

  • Nagore
    16 octubre 2013

    Pablo es amor. Pero tu manera de contar las cosas Lucia, es insuperable. Yo sigo comprando abrigos y zapatos.

    Hoy te guiño un ojo. Mi abuelo lo hacia cuando mi abuela me reñia por arrancar sin piedad alguna las rosas de los rosales.

  • 16 octubre 2013

    Entradas como la tuya me recuerdan que tengo que apagar el ordenador mucho más a menudo, que hay un montón de cosas por entender ahí fuera y que además disfruto muchísimo descubriéndolas.

    Besos!!

  • 16 octubre 2013

    La inspiración podrás encontrarla en muchos sitios pero indudablemente nada como la naturaleza y el contacto con la gente!! 😉
    Bien por esa reprimenda cariñosa 😀

  • 16 octubre 2013

    Ayyyyy que majo Pablo, me cae bien este hombre 🙂
    y yo que este invierno que quería comprar "el abrigo" para destiquitarme del frío invierno que pasé el año pasado…

  • 16 octubre 2013

    Yo alguno de esos poderes he heredado…como saber que si la vacas están tumbadas en un día nublado, va a llover o por lo menos bajar la temperatura…..mejor no preguntar, que hay veces que me sale una vena de bruja….que no sé de donde me viene 😉

  • 16 octubre 2013

    Las montañas son más sabias que nosotros, les haremos caso!! Aunque yo estoy deseando que haga al menos un poco más de frío, aquí por el Sur, todavía ronda los 35ºC por la tarde cuando salgo de trabajar, imposible ponerse ni siquiera mangas largas!!!
    Un beso

  • 16 octubre 2013

    La verdad es que en el campo se notan mas las estaciones, en la ciudad vas como loca y solo notas si hace frio o calor, pero no notas como cambia el paisaje y las horas de luz que hay. Miremos más a las montañas y menos al ordenador.

  • 16 octubre 2013

    habrá que hacer caso a las montañas, mañana miraré detenidamente las que se ven desde mi ventana, a ver que me dicen 🙂

  • 17 octubre 2013

    Yo querría pasar un rato de asueto contigo, paxarito y Pablo mirando las montañas.
    Dile que aquí ya llegó el frío y que no sabe lo que daría por que el calor llegara a mediados de Marzo.

    Disfruta de la vida

  • 17 octubre 2013

    ¡Qué geniales esas montañas que hablan! Y qué sabias son… Habrá que mirarlas más 🙂

  • 18 octubre 2013

    Hola soy nueva por aquí.Creo que habrá que hacerle caso.Yo admiro la sabiduría de las personas que trabajan o viven en el campo.Seguro que tiene razón.Ciaooooo

  • 21 octubre 2013

    Yo tengo remordimiento de conciencia… ni he puesto lo del wssp ni he puesto nada en el blog… que desastre pero igual me sumo a dar apoyo y animo a todo el mundo ;D Genial, as usual, tu ilustración con actitud 100% optimista. Me encanta!! Un besazo y ¡¡feliz semana!!

  • 14 octubre 2014

    Desde mi ventana,se ven las montañas nevadas!Primera nevada en Navacerrada,yo sí me compro abrigos este año!!!
    El "Pablo" de mi pueblo dice: Por San Andrés, la nieve en los pies.
    Me ha encantado el post y lo de mirar fuera a lo lejos,más.

    .
    Gracias Lucía

  • Pingback: Conversaciones silvestres | Lucia Be

  • Pingback: Sal de casa, haz que el invierno sea una fiesta | Lucia Be