Lo que no te conté de mi 2016

felicidad_p134

Las campanadas de 2016 las pasé sola en el sofá, zampando conguitos y apuntando en una libreta mis flamantes propósitos del año mientras los niños dormían y el amore trabajaba. Por más que he buscado la dichosa libreta no he dado aún con ella, pero recuerdo que, más o menos, escribí lo siguiente:

  • Quiero tener una hija
  • curarme (estaba bastante triste por aquel entonces y no acababa de ponerle remedio)
  • hacer un viaje
  • escribir y dibujar mucho más
  • leerme 20 libros
  • volver a cantar en un karaoke
  • tener momentazos

Todo ello adornado con corazones, flores, rayos y dibujos varios que garabateaba con los chistes y champán desde la Puerta del Sol de fondo.

Y efectivamente, todo se cumplió. No de la forma que yo hubiera querido, pero más o menos, esto fue lo que me trajo el año:

Tuve a mi hija. Me lo dijo el médico cuando se le paró el corazón a las 17 semanas. Estaba en una revisión normal, antes de irme pitando a un sarao que habíamos montado. El red monday, ¿recuerdan? Bueno, pues no salí de ahí. El corazón de nuestro bebé se había parado. Me indujeron un parto y estuve un par de días en una habitación de maternidad, con una cuna vacía y a tope de autobronceador que me había untado para el red monday. Todavía recuerdo mis piernas llenas de manchones marrones por todas partes y me entra la risa.

Intenté entenderlo y pasarlo rápido, pero no lo entendí y el dolor, lejos de pasarse, se enquistó. Es lo que tiene querer saltar etapas, y con los abortos pasa: tienes que saltar rápido al siguiente nivel. O al menos, es lo que el mundo espera de ti.

“Pasó porque tenía que pasar”, “Si ha pasado es porque ese bebé no tenía que nacer y ha sido lo mejor”, “eso le pasa a todo el mundo”, “no te quejes que al lado de tu habitación hay una chica con cáncer”, “es que estás obsesionada con tener un tercer hijo, ¿no?”, “no te quejes que por lo menos tienes dos hijos”… son solo algunas de las interminables letanías que te van soltando, quitándote toda posibilidad de dolerte. Y yo escuchaba, reía, hacía caso y pasé al siguiente capítulo de mi vida… rebelándome por dentro contra el mundo y todos ellos.

No escuché un lo siento e incluso amigas que me habían visto embarazada jamás mencionaron nada sobre el asunto.

Y me di cuenta de que el aborto es un tema tabú, triste, solitario… y no quiero que lo sea.

Porque cuando lo compartí en redes, me impresionó la cantidad de mensajes con historias durísimas detrás que recibí, gente que había perdido muchos niños, chicas asustadas, tristes y dolidas, madres esperanzadas y con cicatrices…

La pérdida de nuestro bebé me marcó y quiero escribir un post sobre ello, pero curiosamente, me salvó la vida. Vale, quizás la vida no, pero me devolvió a esa Lucía que tanto echaba de menos. Porque después de hacerme la dura y hacer como si no pasara nada durante varios meses, me ahogué en mi tristeza, y entonces, tuve que pedir ayuda…

13732186_1136567183032363_769901247_n

Cuando me dieron el alta me fui al despacho y mis #chicasbe me prepararon mojitos a las 10 de la mañana

Me curé. Las cosas con perspectiva tienen cierto sentido o así lo veo yo con el tiempo. Perder a Luz, que era el nombre que siempre quise ponerle a una hija, fue duro. Pero gracias a ello me curé.

Una mañana de septiembre estaba en la calle y empecé a agotarme, no podía casi andar y me hormigueaban las manos. ¿Qué hice? Lo normal, mirar en google. Y ahí encontré el diagnóstico: ataque al corazón. Yo, que no piso un médico así me maten, me planté en urgencias con la siguiente frase: “me muero, estoy teniendo un ataque el corazón”.

El caso es que en la pantalla ponía que el orden de llamada era por estricto criterio médico, y yo, al borde de la muerte, llevaba ahí una hora y nadie me hacía ni caso. Ni corazón ni mandangas, había tenido un ataque de ansiedad y todavía recuerdo las palabras del médico: “parece usted una mujer muy fuerte, pero nunca está de más pedir ayuda”.

Por supuesto no le hice ni puñetero caso y aún aguanté un mes más, hasta que mi cuerpo dijo hasta aquí bonica. Empecé a parecer un zombi viviente. Y entonces paré. Pasé por tres psiquiatras que me dieron diferentes diagnósticos hasta que encontré a la persona que más me ha ayudado en esto: un psicólogo con gafas que me enseñó que pedir ayuda no te hace más débil, que no pasa nada por caer, me enseñó a quererme, a perdonarme y a hacer las paces con mi vida.

Hay que pasar los duelos y yo llevaba corriendo mucho tiempo. Sigo en ello y en cuanto me despisto vuelvo a correr, pero he aprendido a hacer pan. A darme tiempo, a cuidarme, a respetar los tiempos de la vida. Y he vuelto a encontrarme con esa chica ilusa que hacía tocados en un pueblo perdido.

felicidad_p134Me fui de viaje. Y escribí una guía loca para viajar a Nueva York, donde nos cancelaron la reserva del apartamento donde íbamos toda mi familia (diez personas), mi padre se rompió el pie y cruzamos Manhattan en una silla de mini ruedas. Ahí descubrimos que el molamiento y la pringadez confluyen a partes iguales en todos nosotros, y esta foto lo constata. Cada vez que la veo me entra la risa floja.

MOLAMIENTO

La vida nos regaló otro viajazo a Eurodisney con mi familia amarilla. Después de compartir tantos momentos en el sofá amarillo de aquella planta baja del hospital, fue como si nos devolvieran algo. Tengo pendiente un post para contarles todo, pero solo el momento con Indara llorando juntas abrazando a Mickey Mouse hace que todo valga la pena.

Processed with MOLDIV

Tengo pendiente el karaoke, he leído menos libros de los que quería, he dibujado bastante y aún quiero dibujar más. Me quité la peca asquerosa (y se lo conté en stories), nos mudamos, me fui a un crucero falso con el amore y salí más enamorada que nunca, nuestros mejores amigos nos dieron la mejor de las noticias, se murió mi abuela y pasamos unos días geniales todos juntos en los que me compré mi abrigo fucsia por el que recibo decenas de consultas diarias en el mail… Pero el momentazo del año me lo dio Paxarito, que después de una operación de corazón de cuatro horas, se despertó pidiendo un aperitivo y una cerveza. Creo que no me he reído más en la vida.

img_1851

Foto de mi querida Marta, para ver sus fotos click aquí

Estoy preparada para este 2017, ¿y ustedes?

112 comentarios

  • 3 febrero 2017

    Darling querida, suerte que existes. Corazón, corazón, corazón.

    Un besazo y brindo contigo como siempre desde Deutschland*

    EliI

    • Maria luisa
      12 febrero 2017

      Sin palabras. ..eres sencillamente maravillosa …gracias por acogernos con tus sentimientos y por crear y hacernos sentirgracias de nuevo

  • 3 febrero 2017

    Lucía, me caías bien. Pero es que ahora ya… Te quiero!!!! Cómo te entiendo con lo del aborto, esa sensación de: prohibido quejarte que ya eres madre de antes. Ufffff!!!! Vamos a por el 2017 que nos lo vamos a pasar bomba! Un besaco!

  • 3 febrero 2017

    Ay Lucía… me tienes con los ojos aguados y el corazón encogido. O más que encogido… grande, porque te has metido en él.
    Los duelos hay que pasarlos, las penas hay que llorarlas (o gritarlas, o darles de golpes contra la pared), igual que hay que celebrar las buenas noticias y bailar las risas.
    Y la vida, la de verdad, tiene de todo: crestas de ola y revolcones de los que cuesta salir a respirar (algún día también escribiré de esto).
    Tu año ha estado LLENO a reventar: de cosas buenas y malas, y ojalá nos fuera más fácil asumir que tener una vida plena no consiste solamente en cosas buenas y grandes noticias, sino lo que vivimos y aprendemos también en las horas más bajas.
    En fín, que no me quiero enrollar más, que seguro que este post se va a petar con comentarios… fue un placer los minutitos que pude compartir con vosotros en la presentación del libro de Vanessa, y o tengo mucho cariño (curioso este mundo virtual, verdad?

    Un abrazo!
    Yo.-

  • Ana
    3 febrero 2017

    ¡Hola Lucía! No suelo comentar pero creo que me he leído todos tus posts.
    En este en concreto me he visto muy reflejada, ya que todavía ando tocada tras el aborto expontáneo que sufrí hace unos meses cuando estaba de 12 semanas. Después de mucho tiempo buscando el embarazo, voy y lo pierdo. De las personas (familia/amigos) que saben lo que me ha pasado, he recibido total indiferencia y eso me llevó a hacer lo mismo que ellos: “aquí no ha pasado nada”. ¿Que no?, me empeñé en no pasar por ello entonces, y lo estoy pasando ahora. No te cuento todas las burradas que he tenido que escuchar en este tiempo, y entre medias, las felicitaciones de Navidad de tooodas mis amigas con sus bebés vestidos de Papá Noel 🙁
    En fin, que lo siento mucho y entiendo perfectamente lo que has pasado. Te agradezco en el alma que lo hayas compartido, es un tema tabú que precisamente por querer ocultarlo provoca muchísimo sufrimiento. Cuídate, ¡y a por el 2017!

  • ANNA
    3 febrero 2017

    Lucía eres genial!!!
    Me he reído y me has hecho saltar las lágrimas a partes iguales. Quizás porque yo también he pasado por alguno de los momentos que has compartido. Muchas, muchas gracias por hacerlo. No sabes cuanto ayuda!!!
    Sigue así porque eres lo más grande, vaya una fokin tigresa!!
    Un besazo y un abrazo de los que llegan al alma. 😘😘

  • ZAida
    3 febrero 2017

    Hola Lucía!
    Es la primera vez que hago un comentario. Te sigo desde hace tiempo en Instagram pero este es el primer post de tu blog que leo. Y no me puedo sentir más identificada. Parecía casi estar escrito por mí.
    Cómo te entiendo, siento lo que has pasado, y me alegro todo lo que te ha traído.
    Yo no soy madre. En poco más de un año sufrí 4 abortos, dos de ellos de casi 10 semanas. Y todos los embarazos eran de tratamientos de fertilidad.
    Iba pasando de uno a otro con mucho dolor pero haciendo ver que no pasaba nada, que podía con todo, que iba a intentarlo y a conseguirlo, sin pensar ni por un momento en mí.

    Hasta que, hace 2 años, caí en un pozo de tristeza, insomnio, ansiedad, etc. No podía más.
    Mi pareja casi me obligó a visitar a un psiquiatra. Ahí llegó la calma (aparente), pero yo seguía igual por dentro, aunque yo pensaba que ya estaba bien.

    Había probado diferentes psicólogos y no me había gustado la experiencia. Hasta que me recomendaron a la psicóloga con la que empecé terapia hace unos meses, por probar, y ha cambiado y está cambiando mi vida.

    Me encuentro mejor que nunca, más fuerte, mas valiente, más yo, me quiero…hasta más guapa! 🙂
    También he viajado muchísimo en estos dos años, algo que me encanta.

    Y aunque suene raro, me alegro de haber pasado todo lo que he pasado ya que me ha hecho llegar hasta aquí.
    He tenido que sufrir para hacer un cambio y aprender a quererme y a disfrutar de mí, de cada momento y de los demás.

    Cuánto te comprendo!
    Que seas muy feliz!!😘

  • Susana
    3 febrero 2017

    Gracias por existir Lucia!!!!!! ❤️❤️❤️

  • 3 febrero 2017

    Tu lo dices muy bien preciosa, ¡Calma nena! Solo necesitabas que alguien te lo recordara.
    Que la vida es seguir adelante incluso cuando vienen mal dadas, pero no tirarse al precipicio, hay que darse tiempo y sobretodo escuchar lo que nuestro cuerpo nos dice, que vamos como locas y posesas y eso no es bueno. Paramos, y a la que queremos darnos cuenta, volvemos a ese bucle de locura infinita y estrés a borbotones.
    Y lo del bebé, eso solo lo sabes si lo sufres, a veces quien nos quieren pretender ayudar, cuando es más fácil dar un abrazo y mantener la boca cerrada, hay momentos en los que, lejos de los que ellos piensen, es mejor callar y que un abrazo sean tus palabras.
    Eres grande Lucía, y este 2017 lo vas a petar.
    Os queremos mil, eres uno de esos regalos que la vida de vez en cuando nos da.
    Mil besos!
    Vane,

  • Patricia
    3 febrero 2017

    No soy de esas personas que comentan en blogs ajenos, pero esta vez no he podido contenerme. Al final de tu entrada ya tenía los ojos llenos de lágrimas. Que bonito todo lo que has escrito, de verdad.
    Si antes me gustabas, ya me gustas más.
    Espero que el dolor por el que has pasado en 2016 se convierta en alegrías en 2017.
    Eres una fokin tigresa!

  • TRASLOSPASOSDEMARIO
    3 febrero 2017

    Me encanta como escribes Lucía, me gusta lo natural y cercana que te muestras siempre. Me alegro mucho que te hayas curado porque a veces y lo se por experiencia nos hacemos los fuertes cuando realmente por dentro tenemos ganas de llorar. Te sigo y me encantas, tienes un talento increíble y una familia maravillosa😘😘

  • Marta
    3 febrero 2017

    ¡Olé tú! Muy brava, muy autentica

  • CELIA
    3 febrero 2017

    El post me ha hecho llorar de la pena y de la risa.

    Entre el bonitismo y el derrotismo absolutos e irreales de las redes, a veces una se siente un bicho raro. Conforta leerte como quién escucha a una amiga tomando un café o una caña, asintiendo por dentro después de cada frase, …y se me olvida que no te conozco de nada, pero me dan ganas de mandarte un abrazo enorme.

    ¡Gracias por ser tan cercana y tan extraordinariamente normal!

  • Mcruz
    3 febrero 2017

    Querida Lucía,
    Eres muy especial a la par que divertida! Y eso mola mucho!
    Aún recuerdo cuando bailabas entre las mesas de oficina de Pares cuando no teníamos jefa! Me entra la risa cuando lo recuerdo!
    Besos!!!!

  • Noelia
    3 febrero 2017

    Solo me sale escribir “Agradecida y emocionada” y evidentemente sale la musiquita de Lina Morgan. Me parece un poco frívolo pero es que te agradezco que hayas escrito desde el corazón. Tan pinteresteado que está todo es admirable esta dosis de realidad de vida. Muchas gracias.
    Y emocionada, porque yo también tuve un aborto, antes de tener a mi primera hija, y me recuerdo llorando a moco tendido el día que debería haber nacido, según el calendario del ginecólogo. Me sentí como una loca. Pero en seguida entendí lo que significaba el duelo.
    Un abrazo enorme.
    Mucho ánimo y muchísimas gracias por existir.

  • Herenia
    3 febrero 2017

    Cuando te leo veo qué es lo que me hizo seguirte, esa naturalidad y cercanía que transmites. Eres esa amiga que aunque estés lejos siempre estás ahí. Me encanta leerte y ver como tu estilo de vida y tu firma de pensar me ayuda. Espero que siempre seas tú, que tido te vaya bien y pide ayuda cuando la necesites. Besos

  • Tamara
    3 febrero 2017

    Sin palabras! Cada día me sorprendes más!
    Dicen que son cosas que pasan, pero cosas que te marcan y formarán parte de ti. Cada persona está hecha de heridas que nos gusten mas o menos, nos van haciendo tal y como somos.
    Por cosas como esta pienso que hay que vivir día a día, como si siempre fuese el ultimo!
    Mucho ánimo y mucha fuerza, que se que tienes de sobra!
    Un besazo

  • RO
    3 febrero 2017

    Guapa guapa y reguapa. No sabes lo que te queremos los que estamos cerca tuya por lo especial que nos haces sentir a cada uno, porque eres generosa y das mucho de ti a los demás. Queda contigo es un chute de energia positiva! Love u

  • Rita
    3 febrero 2017

    Joée, Lucía, a algunas titis como tú había que hacerles un monumentooo!!! ¡Cuanta grandiosidad cotidiana en un sólo cuerpito! te AdoRRamoss

  • Emilia
    3 febrero 2017

    Hola Lucía, leyendo tu post he revivido la tarde del mes de julio pasado, cuando una de mis mejores amigas me contó su devastadora experiencia al perder al que habría sido su tercer hijo después de dos niñas preciosas…Estaba muy reciente aún, habían pasado solo unas tres semanas y su dolor y su tristeza me traspasaron el corazón, me alegro de haber estado allí para llorar con ella su perdida y abrazarla fuerte y largamente. Gracias por compartir algo tan íntimo, tienes toda la razón el aborto es un tabú, la gente quiere hacerte creer y creerse ellos mismos que no pasa nada, que la vida sigue, pero en el fondo tú sabes que no es así, que es un hijo al que hay que llorar y despedirse de él. Eres grande Lucía, gracias de nuevo.

  • Anonima
    3 febrero 2017

    Gracias gracias y mil gracias por este post me estoi separando y e perdido el trabajo y me estaba hundiendo sola sin pedir ayuda muchas gracias porque pedire ayuda y saldre de aquii.
    No cambies nunca. 💋

  • Beatriz
    3 febrero 2017

    Ay Lucía…. nunca te escribo pero este tema me toca de cerca, y como bien dices, es un tema tabú y yo tampoco quiero que lo sea! A mí me pasó lo mismo que a ti… dos niñas de 5 y 3 años y muchas ganas de tener otro. Me quedé embarazada y en la semana 13 me dicen que su corazón se ha parado… después de un parto en casa (porque estaba de vacaciones y no quería asustar a las peques) los comentarios eran… si ya tienes dos, para que venga mal mejor así…, y para qué quieres más… así que decidí callarme, ocultar mi dolor y seguir con mi vida. Pero ahí sigue, en cuanto alguien saca el tema me lanzo, porque si no lo saco reviento y porque todavía no lo he llorado como necesito hacerlo… así que amiga no sabes cómo te entiendo, espero que este año te traiga todo lo que has puesto en tu lista y que seas feliz. Un abrazo de los fuertes

  • I
    3 febrero 2017

    Me da mucha vergüenza comentar, pero tu post me ha emocionado. Creo que el decir q vas al psiquiatra y/o al psicólogo porque a veces hace falta pedir ayuda, sea lo que sea lo que nos hace llegar ahí, es un súper tabú, gracias por compartirlo. Eres una fuera de serie. Muchos besos 😘

  • Teresa
    3 febrero 2017

    Hola Lucía, como te comprendo, cuando mi hija tenía seis años u medio, perdí a mi bebe a las doce semanas, es un dolor que aún recuerdo, a los seis mesesde llegó mi segunda hija, que acaba de cumplir tresce años, pero cuando esra tenía dos, exploté crisus de ansiedad, depresión y gracias a mi psiquiatra supe salir de ahí, hace dos años me detectaron en una revisión un cancer de mama, operación, quimioterapia, radioterapia y creo que lo llevé como dicen mis amigas y compañeras con mucha tranquilidad y positividad y naturalidad gracias a aquel psiquiatra que me hizo ver la vida de una forma tranquila,distinta… Perdón por el tamaño de mi comentario, pero es bueno contarlo y sobre todo que te comprendan. Yo hoy soy feliz. Un beso. Teresa

  • Lara
    3 febrero 2017

    Nunca suelo comentar en los posts de la gente que sigo, pero hoy siento la necesidad de hacerlo, ya no sé si para hacerte ver que no estas sola o por propio desahogo.
    Ante todo, lo siento, lo siento mucho. Ni tus niños, ni los que vengan (si finalmente te animas a ello) sustituyen a tu bebé, por más que la gente piense que esto d los bebés es como quien se compra otro pantalón después de que se le rompa. Pues no, señores, los hijos no se sustituyen, pq desde el mismo momento en que sabemos q estamos embarazadas, nos ilusionamos, los imaginamos, soñamos con ellos, …
    Yo no viví un aborto (o sí, hay quien lo llama así…), yo perdí a mi primera hija (casualmente se llamaba Lucía) embarazada de 39+5. Si, a 2 días de salir d cuentas y tras un embarazo perfecto, la deje de notar, fui al hospital y no había latido. Fin. Mi vida se paró. Cesárea de urgencia y despues de 4 dias en una habitacion de una planta de maternidad, para casa sin mi bebé… Esa casa que compramos al saber que venía en camino, esa habitación que siempre fue de ella, esa cuna, ese vinilo infantil en la pared, ese carro, esa ropa, y todas las ilusiones. Recuerdo con dolor todo aquéllo, a mi padre, cómo rompió a llorar ante el “lo siento” de mi ginecólogo mientras me hacía la eco en busca d un latido que los monitores no encontraban. Era su primera nieta, se había prejubilado un mes antes para cuidarla.
    Todo eso fue terrible, pero no sé si fue más todo aquello o lo que vino detrás: gente que te dice frases como “eres muy joven”, “a mi prima le paso y ahora tiene 2 hijos y es muy feliz”, “en el primer embarazo siempre pasa algo”, embarazadas con las que comentabas a diario tu molestias, avances, … y de repente te evitan, amigos que deciden apartarse de tu vida sin que puedas entenderlo, o aquellos que cuando comentas con naturalidad algo referente a tu embarazo (porque sí, señores, he estado 9 meses embarazada aunque no tenga bebé) te miran raro como si les incomodase, cumpleaños infantiles a los que te invitan y tú no puedes llevar a tu niña, la alineación de todos los astros que hace que todos tus allegados decidan incrementar la natalidad (y casualmente todo con niñas), y todos actuando como si no pasase nada, buscando incluso tu comprensión ante sus miedos de que les pase lo mismo que a ti.
    Y ya por último, hoy tengo una niña de 8 meses, la quiero con locura y me hace inmensamente feliz, más de lo que jamás imaginé, pero no ha habido un sólo día desde hace 2 años y medio en que no me haya acordado de Lucía. El tiempo y su hermana hacen que duela menos, pero olvidar, nunca.
    Te deseo la mayor felicidad y que si así lo deseas,pronto te ilusiones con la llegada de otra niña 😊
    Besos fuertes.

  • Leti
    3 febrero 2017

    Cuando escribiste el post de la pérdida de tu bebé me hiciste llorar, yo acababa de pasar por una pérdida igual y sentí que ponías palabras a sentimientos que no sabía expresar….y hoy lo has vuelto a hacer…. me alegro de que te hayas curado! Ese sufrimiento se haya desenquistado….yo creo que no es más fuerte el que menos sufre, sino el que sabe enfrentarse a lo que siente.

  • 3 febrero 2017

    Es increible como puedo sentirme tan cerca de alguien que ni siquiera conozco.Mi 2016 se estreó con una sordera subita,un monton de momentos incomprensibles y un falso ataque al corazón que resultó ser ansiedad, con una respuesta por mi parte de negación absoluta:”A mi esto no me puede pasar.Con todo el respeto del mundo sra.cardiologa:usted sabe leer un electro?”.Jueves noche. La Fe,Valencia.Con dos cocos.Así,acabe llorando con mi manchego que ya me venía advirtiendo.Peregriné y despues de muchos psicólogos a los q me sentia yo analizar (empatia es mi nombre) encontré a mi psiquiatra.Él insiste en que la ansiedad es un regalo porque te avisa de que tienes que parar, respirar y pensar.Y eso hago.Pensar en mi,en que tengo que ser fiel a lo que cada momento pienso y en alejarme de la gente ruidosa y de mi costumbre de querer entender a todos antes que a mi.Y de repente,conozco a una compañera a la que ya llamo amiga.Y fue ella,MariBelita,la que me regaló el dia de mi cumple,el libro que había escrito una chica q creía que hasta en lo malos momentos,la vida es una verbena.Y me pegó un “Lo estas haciendo muy bien,coño”que miro todos los días.Gracias a las dos.Gracias por este post.Gracias por ser tan humana como increible.

  • BegoÑa
    3 febrero 2017

    Gracias y mil gracias por abrir tu corazón. Por ser tan fuerte y tan quebradiza. Por compartir tanto. Por hacerme reír y llorar. Gracias, LucíaBe. Eres muy GRANDE. Un besazo!

  • Gise
    3 febrero 2017

    Gracias por ser tan sincera con todo….me ha emocionado mucho este post y aunque yo no suelo comentar por aquí, hoy sentí que tenia que hacerlo. No cambies nunca!😚

  • ANA Isabel
    3 febrero 2017

    Eres muy muy grande.
    ❤❤❤❤❤❤❤❤❤

  • Rous
    3 febrero 2017

    Tu texto me ha encantado. ..y hoy me toca el corazonombre porque ayer tuve un aborto de 5 semanas. …Evidentemente no es lo mismo pero es una vida…Me surbano todas esas frases….pero creo que mi bebe ha venido para irse y enseñame algo.
    Gracias por tu texto,de verdad!!Un beso fuerte y gracias por ser auténtica! !!

  • Y
    3 febrero 2017

    Hola Lucía, yo también he pasado por un aborto este 2016, del que iba a ser mi primer bebe. Me pasó como a ti, me hice la fuerte y quise pasar página en seguida y un par de meses más tarde me vine abajo. Hace poco he quemado todos los recuerdos que guardaba del embarazo, incluida una carta para despedirme de mi bebe y desde entonces es como si me hubiera quitado un peso enorme del alma. Me ha ayudado a soltar para poder recibir todo lo bueno que esté por venir. Te deseo lo mejor.

  • María
    3 febrero 2017

    Mucho ánimo! Es increíble que a pesar de todo hayas conseguido llevar a cabo tantos proyectos bonicos. Es normal venirse abajo, es una experiencia durísima y pedir ayuda es la mejor opción. Paciencia y ánimo con la recuperación, date todo el tiempo que necesites. Y recuerda, eres más bonica que Beyoncé 😉

  • Esther
    3 febrero 2017

    Hola Lucia!
    Después de 2 años intentandolo, dos inseminaciones fallidas el destini me sorprendió con un embarazo natural y el momento más feliz de nuestras vidas se volvió el más triste.. a las 10 semanas sufrí un aborto.
    Me pasó como a ti “mira la parte positiva”, “te has podido quedar embarazada!”… en seguida me repuse y al mes me dió el bajón.. no lo había llorado lo suficiente y nadie comorendió mi dolor.. después de tanto tiempo por fin lo habíamos conseguido y el golpe fue muy duro!! Eso nadie lo habla, todos lo omiten!
    Como bien dices es tema tabú, parece que como no lo pierdes después de los 9 mese no puedas sufrir el luto….
    Te descubrí a posteriori porque no sabía nada sobre este tema, pero aunque se que lo sabes, somos muchas las que hemos pasado por algo similar y hay que llorarlo!!!
    Mucho ánimo para ti y para todas nosotras, que nos lo merecemos!!!!

  • Loreto
    3 febrero 2017

    Hola Lucia! Gracias por tu post. Ahí está la clave de tu éxito, en que muestras que eres alguien de carne y hueso como los demás…eso nos ayuda!ánimo y sigue igual de ALEGRE que siempre SACÁNDONOS SIEMPRE SONRISAS, eres una focking tigresa!

  • Angela
    3 febrero 2017

    Estoy llorando! de emoción, de tristeza, de la vida misma. Ay! qué suerte tener a gente como tú de la que coger inspiración.
    Besos desde Dinamarca :*

  • Blanca
    3 febrero 2017

    Qué suerte haberte encontrado!!! Me siento muy identificada contigo… Aun recuerdo oír a mi sobrino de cuatro añitos preguntar a mi hermana: mamá, ¿por qué la tía tiene la enfermedad de la tristeza? Y así me sentía yo, enferma de pena y viviendo como en una realidad paralela.Vamos, zombi de ultratumba total. Después del diagnóstico de mi peque (2 añitos), un retraso madurativo (que puede quedarse en eso o evolucionar hacia el espectro autista) toque el más profundo de los fondos. Pero gracias a mi padre (que es un enfermo de tristeza recuperado 👏🏻) empecé un tratamiento y puedo deciros que resurgí completamente cual ave Fénix. Más fuerte que nunca, con ganas de comerme el mundo entero y con más mala leche 😂. Así que a veces tenemos que pegarnos la leche del siglo para poder levantarnos… Y en el fondo este fucking 2016 solo me ha traído cosas positivas!! Una hija perfecta, un marido que nos adora y una familia que no me merezco… así que lágrimas fuera, la cabeza muy alta y solo retroceder para coger impulso. Eres muy grande y muy valiente. Ole tu bonica!!!

  • V
    3 febrero 2017

    Bravo! Me ha encantado. Detrás de tanta bloguera a la que parece que le brilla más el sol que al resto,da gusto leer situaciones tristes en las que te reflejas.

  • Virgi
    3 febrero 2017

    Querida mía…… hay que dolerse, aunque parece que para eso ahora ya no hay tiempo. No te cuento la de frases que he tenido que escuchar, para empezar la de “reharás tu vida” , que ahora ya no quiero matar al que me la dice, pero en julio, si. Yo ya me cogí el alta, porque he decidido vivir con todo lo que conlleve y sigo buscando piso y riéndome como nunca con Emma. Creaste furor con tu abrigo fuxia, no hago más que verlos por esta ciudad tan fría desde aquel día!!!! Paxarito mola mil, es un tío listo. Un besote grande, lo estás haciendo muy bien nena, para y disfruta!!!!!.

  • Elena
    3 febrero 2017

    Lucía… gracias por existir, por hacernos bajar al mundo pringui. Entiendo lo del aborto porque yo también lo pasé y aún me acuerdo cada año en la fecha que supuestamente habría nacido nuestro bebe. Solo decirte que después de llorar y llorar se sale, que pienso que has hecho muy bien en pedir ayuda. Que nos han hecho parecer de acero pero no lo somos. Mucho ánimo y bienvenida a tu nueva (o antigua) tú

  • Ana
    3 febrero 2017

    Me he emocionado y he reído a partes iguales… ay, la vida!
    Eres grande Lucía, seguiré tus andanzas hasta el infinito y más allá!

  • Yolanda Murillo López
    3 febrero 2017

    Qué decir después de leer esto. Que lo siento. Pero qué bonito que recuerdes también lo bueno. Y que sigas. Lo de pedir ayuda lo tengo pendiente, así que bien por eso, Lucía.
    Te mando paz, amor y luz.
    Un abrazo,
    Yolanda M.L.

  • Azu
    3 febrero 2017

    Que grande eres! Y fuerte sin duda!

    Es verdad que has de pasar por momentos difíciles para darte cuenta de lo buenos que son el resto, yo estoy en un bache ahora… Pero como dice tu camiseta: La vida es una verbena! Vivamosla como se merece!

    Mucha fuerza!

  • Marijose
    3 febrero 2017

    Lo has definido perfectamente, un duelo. Un vacío…todo parece que se para, y de repente la ilusión se va… pero nadie habla de ello.
    A mi que soy superoptimista y agradecida a la vida, la tristeza me acompaño muchos meses.
    Pero el mayor dolor es que nadie te cuenta cómo afrontar el después, cuando intentas volver a tu día a día y parece que estas obligada a disimular que nada ha pasado.
    Hace años perdí a mis padres y mi sensación fue la misma. Nadie habla de la bomba emocional que se nos viene encima cuando perdemos a nuestros seres queridos. Hay un tabú inexplicable que lo único que hace es parecer una loca allá dónde vayas.
    Porque para mí, a pesar que fue una pérdida de pocas semanas, fue perder a mi pequeño ser querido.
    Incluso escribiendo estas líneas sigo sintiéndome un poco “loca”.
    Gracias Lucía por sacarnos hoy a bailar.

  • 3 febrero 2017

    Gracias por abrirte tanto al mundo, por tus historias y tu sinceridad.
    Es tan fácil leerte y llegas tanto a la gente … que nos tienes a todas llorando.
    Vas a conseguir todo lo que te propongas!
    Mucho ánimo y a por el 2017

  • Raquel
    3 febrero 2017

    Bravo!!! Menudo post, eres la mejor. Gracias por hablar tan claro del aborto. Nunca en mi vida me he sentido tan triste y con tan poca oportunidad de llorar como cuando me dijeron que a pesar de estar embarazada no había bebé. Ya tienes dos hijos, no hacen falta más, me decía la gente, para qué te quieres complicar. Menos mal que me compliqué, porque un año después de aquel día horrible nacieron mis hijos pequeños, dos mellizos que nos hacen la vida del todo feliz.

    Muchas gracias por ser como eres y a por el 2017!!!

  • Lydia
    3 febrero 2017

    Te entiendo tanto…
    Gracias

  • Rosa
    3 febrero 2017

    Eres muy increible, traspasas la pantalla y llegas como si estuvieras sentada aqui al lado. Gracias por compartir y llenar el aire de sentimientos.

  • CoNchi
    3 febrero 2017

    lucia, me encoges el corazón. yo también la perdí a ella. Y lloraba y llorada mientas todo el mundo me decía que no era para tanto y que ya había sido madre. Y a mi la vida se me iba junto a mil lagrimones junto con aquel líquido rojo que salía de mi cuerpo y en el que el que me concentraba para que no volviese. y ahí están yo, abortando y viendo El programa de Ana rosa mientras todo el mundo me freía a Whatsapp y me recordaba lo fuerte que soy, Y yo me sentía débil y sin ganas de querer aparentar otra cosa.
    Y de repente un buen día percibí que algo me pasaba. Algo nacía dentro de mi que me decía que era ella, Y me confirmaros que era una niña. Y ella eligió su nombre cuando vi lucir un destello en una ecografia. Adivias? Agphi estaba Lucia. con un corazón que latía con tantas ganas que no pude parar de llorar.No se si será Luz u otro nombre precioso de niña. pero seguro que vendrá porque le espera la madre mas maravillosa del mundo….

  • 3 febrero 2017

    Una gozada leerte, de verdad. Llevo 3 años siguiéndote y creo que todas nos sentimos parte de tu mundo.
    Norma Grau es una fotógrafa de Barcelona que lleva adelante un proyecto hermoso de acompañamiento para familias que han perdido bebés. Intenta ayudar a visualizar esos hijos que la sociedad ignora. Te dejo el enlace por si te apetece pasar.
    https://www.facebook.com/reportajeStillbirth/
    Como escuché la otra vez “La realidad es lo que es y cómo la tomamos es lo que somos” Celebro que te des permiso para no ser superwoman porque eso te hace maravillosamente humana.
    Un abrazo de esos que crujen costillas y calientan el corazón.

  • Susana Ogea
    3 febrero 2017

    Mi Lucía querida, aquí me tienes con unos lágrimones que pa’que!
    Los duelos hay que pasarlos y aprender de ellos, claro que si! Yo en ello estoy y sé que se pasará, cuando me fallen las fuerzas volveré a leerte.
    El 2016 ya es historia, ahora toca escribir y dibujar el 2017 con molamiento y pringadez sin duda.
    Me rechifla la foto de los cuatro juntos porque sois una familia preciosa querida amiga.
    I love you baby!
    Un besazo enorme.

  • Eva
    3 febrero 2017

    Querida Lucia, eres tremendamente maravillosa. Gracias, gracias por compartir, por contar tus momentos íntimos y por ayudar, ayudar a que nos demos cuenta de una vez por todas que hay que pedir ayuda cuando sea necesario, porque somos fuertes pero no indestructibles.
    Siento tus perdidas y me alegra enormemente que tu niño esté mejor.

  • Cristina
    3 febrero 2017

    Aunque el mundo rosa de Instagram nos encanta, todas las fotos tienen una cara B: el moñaco despeinado que nos acabamos de quitar, el sofá sin recoger que no se ve o las 1000 cosas que tenemos que hacer después. Gracias por mostrarnos un fragmento de la cara B de Lucía Be; consigues que nos sintamos un poco menos solas en nuestras vidas imperfectas :).

    Abrazotes y ¡a bailar, que la vida es una verbena, nena!

    C.

  • Dann
    3 febrero 2017

    Hola Bonica!
    No se si leas esto, pero es que no podré dormir si no te lo digo.
    El otro día me preguntaron a quién admiraba en la vida, y mi respuesta inmediata fue: Lucía Be.
    Hoy lo mantengo más que nunca, gracias por tu fuerza, por tu magia, por tus palabras. Gracias por demostrarnos que la vida no siempre es fácil, pero que siempre hay razones para sonreír.
    Gracias por ser tú.
    Te mando el abrazo más grande de todos.
    Eres y siempre serás mi inspiración.

  • Ana
    3 febrero 2017

    Gracias por tu post sincero y claro. El aborto pasa, y pasa mucho, pero parece que se debe de llevar en secreto. Yo sufrí uno el año pasado, era mi primer embarazo y cuando me pasó me quedé descolorada y pensando porqué a mí. Después de contarlo abiertamente me fueron llegando mil historias de gente que le había pasado lo mismo, era algo tan común! Desde que me pasó a mí a la mitad de mis conocidas que se han quedado embarazadas las ha sucedido. Es algo que se debe de normalizar, contar y compartir, y no esconderlo y hacernos sentir mal por algo tan natural.

    Ahora vuelvo a estar embarazada, de 19 semanas, la semana que viene tengo revisión y voy cagada de miedo porque vuelva a pasar lo mismo, pero hay que seguir y ser positivas

    De verdad, gracias por este post 😘

  • Aroa
    4 febrero 2017

    Que grande eres, Lucía!
    Somos de la misma edad, yo no soy madre todavía, pero te entiendo perfectamente. Es tan importante saber parar y pedir ayuda. Yo por no hacerlo, me entró un hormigueo como el tuyo, me desmayé, caí redonda al suelo y al despertar tenía un rotura de peroné que terminó en quirófano y de la que todavía me estoy recuperando…
    La vida te traerá algo muy bonito, verás.

  • Sandra y jimena
    4 febrero 2017

    Desde Dubai, ❤. No es un día feo “solo llueve”. xo

  • BARBIE-Funcionaria
    4 febrero 2017

    Muchas gracias por mostrar tu alma al desnudo. Alguna vez cuando te leo, y luego se lía parda, con los comentarios…. pienso que eres una suicida emocional. Pero, no es por tu culpa, sino porque hay mucho arregla vidas ajeno. Mucho de aconsejar o opinar sobre las vidas ajenas…mucho falso psiquiatra de tres al cuarto.
    Cuando nos pusimos a tener niños el primer intento, fue un aborto y entiendo y comparto tu enfado, el querer hacerte la fuerte…en tirar de carro por inercia hasta que tu organismo que es muy sabio … dice se acabó.
    Quiero que sepas, que cuando en mi dia a dia, me angustio, me desespero, cuando a ratos no quiero a mis hijos…cuando me dan ganas de devolverle el picapleitos a mi suegra y decirle que se lo quede….me acuerdo de ti, de tu filosofía de vida, de que somos muchas las que no tenemos una vida pintorest, ni falta que nos hace.
    Me pongo mi sudadera bonica, pillo uno de tus bolis y la agenda azul… y se me pasa. Me rio con las caricaturas, las coloreo, hago un rato de terapia conmigo misma… y la vida vuelve a ponerse en orden.
    Mil gracias por estar ahí…. y por darme ratitos de felicidad cada día.

  • Aitana
    4 febrero 2017

    Mucho animo! Me has emocionado con este post…
    Eres genial! Optimista, sincera y una fuente de inspiracion para muchas!
    Un abrazo y ojala puedas seguir soñando y cumpliendo sueños!
    Tienes un angelito en el cielo… y a varios en la tierra!

  • Maria
    4 febrero 2017

    No soy muy de comentar, la única vez q lo hice fue cuando contaste q habías tenido un aborto. Yo tb tuve uno, hace 6 años y lloré mucho, mucho muchísimo! Y después de eso tuve suerte y tengo dos niñas preciosas de 5 y 3. Se diluye pero sigue ahí. Lo bueno? Que pase lo que pase siempre quedan motivos para bailar! Cuídate mucho Lucia y que te pongan muchos miminos!!!

  • Mary
    4 febrero 2017

    Yo tambien tuve una tempirada asi, no me pasaron las mismas cosas que a ti ni muchisimo menos pero si fueron una detras de otra y no muy agradables. Pedir ayuda para mi siempre es dificil pero a veces hay que pedirla y no pasa nada. Y otra cosa de la que me di cuenta es que si pasa es porque tenia que pasar, y el pasar del tiempo y la experiencia adquirida al final te hace brillar. Lo dificil de todo es mantener ese brillo, lo se. Con esto solo quiero darte animos, fuerza para seguir y no perder la esperanza. Habra un dia que todos los propositos de todos los años se cumplan.
    Un beso

  • Judith
    4 febrero 2017

    Se pueden decir muchas cosas pero creo que la rotundidad de tu post las dejaría bastante vacías de contenido… Así que simplemente gracias por existir por transmitir por enseñar.. Gracias

  • Jenn
    4 febrero 2017

    Me encantas , y ahora aún más. Y te entiendo mucho mucho, nunca suelo comentar, me río con tus post, tus stories. Siempre pienso, realmente es así Lucía ?? Tu forma de hablar y de contarnos las cosas , eres la bomba !! No quiero hacer publicidad ni mucho menos, pero me encantaría, que leyeras mi primer post que hice hace más de un año … inundada también por ese tabú que cuentas y que fué una forma de desahogo para mí. El blog lo tengo parado, algún día lo retomaré o no… solo mandarte mil besos y decirte que no cambies nunca. Y ya sabes si el día sale gris… lo pintamos !!! 💋💋💋

    http://nichanilimona.blogspot.com.es/2015/12/mi-primer-post-un-trocito-de-mi.html?m=1

  • 4 febrero 2017

    2016 es un año para borrar de mi calendario. Lo empecé de reposo absoluto por un embarazo delicado (que gracias a Dios terminó bien en primavera), el segundo mes me regaló un despido, en verano perdimos inesperadamente a dos personas muy queridas, a finales de año la lucha de mi padre contra el cáncer se puso más complicada y hace dos semanas que ya por fin descansa. Ha sido difícil y lo sigue siendo, pero hace tiempo que decidí darme tiempo para procesar, permitirme estar triste de vez en cuando, respetar mi ritmo y el de mi familia para poder poner nombre a las cosas y construir una vida feliz de verdad, FELIZ con mayúsculas. Es tan importante escucharse a uno mismo…
    Un besazo, ánimo y gracias por compartir estas cosas

  • 4 febrero 2017

    Lucía, eres increible.
    Hay que ser muy valiente para escribir ésto y además con humor.
    Eres maravillosa y te mereces lo mejor.
    En serio, te admiro muchísimo. Admiro tu fuerza, tu talento y tu buen humor.
    No son palabras vacías. De verdad que sin conocerte, tengo la certeza de que eres así.
    Tiene que haber sido muy duro pero también se nota que tienes mucho amor y mucha raíz que te han mantenido a flote y te han dado fuerza.
    Enhorabuena y por favor, sigue creando dibujos, prendas, tocados y vídeos gamberros. ¡Qué me río mucho con vosotras!
    Un abrazo, Ana

  • Vanessa
    4 febrero 2017

    Cómo me gustaría no entenderte, pero cómo te entiendo… suscribo todas y cada una de tus palabras de este post. La de cosas que tienes que escuchar cuando pasas por esto, y encima se espera de ti que seas políticamente correcta y des las gracias por cada burrada que te sueltan. Y eso de los que se ven obligados a decirte algo. Luego están los que, siendo en teoría ‘familia’, no se dignan ni en enviarte un triste mensaje para decirte que lo sienten, ‘por si te duele hablar del tema’. Duele aún más la indiferencia! Mi marido consiguió animarme a volver a intentarlo (aún no sé cómo lo hizo) y hoy nuestra pequeña bebé arco iris tiene ya seis meses y medio. Es la tercera, también tuve que lidiar con el ‘ya tienes dos hijos sanos, qué más quieres’ El alma se recupera, aunque ese bebé estrella que se fue siempre estará en ella. Sólo tú puedes decidir si algún día estarás preparada para volver a intentarlo, o si no puedes volver a pasar por lo mismo, porque por desgracia puede volver a pasar. En tu interior está la fuerza que necesitas para recuperarte. Yo te envío una parte muy grande de la mía por si te hace falta

  • 4 febrero 2017

    ¡Qué bonica eres! Yo también tuve que aprender por la fuerza que pedir ayuda es sano y de valientes. Que el 2017 nos traiga todo lo que hemos pedido y más.

    Un abrazo fuerte.

  • Iris
    4 febrero 2017

    Un gigante y sencillo ¡GRACIAS!

  • Andrea
    4 febrero 2017

    Lucía, nunca he comentado por aquí. Una vez te conocí en la feria del libro en Madrid y me firmaste ahí tu libro. Lo que no te dije es que leer tu blog me ayudó a tener confianza en mí misma y a atreverme a escribir mi propio blog yo también, a ser más sincera, a ver que las cosas son buenas y malas al mismo tiempo, que nada es perfecto. Me he reído mucho cuando te he leído, y alguna que otra vez he llorado un poquitín, como con este post. Sólo te quería mandar un abrazo y darte ánimos, esos ánimos que aunque tú no lo sepas, a veces me has dado a través de tu escritura y de tus dibujos. Y qué risa Paxarito como señor pidiendo un aperitivo y una cerveza. Me carcajeaba yo sola hoy solo de pensarlo, y es justo lo que necesitaba. Besos y abrazos desde Estados Unidos.

  • Amanda
    4 febrero 2017

    Jolin!los pelos como escarpias y la lagrimita en el ojo!aun recuerdo como te descubri,yo trabajaba con tu suegro y nos traia el catalogo con tus tocados,y de repente,adicta a luciabe!muchas gracias por la alegria que desprendes!por un 2017 lleno de aperitivos con Paxarito!😘

  • Isabela
    4 febrero 2017

    Gracias, por compartirlo, por ser grande y ser de verdad, por decirnos que pediste ayuda y que tu vida no es siempre de color rosa chicabe, que las chicasbe también pueden tropezar, caer y levantarse, aunque sea a la segunda o a la tercera. Y que la vida no es perfecta pero siempre está la oportunidad de seguir adelante, y recuperar la sonrisa. Y qué arte tiene Paxarito, y la madre ya no te digo

  • Beatriz
    4 febrero 2017

    Aquellas que perdemos hijos vivimos una soledad profunda. Como mi psicóloga dijo: no puedo juzgar el amor, pero el vínculo de una madre con su bebé es evidente. Ese vínculo hace que durante meses o incluso años sientas tanta tristeza que uses toda tu energía en pretender que no se te note. Pero ahí está, ahí está el dolor, los recuerdos.
    Mañana hará un año que pari a mi hija, después de ir a los últimos monitores y decirme que no había latido. Con 38 semanas y a 5 días de parir mi mundo se rompió. Yo siempre fui consciente de lo feliz y afortunada que era y ahora empiezo a estar cansada de estar triste.
    Nada ni nadie comprende ni ayuda como lo necesitamos.
    Si algún día consigo ser madre sé que eso no hará olvidar a mi hija, pero habrá un motivo por el que ser feliz.
    Lucía, te escribí en verano cuando supe de tu aborto. Hay algo maravilloso en ti, y es que muestras tu debilidad y la conviertes en algo motivador.
    Eso es magia Lucía.
    Te deseo lo mejor.

  • Maria
    4 febrero 2017

    Pero que BONICA eres!!!!

  • Rocio
    4 febrero 2017

    Qué curioso ver cómo gente tan distinta pasamos por cosas tan parecidas y nadie tenemos la fuerza o el valor de compartirlo abiertamente… gracias por hacerlo poniendo una clave de humor.
    Yo también perdí a mi bebé; jamás me han dado más consejos inútiles en mi vida ni me he sentido más sola. Sin embargo sí fui capa de pedir ayuda y es de lo que más orgullosa me siento. Sigo pasando el duelo y pensando en él todos los días pero sé que la vida (la mía y la suya dónde esté) sigue.
    Gracias de corazón por compartirlo y hacerlo un poco menos difícil.

  • Laura
    4 febrero 2017

    “respetar los tiempos de la vida…”no sabes lo que me ha hecho reflexionar esta frase. GRACIAS por abrirte así y un besaco enorrrrme.

  • Carmen
    4 febrero 2017

    Ole tú! Probablemente ha sido uno de los post que más me ha gustado, porque te hemos visto a ti,gracias por comparti tu historia con nosotros. Siento lo de tu bebé, ojalá algún día puedas cumplir tu sueño, ese y todos los que tengas. No es malo pedir ayuda, todos la necesitamos en algún momento, es como la carrerilla antes de un gran salto, la necesitamos para llegar a nuestro objetivo. Gracias por mostrarnos la vida como es, por ser tan real. No olvides los labios rojos cada día ( que eso anima mucho) y que eres muy bonica. Un abrazo grande.

  • Beatriz
    4 febrero 2017

    Lucía!
    Me encantas!Me gusta tu naturalidad, tu forma de ver la vida, me siento identificada con tus locuras. Eres lo que yo quiero ser algún día, una madre moderna y divertida y una mujer luchadora y emprendedora.
    Gracias por contar tu historia, porque con ella has ayudado a muchas mujeres.
    Lo sient, lo siento mucho! Soy enfermera y la experiencia me dice que una perdida de un hijo (sea como sea) nunca se olvida, pero te prometo que aprenderás a vivir a pesar de ello.
    Cuando murió mi abuelo me di cuenta de que el amor es algo que nunca se acaba, aunque la persona se haya ido y a mi eso, me consuela.
    Luz, como su propio nombre indica seguirá allá donde esté iluminando tu camino.
    Mucha fuerza, mucho ánimo, muchos besos y Lucía por favor vuelve a hacer stories en instagram!Me parecen lo más!He dejado de mirar las stories porque tu ya nunca haces y yo con ellas me partía, vuelve por favor!
    Un besote grande.

  • Eva
    4 febrero 2017

    Muchas gracias Lucia.No puedo decir más.😍😍😍

  • Laura
    4 febrero 2017

    Madre mía Lucia. Q sofocón tengo!!!!! Como me has emocionado. Si antes me caías bien ahora me caes mejor y me siento mas identificada contigo

  • Silvia
    5 febrero 2017

    Lucía… Tan solo te daría un abrazo…seguro que este 2017 te traerá cosas buenas, sigue como tú eres bailando en la cocina, todo irá bien. Eres simplemente genial!

  • 5 febrero 2017

    El finde pasado estuve en urgencias con lo mismo que tú. Muchos sentimientos en mi cabeza que no pudieron más y explotaron. Siento mil lo de tu Luz. Mi madre tuvo tres abortos y luego me fué a buscar a Colombia para ser mi mamá a pesar de que las monjas le dijeron que yo estaba enferma y que podía elegir otra niña. Mi madre me miró y dijo que no. Que ella me iba a curar y que fuera lo que Dios quiera.

    Beso grande

    • 5 febrero 2017

      Gracias por contarme tu historia. Brava tu madre! y brava tú. Todo mi cariño

  • PatrI
    5 febrero 2017

    Siento mucho lo que te ha pasado Lucía, perder un hijo es algo que por mucho que queramos disimular, hay que pasar un duelo…y lo peor de todo es la sociedad que nos rodea que no dejan ni acompañan como deberían a una madre en esa situación tan difícil. Gracias por compartirlo, estoy segura que vas a ayudar a muchas personas que han pasado por esa situación. Un beso enorme!!!

  • Lorena
    5 febrero 2017

    Chavala, eres la muy Top!!
    He reído y llorado con este post.
    Gracias, por compartirlo y por enseñarnos a reír y bailar con la vida!!!

  • Silvia
    5 febrero 2017

    Te deseo un super 2017 Lucía!
    Siento esas cosas malas y regulares que pasaron, me parece que hasta que no se digieren no se exponen y eso es algo bueno, es señal de que estás mejor 🙂

  • 6 febrero 2017

    Eres una fucking tigresa!!.

    Querida Lucía, tu con tu sonrisa eterna, tus elocuentes frases y tu locura maravillosa no eres más que una persona.

    Autónoma, emprendedora, dibujanta, blogera, jefa, madre, hija, mujer, amiga, dueña de un caserío… todo lo que quieras pero un ser humano asíque permítete serlo.
    Nos ofuscamos en ser superwoman, en ir corriendo a todos lados, en batallar con el trabajo, en que las cosas salgan perfectas y a veces nos olvidamos de respirar (literal).
    Me alegro de que hayas salido del pozo y también de que lo cuentes, contar las cosas significa muchas veces bajar el estor y apagar las luces de una mala racha.Además sé perfectamente que tu testimonio y sobretodo la forma en que lo cuentas ayudará a muchísimas personas y eso terminará de sanarte.

    Te mando mil besos desde mi oficina lúgubre ; ).

  • SaRa
    6 febrero 2017

    Hola Lucía,

    Una amiga mía sufrió también un aborto el año pasado, iba a ser su primer hijo… Muchas amigas y familia hicieron como que no había pasado nada, y yo le dije que no era hora de hacerse la fuerte, que llorara, que hablara y que lo sacara para poder seguir hacia delante. Hoy en día quiere volver a intentarlo. Quiero darte las gracias por hacer visible algo que pasa y que no es nada para avergonzarse. Un besazo enorme, tienes una estrellina allí arriba que brilla mas que las demás. Me alegro que paxarito vaya bien y no me he podido reír mas con esa ocurrencia suya jajajaja. Un besazo desde Cudillero

  • 6 febrero 2017

    Hola Lucia, te sigo desde hace un par de meses en IG y llevo tiempo queriendo escribirte solo para decirte que me encanta el buen rollo que transmites me encanta tu forma de ser sin conocerte de nada me pareces de esa gente que mola tener cerca! Aprovecho que leo este post para al fin animarme a hacerlo, eres muy grande, te lo digo en serio y muy valiente. Yo no he sufrido ningun aborto por lo que no puedo contarte nada en primera persona pero si algo que comentas, que el duelo y el luto hay que pasarlo no se puede obviar. Lo siento mucho, creo que debe ser un dolor que no alcanzo a conocer pero solo de imaginarmelo quema.
    Hace dos años tuve la mala suerte de que mi mejor amiga fuera en el avion de Germanwings que se estrello en los Alpes. Ella era todo para mi en Basilea, pero yo no supe parar, y al dia siguiente a pesar de la pena, segui yendo a trabajar (lo cual me costaba un mundo porque trabajabamos juntas y todo me recordaba a ella), pero sentia que mi vida tenia que seguir, que tenia que seguir sonriendo, que no servia de nada quedarme en casa sintiendo lastima, asi que si claro que la llore mucho, pero no me permiti estar triste, sobre todo porque en Suiza no esta bien visto estar triste y hasta la psicologa del curro nos lo dijo, aqui no se puede estar triste porque no es agradable para los demas compañeros de trabajo… (muy maja ella..). Tambien tenia que cuidar a mis nenes, por lo que tenia que seguir haciendo como si no hubiera pasado nada (ellos sabian que Estela ya no estaba que estaba en el cielo, aunque no mucho mas), pero si habia pasado, ella ya no esta, se fue de viaje y no volvio y ya no tengo nadie con quien tomarme el cafe por las mañanas, con quien reirnos de las historias de los suizos… asi que aqui sigo casi dos años despues y aun echandola de menos y aun me cuesta que no este y quiza me sienta mas triste que nunca… En fin todo este rollo para decirte que tienes razon que las penas hay que pasarlas y estar triste y permitirnoslo que no pasa nada no estar disponible, ni sonriente a pesar de que eso sea lo que todo el mundo espera de nosotros… Yo sigo sin entender porque a ella, porque iba en ese avion si no vivia ni en Dusseldorf ni era de Barcelona, pero creo que no lo entendere jamas solo creo que es asi y asi tengo que tomarlo..
    No me enrollo mas solo decirte de nuevo que tienes una familia preciosa, que transmitis un monton, que me encanta las cosas que haces y la luz que emites. Muchos muchisimos besos y que sigas siendo feliz a pesar de las golpes de la vida..
    (despues de releerme no se si este mensaje es para ti o ha sido una terapia para mi…) Mas besos

    • luciabe
      8 febrero 2017

      Jo, aquí me tienes llorando con tu comentario. Date permiso para llorar a Estela, que está en el cielo, claro que sí, y te acompañará siempre, pero joder cómo duele que no esté, verdad? Y no pasa nada que tus niños te vean llorar y vean que a veces la vida duele, pero que si estáis juntos duele menos. Me acordaré de ti y de Estela, y te mando hasta Suiza un abrazo lleno de cariño.

  • Elena
    6 febrero 2017

    Por casualidad te conocí y por casualidad he leído tu post y simplemente quiero decirte que las lágrimas que han empezado a resbalar por mi mejilla son la prueba de lo que nos has hecho sentir y de lo que cada uno de nosotros ha recordado sobre sus altibajos en la vida y sus duelos que efectivamente hay que guardar y respetar en cada una de sus etapas. Gracias por compartirlo y a por un “que venga lo que tenga que venir que lo estaremos esperando” 2017

  • ROCIO
    6 febrero 2017

    Lucia te descubrí hace un año, te sigo en Instagram, y son muchas las veces que me encuentro riendome delante de tus fotos y comentarios. Escribes maravillosamente y sabes hacerte sentir cercana porque desprendes naturalidad. Me encantas y me encanta leerte. Gracias por todo. Atentamente: una fan

  • Paula
    6 febrero 2017

    Wow Lucía!!
    No suelo comentar pero es que cada palabra escrita aquí arriba me ha llegado dentro.
    Tengo una malformación uterina por la que en caso de quedarme embarazada (cosa que llevamos intentado muuucho tiempo ya) la probabilidad de aborto es altísima .
    Las pocas personas de nuestro entorno que lo saben solo alcanzan a decir “tú no te preocupes que igual a ti no te pasa” “ya te preocuparás cuando llegue el momento” “hay parejas a las que les ha pasado y luego tienen hijos”.Y nada de eso consuela,ni muchísimo menos!
    Yo no sé lo fuerte que soy o dejo de ser pero con esto estoy CAGADA y al principio no podía ni llorar pero llegué a un punto en el que o lloraba o lo mandaba todo a la mierda,así que pañuelos en mano y a desahogarse.
    He buscado blogs para leer casos similares y coger fuerzas de mujeres que sepan como me puedo sentir y leerlas ayuda mucho (incluida tú) así que gracias.
    GRACIAS bonica simplemente por nombrarlo!!

  • 7 febrero 2017

    Holla chica Lucia, e por aqui acaba meu espanhol, sou Clarisse e escrevo desde o Brasil, e sigo seu blog desde o final de 2015. Espero que não te enfades em buscar no google a tradução de meu post, domino muito pouco o espanhol, mas senti muita vontade de te escrever quando li este post.
    Em 2015, por acaso descobri se livro em citado em algum outro blog, logo enlouqueci por ter meu exemplar de La vida es una verbena, mesmo sem saber o que é uma verbena, mas a pessoa que me explicou o que é uma verbena foi a mesma que me presentou com seu livro depois de voltar da Espanha. Por ironia do destino essa mesma pessoa foi um grande amor em minha vida, mas a vida não nos trouxe um final feliz.
    Eu que sempre sonhei com o dia que escreveria para você contando como seu livro iniciou um romance de conto de fadas, hoje te escrevo para te contar que mesmo das histórias mais tristes sempre sobra algum detalhe bom em nossas vidas e isso é a beleza mais incrível.
    E a gente sempre vai buscar um motivo para bailar lento não importa o quanto o céu fique cinza.
    Parabéns por seguir inspirando românticas por todo o mundo.
    Um abraço, Clarisse

  • Mariana menchaca
    7 febrero 2017

    Lucia te saludo desde México sabes q eres mi emprendedora favorita desde q te conocí precisamente en 2016, año q también me sacudió con grandes pérdidas pero bueno ahora se prefecto Porq eres mi Top 1, simplemente Porq eres tal cual eres, transparente, honesta, sencilla y divertida. Me identifico mucho contigo, ojalá algún día mi emprendimiento pueda llevarme al crecimiento como tú lo haz hecho! No cambies!!! Besos Mexicanos

  • cristina
    8 febrero 2017

    Voy a dirigirme a todas las personas que han escrito en este post y a las que lo harán, muchas gracias Lucía por darle voz y hacer público un tema que sólo las que hemos pasado por ello sabemos los sentimientos de soledad,confusión…El 1 de septiembre, en una revisión nos dijeron que a Iris no le latía el corazón, nos hicieron esperar una semana para estar del todo convencidos antes de actuar, y te puedo asegurar que en mi vida el tiempo ha pasado tan lentamente como en esa semana, finalmente el 9 de septiembre me hicieron un legrado y la vida continuó para todo el mundo menos para mi, que todavía recuerdo el olor del quirófano, la ropa que llevaba y el zumo de piña que me dieron después y vomité, todavía noto el dolor en el pecho y el nudo en el estómago al oír de gente que quiero y que necesitaba como nunca decirme comentarios (idénticos a los que he leido vuestros)que me daban cortocircuitos en el cerebro. No recuerdo septiembre, lo tengo borroso como en estado de niebla, recuerdo llorar y llorar. Supongo que después de 6 años intentando todas las técnicas posibles sin éxito, pero haciendo caso a todo el mundo de que no pasaba nada esta vez no me convenció lo que me decían los demás y me derrumbé. Empecé a leer sobre el tema y me enfadé, porque yo no sabía que esto era tan común, porque se esconde? porque la gente te trata así? porque somos tan cobardes y repetimos frases sin sentido que no consuelan a nadie? Me encantaría decir lo que he leído un montón de veces en foros “y aprendí un montón y ahora tengo a mi hijo/a de x meses al lado”, pero no estoy ahí y no sé si lo voy a estar nunca, de momento en Noviembre empecé terapia y ahí voy, ya no lloro cada día, aunque cada mes al venirme la regla noto ese escozor que me sube por el pecho y se queda en la garganta y entonces lloro flojito, sólo para mí mientras me imagino cómo hubiese sido Iris y la vida que se me escapó con ella.

    • luciabe
      9 febrero 2017

      Llora flojito, y llora fuerte cuando lo necesites. Iris está ahí, y te puede parecer raro pero yo a veces hablo con Luz. Le pido que me ayude, me enfado con ella de broma por no haber nacido… y me sigue doliendo, y sigo sin poder ver muchas fotos… pero ya no es ese dolor. Yo antes pensaba que las cosas se superaban, pero ahora creo que se aprende a vivir con ellas. Y en ello estamos. Un abrazo cálido y fuerte de los que curan, siento muchísimo lo que has pasado, seguro que te esperan cosas buenas.

  • Moni
    8 febrero 2017

    Y lo de Paxarito?? Me tienes en un ay…

    • luciabe
      9 febrero 2017

      Paxarito está bien, tenemos que hacerle revisiones cada X tiempo pero está bien. Gracias por preocuparte!

      • Moni
        15 febrero 2017

        Gracias por responder.😘😘😘

  • 8 febrero 2017

    Lucía…. cuántas cosas y al tiempo solo una, puesto que todo ello es el hecho de vivir. Nuestra sociedad desconoce la humildad, la sencillez de sentirse pequeño y vulnerable. Desconoce el silencio interior, la mirada introspectiva. No alienta el vaciarse de objetos…, para llenarse solo de sentimientos y sensaciones, de reflexiones. Solo quienes se reconocen pequeños, débiles, vulnerables, necesitados de comprensión, de afecto, pueden avanzar y crecer. Tú lo has hecho, pienso. La vida de un bebé no nacido es tan relativizada en nuestro actual sistema que parece que su pérdida equivaliera a….. casi nada, un percance más y no de los peores. Pero no…., perder un hijo es terrible. Debe serlo espantoso también hacerlo voluntariamente. No concibo tal dolor pero desde luego solo desde su aceptación y desde las lágrimas podemos superarlo. Llorar, por dentro, por fuera. Porque no somos tan fuertes. Porque no debemos serlo. Porque nadie nos va a recordar cuando dejemos este mundo por lo fuertes que fuimos sino por lo mucho que amamos. El amor es lo que salva a nuestro planeta enfermo de su terrible injusticia y desequilibrio. El amor dado. El amor recibido. Acoger. Ser acogido.

    Reconocerse pequeños, decirlo, sentirnos vulnerables, pedir ayuda. Dejarse abrazar. Abrazar. Esto es vivir en verdad. Humildad es andar en verdad.

    Desde la distancia, ánimo… Adelante.

    • luciabe
      9 febrero 2017

      No nos recordarán por lo fuertes que fuimos sino por lo que amamos. GRACIAS

  • AbIdesa
    9 febrero 2017

    Ya sé q el post es de hace varios días y q voy tarde, pero me he emocionado con tus palabras.
    LO SIENTO MUCHÍSIMO, de verdad.
    Mi 2016 me trajo lo más deseado de mi vida, mi bebé, he pasado por mucho hasta conseguirlo, he tenido q oír cosas similares a las tuyas. No tenemos derecho a quejarnos porque siempre hay alguien q está peor??
    En fin…
    Me alegra q estés mucho mejor, y lo de pedir ayuda nos cuesta pero parece ser necesario, no?
    Mis mejores deseos para este año con la lista q te hayas hecho, un abrazo fuerte🤗

  • Cristina
    10 febrero 2017

    Lucia, lo que hace falta en el mundo es más gente como tú! La vida siempre encuentra algún momento para enseñarnos que pedir ayuda es natural y sano! Yo también he decidido curarme y para empezar me he apuntado a yoga y me encanta! Gracias por regalarnos sonrisas y lágrimas! Un besazo!

  • Nuria Indiano
    11 febrero 2017

    Hija!!, realmente un año bien completo la verdad. Cada vez que escucho que una madre ha perdido a su hijo se me encoge el alma, hace un tiempo tuve una clienta que le pasó( ella pudo tener a su bebé 17 días) y ha creado un blog en el que trata la perdida como lo que és, un hijo, no una cosa que estaba pero no, si tienes la opción échale un vistazo(El pijama de Gary).
    Ya veo que eres muy fuerte, de modo que este año seguro que lo petas y todas nosotras lo veremos y disfrutaremos con tu trabajo.

  • Lorenagargom
    15 febrero 2017

    Me has emocionado tanto y te empatizado tanto, que podría decirte millones de cosas pero me sobra con decirte que eres bonita de arriba a abajo.

  • 19 febrero 2017

    Eres de esas personas q tienen angel y ahora ya sé porqué!!! Te adoro!!!

  • 21 febrero 2017

    Me ha conmovido y emocionado lo que nos compartes… Valiente!
    Y sí, no todo es color de rosa pastel. No todo lo contamos y no todos entenderán ciertos sentimientos.
    Siento mucho tu perdida, porque un aborto espontáneo, por mucho que luego te quieran decir y uno mismo convencer, no es mas que eso. Una perdida de alguien a quien amabas (aunque fuera del tamaño de una célula, una lenteja o un garbanzo).
    Así que sí, hay dolores del alma que salen fuera y no queremos reconocerlos. Pero con ayuda profesional (y no hay que tener vergüenza de decirlo….no hay q estar loco para ir a un psicólogo) uno gestiona mejor todo ese batiburrillo de sentimientos reprimidos.
    Me alegro por que vivas cada etapa, y vuelvas a ser un poco mas tú.
    Mi caso tal vez debería doler menos, pero igual duele aunque ya ha pasado un tiempo. No me quedaba embarazada, fuimos al especialista y directos a in vitro. Poca reserva ovárica, pero se hizo el milagro, un ovulito se fecundo…y prendió, pero duro poquito…se fue, se esfumo…y mi corazon se partio en mil pedazos. Hubo un segundo ciclo pero no hubieron ovulitos qué fecundar. Así que como otros tratamientos nos es complicado afrontar, (una pasta gansa) intento aceptar que soy de esas mujeres que tienen sus huevitos vacíos, que no seré madre (no como quería) y que todo tiene su tiempo y ya llegue tarde para ello (40 años ahora, aunque hace año y medio que nos paso eso).
    En fin, si…cada mujer es un mundo. Y hay que ponerlo lo mas bonito que podamos. Y siempre siempre vivir el presente.
    Besos!

  • Maria
    22 febrero 2017

    Eres grande Lucia. Gracias, gracias.

  • 1 marzo 2017

    Eres especial Lucia, lo que escribes siempre me llega fondo.
    Quiero compartir contigo una experiencia muy importante para mí, y me gustaría concienciar y animar al resto de chicas a que se solidaricen también, no cuesta nada.
    Te invito a que visites mi post http://gurcustom.com/es/mi-cabello-por-sonrisa/
    Un abrazo enorme!

  • VAnessa
    13 marzo 2017

    Madre mía Lucía, cómo he llorado….cómo se me ha encogido el corazón. Te comprendo por muchas cosas, y te admiro por aprender a pedir ayuda, a parar y tomar aire, porque es muuuuuy, muy difícil. El duelo hay que vivirlo para seguir adelante, pero duele tanto!!!!Pero cierto es que cada uno encuentra la manera de vivir con ello, y sigue doliendo siempre, pero el amor que te rodea lo hace más llevadero. Escribes genial, me leí tu libro del tirón, me lo trajeron los Reyes y me encanta, transmites un montón. Gracias por compartir este momento. Mil abrazos apretados!!!

  • Marisol
    15 marzo 2017

    Solo quiero decirte Lucia que tu eres la persona que mas ama Luz en la tierra.
    Lo que te voy a compartir probablemente no lo creas pero aun a si te lo diré.
    Yo siempre desde muy niña he tenido ciertas revelaciones por decirlo a si.
    Nunca las he tomado muy enserio tal vez para no perjudicarme mentalmente, pero esta me marco muy profundo.
    Un dia tube una de esas revelaciones donde me dijeron, “Hay una persona en el cielo para quien tu eres lo mas importante y lo que mas ama en la tierra, elije un espacio en la casa, haz un ritual ahi especialmente para comunicarte con el, siempre que lo hagas el lo reconocera y vendra en seguida.
    Durante mucho tiempo quede adivinando, sera mi abuela? Pero por que me amaria mas que a sus hijos? ¿ Sera mi hermano? ¿ pero por que me amaria mas que a mi madre?
    A los pocos dias de nuevo,otra revelacion que me dijo ” tendras un encuentro con un angel en sueños, no te dira nada pero su mensaje sera claro”.
    Por cierto te explico, mis revelaciones, bueno yo les llamo a si por que no se como llamarlas, son como una especie de sueño entre dormida y dispierta, es algo asi como cuando te quedas media dormida sin querer y comienza a disparatear tu mente jajjja, en ese momento muy pequeño de inconciencia siento como alguien hablandome pero nunca veo quien es, pues resulta que la siguiente noche al dormir, o sea dormir de verdad, me soñe contando a mis tres hijos que estaban sentados en un sofa, mis hijos son tres, mientras yo decia, uno dos…Cuando dije dos llega corriendo un cuarto niño y se siente de tercero y me sonreia muy dulce y su mirada era muy alegre como emocionado querendo ser contado tambien. Yo entonces pregunte y el quien es? Y escuche la misma voz diciendome, ” Es tu hijo, son cuatro ¿no te acuerdas? Es tu hijo Lavid.
    Al dia siguiente corri a buscar el significado de Lavid por que yo no tenia ni idea…La sorpresa que me lleve al leer su significado.
    Entonces entendi, que el es la persona en el cielo para quien yo soy la mas amada en la tierra, entendi que el era el angel con el que me encontraria en sueño y el mensaje que pude comprender es que los abortos son angeles en el cielo y claro que tienen un alma. Como se que se trata de el bebe que perdi? Por que ya se me habia revelado que soy lo mas amado para el, por que se sento justo en el lugar que le correspondia, su edad reflejaba exactamente la edad que tendria hoy de haber nacido y ficicamente tenia mucho parecido a mis otros hijos.
    Un dia hablando con un religioso me pregunto ¿Alguna vez haz avortado? Le dije si, pero fue natural no lo provoque yo, el sin contarle yo nada de mis revelaciones me contesto asi…”Como halla sido ponle nombr, el nececita que le des un nombre”.
    Desde entonces le puse su nombre, como en el sueño me dijeron es lavid yo le puse David. Ahora lo amo, aveces lo llamo y ya numca mas he dicho que tengo 3 hijos, ahora digo que tengo 4 uno en el cielo, incluso en navidad dejo su espacio y su plato con algun mensaje bonito.
    Disculpa el mal escrito y lo larguisimo de mi comentario pero son las 4: 00 am y vengo llegando de mi trabajo. Si gustas no lo publiques que mas que todo es para ti. Un beso. Bye.