Los verdaderos padres molones

cuadro_miki1
Nada más publicar el post del padre molón, recibí dos llamadas. Una del amore: “Vaya mierda de padre molón, en lo único que me parezco a él es en que bebo whisky”. Luego me llamó mi padre: “pero hija, qué tristeza, ¡si yo lo único que hago es limpiarme los zapatos!”. A mí me dio mucha pena. 
Porque es verdad. Ni mi padre ni el amore son hombres modernos. Nada cools. Para que me entiendan: a mi padre le encantan las camisas hawaianas, es sordo de un oído y lleva sonotone, se echa tanta colonia encima que es mejor comprarle alguna baratita a granel porque si no puede ir apestando al personal por la calle, se le dan mejor los niños que los mayores, cada año le da por una afición y aún recuerdo cuando le dio por aprender valenciano y nos llevaba fritos a todos contestando el teléfono en el idioma de marras aunque nos llamara gente de la Galicia profunda. Mi padre no conoce restaurantes caros porque los cuartos se los deja en sus hijos, y como no le da para ir al gimnasio se montó una sala de deporte en el garaje: con mis patines viejos y unos botes de gel llenos de piedras fabricó unas pesas, se puso unas toallas en el suelo y desde entonces es frecuente que nos lo encontremos entre cajas y lavadoras resoplando con sus pesas hechas a mano. 
Nunca fue un padre al uso, y por eso fue el que más molaba. Y de ahí que cuando conocí al amore, con su camiseta raída y su coche lleno de pegatinas, pensé: “no puedo escaparme, es él”. Supongo que en mí se cumplió aquello que dicen de que nos fijamos en hombres como nuestros padres, porque cada vez me doy más cuenta de lo que se parecen. De hecho, hasta hace nada guardaba como oro en paño unas zapatillas horrorosas negras con la cara de John Lennon estampada en miles de colores (quería hacerles una foto, pero en una discusión se fueron a la basura), no sabe combinar porque es daltónico, hay veces que se pone mi colonia porque no encuentra la suya y  también es sordo (cual tapia) de un oído. ¿Recuerdan aquella historia de los desodorantes Deliplus de mi boda? Pues eso.
Eso sí, bebe whisky con hielo y cuando una vez entre copas le conté que me dedicaba a hacer sombreros y cosas bonitas, pensó que estaba loca de remate. 
Loca sí. Pero de amor del bueno. Porque como dice Indara, ayer fue el día del hombre de nuestras vidas. Y aunque mi padre y mi amore no cumplan los requisitos de un padre molón, en realidad son los más molones del mundo. Y además, en realidad… ¿quién los cumple? yo creo que al final todos somos muy normales. Y eso es lo que nos hace únicos. Y súper molones.
amore y paxarito by servidora. Regalo del día del padre.
Los verdaderos padres molones le cantan a sus hijos
El amore y mi padre (mi padre me ha quedado como el fantasma del metro de Ghost!!!)
Dedicado a todos los padres no molones del mundo.
(y disfruten de la primavera que parece que ha empezado hoy)

27 comentarios

  • 20 marzo 2013

    pues eso. Verdaderos molones y de los buenos.

  • Belen
    20 marzo 2013

    ¡Precioso post! Yo también ando buscando un amore molon, y si se parece a mi padre, mejor que mejor!!! Y lo de echarse colonia a raudales debe ser cosa de padres, el mio también lo hace, jajaja.

  • 20 marzo 2013

    Que bonito, todo lo que has escrito me ha encantado!!! y no parado de reirme en lo del dibujo de tu padre y el fantasma del metro de ghost, ja, ja, ja,…. un post fantástico. Besos!!!

  • 20 marzo 2013

    Que entrada más bonita…y claro que son los más molones del mundo, porque llenan tu vida y te hacen feliz! Sólo por eso son los mejores!

    Un besote

  • 20 marzo 2013

    Joer! yo quiero conocer a tu padre! Qué elemento! Por tu descripción parece el vivo reflejo de mi abuelo Pepe con quien me crié. También era sordo con sonotone, se echaba el varón dandy a chorretones y además de carpintero hacía cada invento….Para mi ese tipo de cosas son el sumum del molonismo!
    (lo del fantasma de ghost me pillo desprevenida y casi me meo de la risa)

  • 20 marzo 2013

    Y qué bonito la manera en que hablas de ellos… Preciosa la ilustración

  • 21 marzo 2013

    Me ha encantado la entrada Lucía. Bueno, esta y todas, ya que siempre hablas con el corazón. Tu padre me parece la pera limonera, lo visualizo al hombre con sus botes de geles "Y uno, y dos, y tres…" subiéndolos y bajándolos sudándo la gota gorda. ¡Pero que apañadete!
    Mi padre en el tema de los gastos también es muy así. Todo lo invierte en la educación de sus hijas, que somos nosotras, y somos 6 y todas hebras… es un Santo bendito!
    Yo todavía no he encontrado un amore que se parezca a mi papito, y tampoco me estreso mucho en buscarlo, ya aparecerá el día menos pensado… jajaja
    Paxarito es una ricura.
    Que suerte de tener esos pedazos de hombres en tu vida!!!!
    ¡¡Te felicito!!

    Por cierto, espero ansiosa el post de tu hermana en la India!!!! jeje. No sabes las ganas que tengo!

    Besosss bonita

    -Isabel-
    http://ellassoloquierendivertirse.blogspot.com.es/

  • 21 marzo 2013

    Ya te lo he dicho pero lo repito aquí: Pura ternura, sinceridad y amor!! 🙂 Genial post!
    Saludos!

  • 21 marzo 2013

    Mi esposo cada vez se parece más a mi padre, Yo a veces, cuando le veo sobado en el sofá roncando, balanceando peligrosamente el mando de la tele en su barriguilla y se despierta justo cuando se lo voy a quitar para decirme "no me cambies que estoy viendo este programa" pienso… Papá! Abandona el cuerpo de mi marido! Ojo, esto dicho con mucho amor porque para mi los dos son los papás más molones del Universo. Besos

  • 21 marzo 2013

    A mí a veces mi marido me saca de mis casillas; en muchas cosas es el anti-padre molón de tu post del otro día. No sabe distinguir el azul bebé del azul klein ("¿tiene algo que ver con Martina Klein"?), se para el mundo cuando juega el Real Madrid y su bebida favorita es la coca-cola. No entiende que me guste ver las películas en versión original y sus canciones preferida son las sevillanas.

    Pero es el mismo que a veces me trae sin esperarlo un Kinder Sorpresa, o me prepara un desayuno con zumo de naranja recién exprimido y se lo pasa cuando le explica a nuestro hijo de 3 meses que Cristiano Ronaldo es el mejor mientras él le mira con cara de alucinado.

    No es un padre cool ni falta que hace. Yo no lo cambio por nada.

    Precioso post, Lu!! Yo la semana que viene quiero dedicarle un post a la estrella de la habitación de J*, tu abecedario! Muacks:****

  • Anónimo
    21 marzo 2013

    Me has emocionadoo. Tu eres molona molona y claro, gracias a un padre molón!

    Palopg

  • 21 marzo 2013

    Un post de 10 Lucía. ¿Quién narices dice qué padres son los molones? ¡Eso lo decide cada uno!

    ¡Besitos!

    milowcost

  • 21 marzo 2013

    Da gusto leerte, Lucía!!! Deberías de escribir un libro, porque eres una comunicadora de las buenas.
    Mi padre y mi chico tampoco son los más molones, pero no lo necesitan, porque a mi son los que más me molan!!
    Un beso,
    Marialu

    (Me ha encantado lo del fantasma de Ghost)

  • 21 marzo 2013

    los mejores son siempre los padres no molones, y los más divertidos 🙂
    Fdo: una mamá no molona

  • 24 marzo 2013

    #aplausosfuertes para ti y para todos los padres del mundo que a su manera son molones y no necesitan postureo alguno para ser maravillosos.

    Me encantan la ilustraciones