Medalla de bronce

Paxarito ha acabado el curso y la guardería para celebrarlo ha organizado unas mini olimpiadas. Es emocionante ver desfilar a sesenta enanos al son de la banda sonora de Carros de fuego. Que yo, extremadamente sensible a este tipo de eventos, llore emocionada, es muy normal, pero hasta el amore soltó un par de lágrimas agarrado a su pequeño atleta.
La prueba final consistía en una gran carrera multitudinaria de padres e hijos. Cedí el honor al padre porque mis lorzas de recién parida y Juan amorrado al pecho no quedarían bien en la foto final. Paxarito no es especialmente rápido y el amore tampoco, pero sí especialmente guapos.
Suena el aviso y empieza la carrera, y como suponía, mi pareja ganadora no es ni de lejos la más veloz. Pero reparo en algo curioso: Paxarito no mira al frente, a la meta, es más ni siquiera mira al suelo para no caerse. Solo mira feliz y sonriente hacia arriba, a su padre. Y cuando llegan los dos al final, se gira hacia atrás y con esa manera tan suya de señalar grita exultante: “Hugooooooo!”
Hugo es su mejor amigo y venía de la mano de su abuela. A los dos les quedaba aún un buen trecho para terminar.
En ese momento pienso que quizás en esta carrera todo consista en eso, en mirar hacia arriba, a quien te quiere, y pararse a ver quién viene detrás. Aunque no ganemos ni la medalla de bronce.

48 comentarios

  • 8 julio 2014

    Que bonito! Paxarito ha descubierto el valor de la familia, la amistad y que no todo es competir en esta vida

  • 8 julio 2014

    Qué bonito!!! Yo también hubiera llorado. Me encanta cómo escribes, enhorabuena y gracias Lucía por compartirlo con nosotros

  • 8 julio 2014

    Qué bonitas palabras Lucía! Es curioso como tienes la capacidad de hacer reir y llorar de emocion al mismo tiempo! bss

  • 8 julio 2014

    Ohhhh!!!!!!!!! Precioso!!!!!!!!!!!!!!! Paxarito es un pequeño sabio!!! Muy bonito!

    Besos!

  • 8 julio 2014

    No sé si yo yo que estoy en 'esos días' pero se me han humedecido los ojos con tu paxarito

  • 8 julio 2014

    Ay Lucía! hoy las lagrimillas se me has escapado a mi :)) precioso post!

  • Cristina
    8 julio 2014

    Me uno al llanto verbenero aquí y ahora mismo!!

  • 8 julio 2014

    Se me escapa la lagrimita…ánimo supermami!

  • 8 julio 2014

    Si es que los peques nos enseñan mucho!!! Si aplicaramos esto a nuestro día a día…todo nos iría mejor!!!

  • 8 julio 2014

    Que bonito Lucia, si es que lo más importante en esa carrera era la compañia, tanto de papá como de sus amiguitos, y pasarlo requetebien. Bravo por paxarito se ha llevado la medalla de oro a la amistad.

  • Ainhoa
    8 julio 2014

    Jope hasta yo me he emocionado

  • 8 julio 2014

    Ay! Historia de final de curso encantadora!! Me he imaginado a mis dos amores y se me han empañado los ojos… Tu conclusión es la mejor Lucía.

  • 9 julio 2014

    Qué bonita estampa. Qué bien contada. Y la ilustración… deliciosa.

  • eSteR
    9 julio 2014

    Mira, Lucía, ahora mismo tengo todos los pelillos como escarpias…
    De veras: precioso!… Me quedo con tu frase para aplicarla a la vida en general: "Quizás en esta carrera todo consista en eso, en mirar hacia arriba, a quien te quiere, y pararse a ver quién viene detrás. Aunque no ganemos ni la medalla de bronce!
    Gracias por compartir tu sensibilidad. Gracias por compartir-TE.
    Un abrazo,

  • 9 julio 2014

    Madre mia que ternura de post… .♥♥♥♥ Besazos ♥♥♥♥

  • 9 julio 2014

    Pero que bonito! Espero que no cambie tu "paxarito" y no se vuelva competitivo…ojalásiempre echela vista atrás para esperar a su amigo…precioso post!

    Saludos desde Gelolas Vintage

  • 9 julio 2014

    Lucía… escribes super bonito…. pequeñas historias del día a día llenas de Amor. Me encanta, soy Fan!!!
    ♡♡♡

  • 9 julio 2014

    Que tu llores emocionada es normal, que el amore suelte alguna lagrimilla… pues también!, pero que a mi se me vidrie la pantalla al leerte, eso no sé cómo catalogarlo…

  • 9 julio 2014

    Me encanta paxarito! Es normal emocionarse con un chiquitín como el! 🙂 El tiene la medalla de oro en otras cosas mucho más importantes!

  • 9 julio 2014

    ❤️❤️❤️❤️❤️ ¡Hay! Cómo me hacés lagrimear con cositas tan súper sencillas y llenas de significado!

  • 10 julio 2014

    ¡Qué cierto! Como con tan poco puedes hacerles felices. Y si te sirve de consuelo, yo siempre lloro. Besos.

  • 11 julio 2014

    Ay Lucía! Cómo me gustan tus historias! Y el dibujo… y todo!! Eres genial!

  • 12 julio 2014

    Un momento emocionante!! Ellos mirando hacia arriba y nosotros mirando hacia abajo porque nos enseñan tanto, con los pocos años que tienen 🙂 La felicidad está llena de pequeños momentos como éste, sin duda!!
    Un besazo, Flo

  • 13 julio 2014

    ¡Qué bonito! Se puede aprender muchísimo de los peques 😉 un abrazo!

  • Anónimo
    15 julio 2014

    No suelo escribir en los blogs que leo, de hecho es la segunda vez que lo hago, pero este post ha hecho q me anime poque me ha encantado y emocionado a partes iguales. Un saludo

  • 16 julio 2014

    Hermoso post Lucía, cariños desde Argentina.