Mi vida con tres

Vivir en el campo suena romántico y evocador, pero llegar a casa tras dar a luz con la única compañía de Gastón, el amore y dos niños, no es precisamente una bonita escena sacada de una película de James Ivory. Ni madres, ni suegras ni nada de nada, sólo alguna vecina que a veces se pasa a traernos croquetas y Pablo con sus cajas de guisantes.
Juan nació largo y moreno, y a su llegada abdicó el Rey y hasta se incendió una parte del hospital en el que estábamos. Pasar la tarde después del parto sentada en la acera con mi batamanta fue hasta divertido, con paxarito agarrando goteros y tocando las narices a un chino enfermo sentado a nuestro lado. El pobre no se lo ha tomado muy bien, lo de su nuevo hermano, y le mira con cara de ascopena mientras grita y sentencia que no. “¿No qué?”, le pregunto. “Pues que no”, dice muy digno. Y así no hay amor de hermano ni foto que valga.
Las noches se han vuelto eternas y nuestra cama ahora es un campo de botellas de aquarius vacías, baberos, pañales y sábanas revueltas. Me entran ganas de llorar porque Juan es muy pequeño, porque hay niños que no tienen qué comer, porque la asquerosa de Elsa Pataky está estupenda y ella tuvo mellizos, porque este verano no pienso ir a la piscina con estas mollas, porque han echado a la vegana de MasterChef, porque veo el telediario, se me quema la comida, me da pena paxarito y echo de menos a mi madre. Así, todo junto y revuelto y en bucle. Y encima aún no he estrenado mis pezoneras de plata.
Juan, ese moreno con ojos de chino que no se parece a nadie, lo ha revolucionado todo. Pero es mirarle, escuchar sus ruidos, olerle… y saber que todo va a ir bien. La naturaleza es complicada y el amore me recuerda mis berridos en la sala de dilatación: “¡¡¡¡¡¡¡no quiero tener más hijoooooos!!!!!!!”. Pero la memoria, más rara todavía, va borrando las huellas del parto, de las contracciones sin epidural, de las noches sin dormir, de las hormonas… y al final sólo queda el amor infinito hacia ese moreno que le ha robado el sitio al amore en la cama.
Todo vuelve a su sitio. El amore volverá a su cama, Juan a su cuna y fijo que incluso a paxarito empieza a hacerle gracia eso de tener un hermano. Y hasta los puntos, las mollas y las hormonas irán dejando paso a una vida más normal. La vida con tres maromos se presenta emocionante, les iré contando.

 

♥    Los pedidos en la tienda online ya salen con normalidad 

54 comentarios

  • 10 junio 2014

    Venga Lucía caguendiez!!! No dejes de contarnos. Pax estará encantado en un par de pares de meses. Y después, el resto de su vida.

    • 10 junio 2014

      ¡Eso es! ¡No te desanimes que estamos contigo! Adoro tu blog, haces que las cosas más mundanas parezcan aventuras, ¡eres la releche!

  • Alba Baquero
    10 junio 2014

    Ánimo, tú puedes!! Toda locura y desastre tiene su parte bonita, GRACIAS por mostrar la realidad, porque aunque nos empeñemos en vivir una vida Pinterest, la nuestra, con sus imperfecciones, es muchísimo mejor.
    Besos y a por todas!

  • 10 junio 2014

    Me encanta volver a leerte!! mucho ánimo y no dejes de contarnos!!

  • 10 junio 2014

    Ánimo! Los míos se llevan a matar (ahora con 13 y 15 años, cosas de la adolescencia, supongo) pero han sido grandes amigos aunque los primeros días tampoco quería el mayor al pequeño. PD: siguen cuchicheándose secretitos cuando creen que yo no me entero.

  • 10 junio 2014

    ¡Que bonito volver a leerte Lucía! Lo bueno del tiempo es que pone a cada cosa en su lugar (hasta las mollas) y el Doctor No se irá como vino. Mucho ánimo y disfruta de esta nueva etapa.

  • 10 junio 2014

    Felicidades por el nuevo bebe y ánimo con lo demás, un besazo!!

  • Magda
    10 junio 2014

    Ánimo preciosa!!Claro que todo va a ir bien…tanto que hasta llegarás a plantearte ir a por la niña!!( mi nene también es un morenazo-chinito que no se parece a nadie)

  • Anónimo
    10 junio 2014

    Muchos animos Lucia! En nada los kilos del embarazo se iran. Eso te lo digo yo que me puse 22 kilazos encima! Un abrazo. Graciela

  • 10 junio 2014

    Nunca te he escrito, pero te sigo y te leo. Me encantan tus diseños y todas las cosas preciosas q haces y cuentas. Mucho ánimo, será difícil pero pasara, y todo se normalizara. Tienes una familia preciosa

  • 10 junio 2014

    Estos enanos tienen la capacidad de poner nuestro mundo patas arriba, de darle la vuelta a nuestras hormonas como un calcetín, de hacernos reir, llorar y babear en un mismo minuto. Te leo y todo me suena taaanto. Hace casi dos meses que estaba como tú. Pero increíblemente todo tiende al equilibrio y cada uno acabará encontrando su sitio en vuestra casa. Ah! Y no seré la Pataky, pero estoy a muy poco de estrenar el cinturón Isabella. ¡Hurraaaa! Un besazo.

  • 10 junio 2014

    Muchooo ánimooooo con tus tres maromos jajaja. Seguro q pronto todo va a ir fenomenal!!!
    Tengo miedo a que llegue mi second paxarito en octubre ahhhhhhh

  • 10 junio 2014

    Me has sacado una sonrisa, a la vez que se me mojaban los ojos recordando mi posparto… Me entras ganas de pasarte una segunda entrevista para ver como te las apañas ahora con todo lo que tu dices y los tocados, los pedidos, la tienda… Porque seguro que lo vas a llevar estupendamente! Un besico!

  • 10 junio 2014

    Lucía, tranquila, será una de celos, una de calma, una de celos, una de calma, una de amor infinito, una de le pego si puedo y así hasta la eternidad, pero los momentos de amor serán cada vez más largos y tendrás que ponerte babero porque el amor aumenta. Ser mamá de dos mola mucho, pero… el principio es muy duro. Besotes

  • 10 junio 2014

    de verdad que eres increíble, siempre que te leo me entrar unas carcajadas tremendas y eso siempre hay que agradecértelo!!!!
    y dentro de unos años quien estará mejor cuidad que tu con tres maromos??????
    que vaya todo bien.
    Besos

  • 10 junio 2014

    Todo eso es temporal, repítetelo cada vez que te amenace el bajón. Todo pasa!! Y tener a la familia lejos es durillo, cómo te entiendo…mucho ánimo y un besazo enorme!!!

  • 10 junio 2014

    Me encanta leerte, y me encantan estos post tan tan sinceros y reales. Me acuerdo de mi post parto y se me ponen los pelos de punta!! Pero al final todo pasa y las nubes de los primeros meses se disipan. Pero eso ya lo sabes…
    Enhorabuena por tu bebé! Y descansa lo que puedas 🙂
    Ana

  • 10 junio 2014

    Qué manera tan ideal de contar lo que supone estar recién parida!
    Ainss qué mal se pasa y qué bien a la vez. Es esa mezcla de desconcierto, de risas y lloros, de querer y no querer, de ahora si y ahora no…
    Disfruta mucho a pesar de todo, porque el tiempo pasa muy rápido y los bebés crecen sin darte cuenta

    Besos

    WomanToSantiago

  • 10 junio 2014

    Me he reído mucho leyéndote, espero que poco a poco se normalice la situación. Felicidades mamá!:)

  • 10 junio 2014

    Si necesitas ayudanta, yo me mudo al campo!!! Muchos animitos guapa!!! Yo,desde luego te admiro y no me canso de decírtelo. Esto que llevas a tus espaldas es muuu grande lu!!

  • 10 junio 2014

    Tres maromos que van a tener en palmitas a la chica de la casa.
    Venga ánimo!

  • 10 junio 2014

    Pobre paxarito que le han robado el protagonismo

  • 10 junio 2014

    Que me alegro de que ya estéis todos juntos! Y de que ni las hormonas puedan con tu sentido del humor. Yo también salí del hospital y llegué a la casa ratonera en medio de la nada y con el familiar mas cercano a 1.000 kilómetros, pero día a día la cosa mejora, duermes un poquito mas y las hormonas se van por donde vinieron. Aunque lo de las lorzas yo aún no tengo claro porqué no pillan la indirecta y se largan, pero total, aquí perdidas en el pueblo tampoco nos ve nadie, jejeje
    Ánimo guapísima! Un abrazo enorme,
    Noe

  • 10 junio 2014

    Bienvenida Lucía. Te he echado de menos, y cuando vi que tardabas mucho en aoarecer x aqui y te busqué en instagram vi que habías publicado, y yo melo habia perdido!! Me sentí hasta mal… y me alegré muchísimo de ver que Juan y tu estabais bien.
    Esperando estoy mi segundo retoño, o retoña, aún no sabemos, no se deja ver y te leo y me debato entre la risa y el llanto. Entre la inquietud y la emoción.
    Pues lo dicho, gracias por volver y contarnos.
    Un abrazo ♥

  • Anónimo
    10 junio 2014

    Felicidades Lucía! No me puedo creer que hayas vuelto ya a trabajar… eres sin duda alguna una súper woman.
    Marta

  • 10 junio 2014

    Enhorabuena guapa! Me alegro de que todo haya salido bien y los agobios…. Normalísimos chica! Son dos y pequeños, así que paciencia que tú puedes con ello.
    P.D. Oye! Por lo que cuentas del hospi, sé que vives en mi tierra, je, je. Si necesitas algo, silbamé, ja, ja, ja

  • 11 junio 2014

    Seguro que es muy duro, pero es otra aventura preciosa que viviras y nos contaras con esa bonitez que sólo tu sabes.
    enhorabuena!!

  • 11 junio 2014

    Ayyy, muchísimo ánimo!! Tú eres una campeona y estoy segura de que en un par de días todo ha vuelto a su sitio y que al peque le va haciendo gracia su hermanito. Un abrazo enorme!

  • 11 junio 2014

    Lucía, muy bonito! sobre todo para las que estamos esperando que llegue el primer revolucionario a nuestras vidas! 😉

  • 11 junio 2014

    Me encanta leerte con esa voz tan espontánea y tan real. Muchos ánimos, estoy convencida de que en muy poquito tiempo todo volverá a su lugar!!

  • 11 junio 2014

    Me ha encantado, real como la vida misma. Siempre lo digo pero el paso de uno a dos es el más duro de todos. A partir del tercero es todo pan comido 🙂

    Un besazo, si te consuela todavía luzco orgullosa ocho de los quince kilos de más que puse en el embarazo de La Quinta. Caer caerán, lo que no sé es cuándo ni cómo…

  • 11 junio 2014

    ¡Qué grande Lucía! Mucho ánimo en esa vida rodeada de… ¡¡chavales!! Tú ya pones los lazos :))

  • 11 junio 2014

    Soy tu lectora…tus relatos siempre fantásticos, divertidos..los adoro! Pero hoy tenía que escribir…Felicidades…!!!
    Así es la vida un poco y un poco…pero sino sería demasiado perfecta!! Feliz aventura de ser una familia de 4!! Un beso!!

  • 11 junio 2014

    A mi tambien me gustaba Celia, la vegana de masterchef!!! mucho animo guapa, que en esto de la maternidad ya eres experta. Si hay colicos o algo por el estilo no dudes en preguntarme cualquier cosa, estaré encantada de decirte algunos masajitos. Atempramv.blogspot.com.es

    Besetes

  • 11 junio 2014

    Ay como te comprendo! Yo tb pienso lo mismo de Elsa Pataky….pero como bien dices….todo volvera a la normalidad. Yo primeriza, con mi bebe de un mes y enfundada en un chandal! Por dios! Espero recuperar pronto mi cuerpo y mi vestuario!!

  • 11 junio 2014

    Hola Lucía ¡cuánta razón tienes! mi pequeña hizo ayer tres semanas y me encuentro también en esa etapa de mezcla de amor y desesperación. Por lo menos yo he tenido suerte con su hermana mayor, que por ahora está encantada con su hermanita (se llevan poco más de dos años y medio). Cruzo los dedos porque siga así jeje.
    Lo de la Pataky flipé yo cuando la vi en la tele, pero con la ayuda que tendrá en casa y un entrenador personal estoy segura de que nosotras también nos pondríamos igual de estupendas.
    Todo volverá a su ser, seguro ¡muchos ánimos!

  • 11 junio 2014

    Es increíble lo selectiva que se nos vuelve la memoria a veces, Lucía, o la capacidad de distorsión e idealización de la realidad que podemos llegar a tener las madres. A unas antes y a otras más tarde, pero a todas se nos olvida lo malo del embarazo, del parto y de los primeros momentos con los mayores, tanto que la mayoría acabamos teniendo más de uno.

    Y yo lloré mucho cuando nació mi segundo, no te lo niego, pero te prometo que se pasa y que te encantará que se lleven tan poquito. en serio 🙂

  • 11 junio 2014

    Pero si me haces llorar Y reír a la ves sos un sol yo tengo tres y si pasas por mi blog que no es oblicacion… veras lo mucho que te entiendo un besote preciosa y felicidades !!!!

  • 11 junio 2014

    madre mía con que gracia cuentas las cosas, me encantas, ánimo preciosa, y un beso muy grande a Juan!

  • 12 junio 2014

    Hola Lucía, me acaba de llegar un mensaje precioso a mi email diciéndome que mañana me entregarán las tazas que te pedí. ¡Qué mensaje mas bonito y qué ilusión! Soy MuchosVientos por cierto, que tengo dos blogs, el que suelo actualizar siempre es este, conmibolsoacuestas, porque es donde cuento un poco mi vida con la ropa, mis gustos, mis viajes, mis niñas, (mi marido no quiere salir ni loco) y mi embarazo, en breve saldrá también mi niño porque aunque a su padre no le haga gracia que lo exponga al mundo ya pensaré la manera de hacerlo porque todas las que han seguido mi embarazo se merecen una foto de presentación. ¡Vamos hombre! Además la dueña del blog soy yo. EA!
    Yo ya estoy en la recta final, me han dicho que me harán cesarea el día 20 justo el último día de cole de mis niñas asi que fenomenal porque así estamos todos más relajados. Aunque yo estaré histérica perdida cuando me vea ya en la habitación o me estén llevando al quirófano.
    Todo lo que cuentas de tu caos de vida pero que a la vez son momentos únicos me temo que lo voy a vivir en breve. De hecho el tema mollas, lorzas como yo digo, celulitis…me deprime bastante pero por lo menos nadie me va a ver las carnes, solamente mi familia, ya que tenemos una piscina en el jardín en la casa donde vamos a pasar las vacaciones y así nadie me ve si tengo que lucir mi cuerpo serrano. Pero bueno, chica, tenemos la excusa perfecta, en cuanto nos vean con el bebé encima ya saben por qué es, y nadie dirá nada, porque pocas tienen la gran suerte de estar estupendas como la Pataky.
    En cuanto a lo de llorar, a veces en este embarazo me han dado ganas de llorar de dolores, de no poder andar más rápido que una tortuga, de no poder hacer cola en ningún sitio porque me duele la espalda, de no poder ir al colegio a buscar a mis hijas como antes porque me canso y tiene que ir el abuelo, girarme en la cama es un tormento y mi marido ya está acostumbrado a oirme decir AY! AY! en fin..que luego todo eso compensa. Mis amigas me dicen que luego me quejaré de cambiar pañales, de dar pecho, de no dormir..pero chica, al menos recupero mi cuerpo en gran parte y me podré mover sin sentir que soy una abuelita, y ya eso me hace feliz y si sumamos a eso el hecho de que por fin voy a verle la carita a mi niño, todos los dolores del mundo no me importan.

    beso grande

  • gramática parda
    12 junio 2014

    Eres grandísima, Lucía!! da gusto leerte.

    Un besazo,

  • Anónimo
    12 junio 2014

    Enhorabuena Lucia. Es mi primer comentario en tu blog que leo desde hace mucho tiempo. Solo tengo una nina que tiene 1 ano y no vivo en el campo sino en la grande ciudad de Londres pero soy francesa, no tengo familia para ayudarme desde la llegada de mi maravillosa nina y aunque me encanto vivir con ella y su padre britanico, es a veces dificil. Ya lo sabes, ira mejorando. Y que alegria! Estoy muy contenta leerte de nuevo y saber que estas bien. Besos

  • Carmen
    13 junio 2014

    Lucía, tus post son para enmarcar y releer. ¡Enhorabuena por vuestro bebé!

  • 16 junio 2014

    Muchas felicidades por la llegada del nuevo miembro a la family. No he podido resistir el comentar al leer el post, aunque sea ya de hace unos días…pero es que me he sentido tan identificada con lo que nos cuentas…(aunque hace ya 2 años que ocurrió, jeje). Se agradece un montón leer testimonios tan reales, y tan íntimos, que muchas veces por verguenza o sentirse mal con uno mismo o con no se quién…no se cuentan. Muy valiente por tu parte, y muchos ánimos y fuerza, que como ya dices, todo pasa y la calma siempre vuelve.

  • 18 junio 2014

    Lucía primera visita a este blog y me dejas encantada. Por lo ameno, lo dulce, lo sincero, lo bien redactado que está y porque me has hecho volver a ver a mi Juanito, también el segundo, a ese Juanito de hace ya casi 5 años, largo, moreno y esquimal. Así lo definí yo aquel día…. esquimal…. "¿Y este a quien sale?" Y después de 5 meses lo descubrí… igualito que yo…. jajajaja un calco… un bendito, tan especial, el del medio… y haciéndose su hueco porque luego vino Ignacio para terminar de revolucionar mi casa, mi vida, mi cama… (qué visual tu redacción sobre las sábanas y las latas de aquarius!)

    Gracias, gracias, gracias. A partir de ahora me tienes por aquí.

  • 23 junio 2014

    Me lo he pasado pipa leyendo este post, eres fabulosa escribiendo y sacando lo bueno de cada momento, increible.

  • 24 junio 2014

    ¡Pues no te digo nada cuando tu vida sea con tres más una niña con el pavo! Tremendo. Sí es cierto. Tranquila que todo volverá a su sitio para volver a deshacerse unas cuantas veces más y volver a arreglarse, a destrozarse y así, una y otra vez porque, ¡así es la vida! Besos.

  • 29 agosto 2014

    Me ha encantado como lo relatas! Cuando tuve s mi segunda hija quería morirme al llegar a casa, demasiados celos de la mayor, menos mal que pasaron pronto. Pero lo que más llamó mi atención es que si el hospital se incendió cuando abdicó el rey no vivimos muy lejos. Un beso.