Mi vida Pinterest

1B1
Trabajar en un mundo de cosas bonitas genera cierta ansiedad que no siempre controlo. Vivimos en un mundo Pinterest y a veces la realidad no tiene nada que ver. Y claro, una se frustra. Mis bizcochos son una auténtica pena y no dan ni para una mala foto en instagram, pero yo me los como y así ya ni los jerseys del amore me valen. Mi padre viene a verme y se pasma con que en este pueblo haya gente que viva porque quiere. “No te lo tomes a mal hija, pero es que este pueblo es muy feo”. Y así las cosas, yo sigo pineando mientras mi otro mundo real escapa a todo bonitismo posible. 
El otro día le regalé al amore una noche de concierto y hotel en Madrid. Me pasé buscando eso tan manido de “hotel con encanto” durante casi tres horas, y acabé cayendo en un hostel con apariencia monísima y bastante barato. Como a veces me puede la racanería, reservé una noche felicitándome por mi hallazgo y los euros que me había ahorrado. Pero ay cuando entramos…. aquello era un tugurio con paredes de papel color verde y cortinas brillantes. Un verdadero ascazo en un cuarto piso en ascensor diminuto. Y a mí se me cortó la noche. 
El amore feliz y jurándome en arameo que después cientos de viajes mochileros durmiendo en guariches con cucarachas y estaciones de tren, esas cosas le importan bien poco. “¡Piensa en que vas a dormir de un tirón sin los berridos de paxarito!”, me repetía emocionado. Y yo obcecada pensando en aquella habitación tan asquerosa y poco instagrameable. Puaj.
Me llamaron la semana pasada de un canal de televisión para grabarme en mi estudio campestre y bucólico. Porque es lo que se imaginan todos, que esto es un torrente de flores y columpios vintage sacados de “Regreso a Howards End“. De sólo imaginarme a las cámaras entrando en el cuarto de la plancha que he habilitado como taller con un montón de muebles viejos y otros de Ikea, flores por el suelo y cajas amontonadas, me entraba la risa floja. No señores, de momento mi casa es lo que es: una casa de pueblo, pero de pueblo pueblo, que vamos adecentando a trompicones cuando la vida nos deja.
Pero yo sigo en mi empeño en convertir esto en un escenario precioso y asilvestrado, así que en pleno ataque consumista y aprovechando la ausencia del amore, ayer agarré a paxarito y nos fuimos a Singulares Inventory Room a comprar un montón de cosas bonitas con las que construir mi casa de revista. Mala idea: paxarito robando galletas y corriendo por todos los puestos, y yo detrás como una loca y perdiendo el resuello. Cojo al niño, que me unta de galleta toda la cara, y entonces me preguntan: “¿Eres Lucía Be?”.
A punto estuve de hacerme la loca y mantener esa imagen digna de reputada blogger y sombrerera campestre. Y es que en un mundo en el que repites cien veces la foto hasta conseguir el perfil bueno que colgar en facebook, es difícil asumir que la realidad y ese perfil tienen bastante poco que ver. Yo que siempre lo he asumido, todavía me revienta.
Saludé con las migas en cara y seguí persiguiendo a paxarito, que en una de esas se estampó contra las cajas de madera de El sofá amarillo y acabó con la nariz llena de sangre. Eso sí, arrasé con muchas preciosidades y puedo decir que en un añito mi casa podrá ser portada del mismísimo Singulares Mag. Estoy en ello, señores, fluctuando entre mi vida bucólica y la real, a ver si consigo ese punto medio.

Y a ustedes, ¿cómo les va su vida Pinterest?

72 comentarios

  • Anónimo
    24 marzo 2014

    La vida Pinterest no existe, son los padres…

  • 24 marzo 2014

    Qué bueno!! Te entiendo, creo que a todos nos pasa lo mismo! 🙂
    El bonitismo en internet esta bien pero en la vida real sería una tortura tener que ser 100% bonitista todo el día…
    Un beso

  • 24 marzo 2014

    Yo paso de pinterest, prefiero la vida real y me gusta la gente de verdad ^^

  • ainhoa
    24 marzo 2014

    Jajjajaj yo presencie un momento en el que había lagrimillas de por medio entre paxarito e indara. Lo vi desde la barrera y no te creas yo entre a singulares inventory room y pareciais todos tan pinterest que me sentía rarisima alli dentro. Así que deberías enseñar tu cuarto de la plancha real como la vida misma.

    • 25 marzo 2014

      todo se andará, de hecho hay un post con ese cuarto horrible… La cara B se llama… busca busca!! es todo de cosas feas 😉

  • 24 marzo 2014

    ¡Jajajaja! Bueno, ninguno tenemos una vida Pinterest aunque nos gustaría y lo seguimos intentando ;). Eso sí, en una cosa no tienes perdón: ¡Haberme preguntado por hotelitos con encanto baratos en Madrid, que te hubiera recomendado alguno, hombre! ¡Un besote!

  • 24 marzo 2014

    Qué GRANDE eres Lucía! Siempre contando la verdad de la vida de una forma tan sincera, directa y emocionante. Detallas momentos triviales de esta forma en que lo haces y a mí, me parecen cualquier cosa menos insignificantes.

    No te preocupes, toda tu me pareces muy Pinterest, con galleta en la cara o sin ella!

  • 24 marzo 2014

    ¡Tienes más razón que un santo!

    Aquí una que comparte esa misma ansiedad y que se muere de vergüenza cuando alguien en instagram suelta "te vi en tal sitio" y yo llevaba las mejores galas de una mañana en el campo asando alcachofas y calçots (¡que si me llegan a oler se quedan muertos!) o decide salir a la calle "así mismo que es un momento" y más de lo mismo…Pero aquí estamos, sin perder la esperanza en tener un estudio pinterest algún día!

    Qué gusto da leerte siempre, por cierto. ¡Sacas sonrisas por doquier!

  • 24 marzo 2014

    Por eso me gusta tanto todo lo que transmites! y lo que haces! Plasmas lo que eres… y eso es tan chulo! que me identifico muchísimo contigo … Todas tenemos una vida Pinterest muy parecida a la tuya… aunque luego me gusta perderme por otras que no son la mía pero que me endulzan la vista…
    Gracias por mostrarte como eres… auténtica.

    Un abrazo! #mamáFeng!

  • 24 marzo 2014

    Eres simplemente GENIAL, no os gustarías más de otro modo, eres real. Gracias por tu blog!

  • 24 marzo 2014

    ummm.… creo que fui yo la que te lo preguntó, tranquila, si tenías la cara llena de galleta no se te notaba nada, y con un niño pequeño la mancha de galleta es de lo más “Light” que hay, a mi los míos me han decorado con “de todo” en una amplia gama de colores, olores y texturas, y esa es la realidad de la maternidad, la de verdad, “imperfecta” con sus manchas pero perfecta en el corazón.

  • 24 marzo 2014

    Qué genial, eres, Lucía. Por suerte, aunque no sea tan pinterestiana como nos gustaría, la vida real tiene mucho más sabor y salero con sus tropezones, sus risas y sus defectos que las perfectas fotos que todas nos empeñamos en coleccionar. ¡Vivan las migas y los pelos de loca!

  • 24 marzo 2014

    jajaja… Muy cierto!!! Me ha encantado leer estas anécdotas en boca de otros, y además con tu gracia!

    Lástima no habernos visto, yo también estuve en Singulares y piqué con unas cuantas preciosuras… Pero bueno, para la próxima tendré en cuenta si te puedo saludar o no, jajaja… Aunque quizás sea más por cómo voy yo que tu, ya que en escasas 3 semanas llevaré a cuestas al nuevo miembro de la familia… Ahhhh….

  • 24 marzo 2014

    jajajajajjajajaja que bueno, a mi me pasa lo mismo!!!! Que eso de la vida campestre y bucólica en el campo no es del todo cierto!!! Y lo de vivir en la Provenza tampoco! Buenísimo post como siempre, me has alegrado este lunes un poco tristón!
    Un beso fuerte!!!

  • 24 marzo 2014

    Eres total! Jajajajaja, mi marido me mira y se pregunta por qué me río… jajajaja
    Si que es verdad que estresa tanto bonitismo.
    Un saludo!

  • 24 marzo 2014

    quién cree que la vida sea pinterest? te puedo asegurar que no lo necesitas…. beso

  • 24 marzo 2014

    Si te consuela, aquí al otro lado de la pantalla te leemos muchas "pringuis" soñando en tener un taller, un trabajo y una creatividad como los tuyos!

  • 24 marzo 2014

    Yo descubrí que el desfase red social – vida real es generalizado cuando leí por primera vez el término "postureo". Y me consuela mucho saber que no me pasa solo a mí! Enhorabuena por tu historia real de persona real contada con una gracia digna de red social.

  • 24 marzo 2014

    Me encanta leerte Lucía, y que cuentes estas cosas con tanta simpatía y naturalidad. ¿Alguien recuerda cómo era la vida antes de Pinterest?

  • 24 marzo 2014

    Qué pena no verte! Nosotras estuvimos también ayer allí, pero por la mañana. Pues te entiendo perfectamente porque en esto del taller me siento igual: Esto es un rincón chiquitín, con miles de baldas llenas de cosas desordenadas que no caben en ningún sitio, cartones a medio cortar saliendo de debajo de las mesas y pilas y pilas de bandejas con trozos de tela, de papel, palitos y restos de cosas… esto no es enseñable oiga! Aunque tenga mi tablero de Pinterest llenito de buenas ideas para tener una ofi bien chula. Todo se andará.

  • 24 marzo 2014

    Si te sirve de consuelo, ayer mi hija y yo no nos quitamos el pijama en todo el día. Eso sí, las fotos de Instagram siempre recién duchadas y oliendo a lavanda. Embusteras, jajaja. ¡Viva la vida pringui! Un beso

  • 24 marzo 2014

    me encanta leerte! jajajjaja que pena no haberte visto.
    Un beso

    Esther

  • Anónimo
    24 marzo 2014

    Bravo¡¡ Estoy con lagrimones de los gordos¡¡ De verdad que eres única, y genial¡¡
    Creo que a veces se excede y se sobrevalora tanto bonitismo, que me encantan oigan, pero un poquito de normalidad no viene tan mal. Ver tantan foto y tanta gente perfecta a veces estresa mucho.
    Tu tienes tu bonitismo dentro, y desde dentro sale todas las maravillas que haces y además, eres bonita por fuera y con un gran sentido del humor. Que "pinteres" ni "pinteres", ja, ja.
    Un abrazo enormeeeeeeeeeeee

  • 24 marzo 2014

    ¡eres estupenda! somos mujeres reales con vidas reales, a que le gustan las cosas bonitas, pero si todo a nuestro alrededor fuera bonito y perfecto, nada resaltaría, no? así que viva la espontaneidad y un poco de desorden! eso es vida y creatividad !!
    un beso enorme.

  • 24 marzo 2014

    Me encanta más la Lucía "de verdad" y me siento 100% identificada, en mi despachito… tb querían grabarme un vídeo en mi ofi-casa y me negué en rotundo… hasta que las ideas pasen de Pinterest a la realidad nada de nada…! Un besito!

  • 24 marzo 2014

    Por eso te queremos! natural como la vida misma… Yo tb me frustro entre vida pinterest vs realidad…. besos

  • 24 marzo 2014

    jajajajajaja Cómo me suenan las anécdotas paxarita 🙂 besotesss dobles

  • 24 marzo 2014

    Qué bueno Lucía ¡ Pues tengo que recomendarte un hostal en Madrid del que estoy muy contenta haber descubierto ¡¡ No tiene el encanto de haberse decorado para ser un 'hotel con encanto' sino que tiene el encanto de lo 'auténtico' en pleno centro, en frente de la plaza mayor, en un edificio histórico preciosísimo, un piso de esos enormes, antiguos, de techos altos, y majestuosos, muy bien conservado, todo suuuper limpio y baratísimo, no quiero hacer publicidad así que si te interesa dime y te digo el nombre ¡¡ besikos ¡¡

  • 24 marzo 2014

    Esta es la verdadera Lucía, así que gracias por devolvernos a la realidad!!

    Por cierto, hice mi primer pastel de queso gracias a tu lámina y el mío tampoco daba para fotos en Pinterest ni Instagram!! jeje. Besos!!

    Nebel

  • 24 marzo 2014

    La realidad es todavía más bonita…y más mejor, pero menos fotogénica.

  • 24 marzo 2014

    El otro día me dijeron que siempre tengo cosas super bonitas. Les respondí un gracias con sonrisa mientras por dentro pensaba eso de que "si supierais las horas que desperdicio delante del ordenador o a vueltas por Donosti para encontrar un p— cuaderno del que me quede satisfecha porque al ser bonito lo utilizaré mucho más a gusto…"

    Supongo que el bonitismo como religión tiene sus momentos de frustración, pero no perdamos la fé 😉

    Besos!!

  • 24 marzo 2014

    Bueno, bueno!! Me quito el canotier por 382382 vez.

    Suspiro y me entra la ansiedad cuando entro en Pinterest y veo tantas cosas bonitas juntas, todo tan perfecto, tan ordenado, tan cálido, tan, taaaaaan apetecible. Luego, reconozco que alguna vez he intentado reproducirlo en casa, y hubiese preferido que me avisasen que no era una buena idea. Superado el momento y orgullosísima de mi vida no-Pinterest en la que escribo sobre cosas bonitas rodeada de papeles en plan batcueva, o aún peor, puedo hacer fotos y tener detrás una pila de ropa por planchar que da miedo – pero no aparece en las fotos, ergo no existe! – me parto con tus post!! Porque me hacen valorar aún más lo que tenemos.

    Por cierto, estarías monísima con restos de galleta, mejor eso que escuálida suspirando por comerte una!

    Besotes

  • 24 marzo 2014

    Eres un punto. Nos encanta leerte 🙂 Y por cierto…ni galletas, ni kilos, ni nada… la belleza son otras cosas!!

  • 24 marzo 2014

    Como bien decís, la vida "Pinterest" no existe, como mucho en una casa de allende los mares de alguna de esas personas que no dejan tocar nada y lo tienen todo impoluto… ¿seguro que su taller tiene actividad?

    A mí eso de tenerlo todo tan colocado me parece poco práctico en pleno proceso creativo; siempre he sido de caos "ordenado", de esos en los que sabes donde está todo y a la que lo pobes todo bien no lo encuentras.

    Por cierto, en Pinterest yo tengo pineada una foto de Lucía Be en su taller caótico, no sé de cuando es ni si es tu taller actual, pero me salió buscando ideas para el mío y me gustó ver un taller de verdad 🙂

  • 24 marzo 2014

    Me ha encantado tu post!!! Eres tan autentica!!! Me siento identificada porque mi mundo pinterest es una caca tan bien pero una caca que me encanta 🙂
    Por cierto cuanto se van a llevar tus paxaritos???
    Besotes guapaaaaa

  • 24 marzo 2014

    ay que lloro de la risa. Muchos besos reales y auténticos. Y achuchones, que esos no los conseguimos en pinterest!!! Muack

  • 24 marzo 2014

    Yo siento complejo cuando veo las fotos de instagram de algunas mamis y todo ordenadisimo y todo en su sitio, mi casa hay juguetes por todas partes!

    Por cierto, si buscas lugares con encanto ojo! a veces nos venden un hotel con muebles "rústicos" como hotel con encanto y nada que ver… Si quieres inspiración y/o sugerencias pasare por nuestro blog, nos dedicamos a buscar y presentar lugares con encanto… hoteles y otros!

    http://www.caucharmant.com

  • 24 marzo 2014

    jaja no te preocupes por tu vida Pinterest!! Tú eres muy auténtica! 😉

  • 24 marzo 2014

    Jajajajajaja… mortal… GRACIAS por reconocer lo real de tu vida, a veces las cosas se perciben de otra manera. A mí también me ha pasado algo parecido con alguna foto de IG, "que casa más bonita" = "sí, son 50m" o "vives súper céntrica" = "sí, pero en Fallas me voy de mi casa"… los bonitismos molan pero que no se confundan con la realidad 😉

  • 24 marzo 2014

    Ayyyy Lucía….
    Como la mayoría mi vida en Pinterest es maravillosa, pero la real es caótica y desordenada. Yo estoy en pleno efecto nido… eso que dicen pasa en la etapa gestante en la que te da por renovar la casa, la decoración, la vida, etc. Al final terminas hasta el mismísimo moño implorando que se terminen las obras, reformas y la decoración, porque además con mi nuevo cuerpo no puedo colaborar mucho y tengo que dejar en otros ciertas tareas. En fin, quizás no es tarde para asumir que somos seres reales, y la vida de revista de decoración no existe, prácticamente.
    Creo que si seguimos buscando ese punto medio, lo encontraremos.
    Ánimo linda, piensa que no estás sola.

  • 24 marzo 2014

    Yo llenando pinterest de fotos de casas enormes y gigantes ventanales para inspirar cómo decorar un pequeño piso de 50 metros cuadrados…vamos los sueños.

  • Sonia g Martín
    24 marzo 2014

    No worry!! Seguro q lo q a ti te parece un cuarto de plancha medio arreglado, a otros nos parece totalmente "fashion" . Mucho ánimo!!

  • 24 marzo 2014

    jajaj si te sirve de consuelo yo no te reconocí hasta que he visto tu foto con Elena y paxarito en instagram….. :s y mira que me tenía hipnotizada el rubito, es precioso!!!… un placer ponerte cara aunque sea tarde!

  • 24 marzo 2014

    Eres genial, natural y un encanto! Mola salir con una sonrisa puesta y las migas en la cara … señal de que eres feliz y paxarito más aún. Para pueblo feucho el mío, debe ser el único de todo el sur de Francia y va y me toca a mi. Pero feliz como nadie de que Bichita lo recorra cada tarde olisqueando florecillas desde su carrito.
    Un abrazo guapísima!
    Noe

  • 24 marzo 2014

    Yo creo que nunca jamás conseguiré una casa como las que junto en ni Pinterest jeje!! La vida es más interesante con niños corriendo, pringues de galletas en la ropa y otras maravillas de la vida real.. tener un lado oscuro mola más :))
    Besos

  • 24 marzo 2014

    Lucia, eres genial!! Mucho mejor la vida real!! Una también se satura de tanta cosa bonita!! Viva la naturalidad, las casas manga por hombro y las caras llenas de migas!!!

  • 24 marzo 2014

    Jajaja, todas tenemos una vida mucho más normal de lo que a lo mejor se pueda pensar, pero tú lo cuentas con más gracia y salero que nadie 🙂

  • 24 marzo 2014

    Qué bonito post Lucía, lo has contado con mucha gracia y una sensibilidad especial. Un abrazo!

  • 25 marzo 2014

    jajajaja que grande eres y cuanta verdad! al final las vidas de pinterest no existen en ningún sitio, tenemos que hacer carpetas Real Life, que también tienen su encanto, aunque tu taller esté en un rincón robado del salón y compartas silla con dos gatos 🙂

  • 25 marzo 2014

    Eres tan auténtica, tan tan salá…. deseando conocerte Lucía Be y a paxarito!!! y el pueblu que seguro que es más bonito de los que dices, yo como tu estoy empeñada en tener una casa pinterest mientras en mi estudio se acumulan papeles tijeras y todo lo que no sé donde meter, cosas que nunca saldrán en el blog pero que gracias a dios todos sabemos que las hay….
    Marcate un realidad vs blgo que seguro que uno tuyo tiene que ser genial

  • Anónimo
    25 marzo 2014

    ME ENCANTAS TANTO…. 🙂 ERES REAL! Y ES LO GENIAL! UN BESAZO

  • 25 marzo 2014

    Graciasss por hacernos reir tantooo,he llorado de risa , viva las mamis reales y las galletas!!! ya veras cuado llegue tu segundo bb!!!! entonces todo se multiplica por tres!!! yo con mi segundo cielín engordé 18 k!!! pero mi nene se lo merecía…Eres real y por eso te queremos!, aquí una aspirante a creadora de cosas bonitísimas, enganchada a pinterest y que tiene su estudio en una estantería del ikea ,en su mini casa de pueblo feote y llenito de cuestas!!! Bss!!!.

    • 25 marzo 2014

      Por lo menos mi pueblo no tiene cuestas! Gracias por comentar 😉

  • 25 marzo 2014

    jajajaja genial post, ¡y totalmente cierto! Últimamente ando medio peleada con Instagram precisamente por eso, no veo nada "instagrameable" a mi alcance. Uf.

  • 25 marzo 2014

    Bueno bueno… ahora mismo te sigo ¡¡no sabia que lo trabajabas…!! jejeje. yo soy supertimida para eso, no salgo nunca en las fotos que publico (o casi nunca) pero la verdad es que entre Instagram y Pinterest, me quedaria colgada horas mirando y re mirando fotos. ♥♥♥♥♥ Besos y a darle duro a la semana♥♥♥♥♥

  • 26 marzo 2014

    Me gusta mucho lo que haces, pero te sigo desde antes de la tienda y cuando hacías cuatro o cinco tocados. Me gusta cómo escribes y cómo eres. Me gusta tu realidad y tu vida pinterest. Hay que ser positivo y crear "bonitismo" pero la realidad se impone y a veces, no tiene nada de glamour 😉
    Un beso. Eres un ejemplo a seguir para las mujeres normales que quieren hacer cosas y emprender.

  • 26 marzo 2014

    Gracias por este post Lucía! Gracias porque he obligado a mi novio a leerlo mientras yo le repetía: ves como no soy la única que busca fotos bonitas en todo? Ves? Ves? Ves? Ahora me siento menos incomprendida en esta fea pero real realidad. 😉

  • 26 marzo 2014

    Que bueno, me ha encantado este post, que habla de la vida misma, iba a decir que a mi me pasa igual, pero a mi no me conoce nadie, lo que si me pasa es ir corriendo detrás de la peque, ir llena de babas, mocos…..
    Me has sacado una sonrisa.

  • 29 marzo 2014

    jajaa… Buenísimo, excelente el post!! Y muy cierto!
    Saludos desde Buenos Aires, Arg.

  • 1 abril 2014

    Tienes más razón que un santo! En cuanto he visto el título he pensado "Esto me va a gustar…". A mí me pasa igual, hija, a menudo paso de ir a eventos y cosas así porque soy una pringada, y parece que en este mundillo tienes que estar tan perfecta como Love Taza las 24 h del día. Pero eso no es real! En fin… De todas formas, entrar en Pinterest una vez al día y tratar de inspirarse no hace daño a nadie 😉

    Besos!

  • 15 junio 2014

    Y yo que me alegro de que no todas las bloggers que parecen tener una vida perfecta, de color de rosa, donde todo es perfecto en realidad sean humanas como tú y como yo. Pero lo mejor es que lo reconozcan como tú haces. No sé si me he expresado bien, pero es que hablando del tema con dos amigas que siguen blogs que yo también sigo y que a veces cuando pueden las pobres y tienen tiempo libre me leen, me dicen lo mismo, que hay algunas que parecen doñas perfectas. Y la vida no es así. Es más divertida.

    beso grande

  • Pingback: Cosas que me hacen feliz | Lucia Be