Nunca vas a dejar de ser quién eres

Llevo un año entero embarazada y eso descoloca bastante. Embarazada de cuatro meses perdí a mi hija Luz, se lo conté hace poco en un post quizás demasiado personal. Me quedé embarazada poco después y desde entonces sumo unas treinta ecografías, teniendo en cuenta que me he tirado en urgencias los tres primeros meses con las excusas más variopintas para comprobar que todo estuviera en orden.

En dos meses pueden cambiar muchas cosas, pero nunca pensé que la reapertura de la shop y todo este marrón en el que nos hemos metido coincidiría conmigo como un melón y con una niña dentro.

¿Pues saben qué? Se puede.

Después de dos abortos asumí sin querer que la culpa de todo aquello estaba en la vida loca que llevo: mi tendencia a meterme en todos los líos que pillo, a quedarme hasta la madrugada trabajando como una posesa y a no ser ese tipo de madre que admiro: la que sabe la dosis justa de apiretal, conoce la agenda de su hijo y le estimula con juegos geniales y le hace disfraces y…

En fin, que aquí en casa somos bastante desastritos y he llegado a llevar a Paxarito disfrazado de marinero cuando toda la clase iba de pulpo y me recuerdo con Juan muy ilusa pensando que su fiebre venía de que le estaban saliendo los dientes, cuando lo que tenía era algo gordo de verdad.

Que qué tendrá eso que ver con los abortos, pues poco, pero que nunca he sido una mujer demasiado cabal ni cuidadosa, y rompí aguas con Paxarito a las cinco de la madrugada mientras dibujaba una tira cómica para el blog y con Juan a la misma hora mientras preparaba los chorrocientos paquetes de nuestras primeras alpargatas.

Así que yo estaba muy dispuesta a cambiar, a ser mujer de paz y quietecita, hasta que un día me puse a contarle mi vida a la ginecóloga y le dije que claro, que yo era emprendedora y que así los bebés no querían quedarse en mi barriga y… me puse a llorar allí y me entra vergüenza ajena de solo recordarlo. Ajá. Pues ella se echó a reír. Como se lo cuento. Y me dijo que me olvidara, que no tiene nada que ver una cosa con la otra, y que puedes seguir corriendo que si ese bebé está bien saldrá adelante. “No tienes culpa de nada”, sentenció. Y aunque me quitó bastante peso de encima, no le creí del todo.

Aquí estamos, a diez días de abrir la tienda y con la niña colocada para salir. Que me falta mes y medio pero debe de haber salido previsora. He engordado quince kilos y he pasado el peor embarazo de mi vida, pero como me dijo una amiga en el hospital hace casi un año:

Lucía, la gente no cambia. Y seguirás siendo esa loca que corre. Y estará bien, porque eres así“.

Efectivamente Paloma, cuánta razón tenías.

A lo que quiero llegar con todo esto es que dejemos de sentirnos culpables por lo que somos, dejemos de imponernos esa presión de no ser quien creemos que debemos ser… que en dos meses pueden pasar muchas cosas, pero las calorías por la mañana, señores, van a seguir sin contar. Se lo digo yo.

Hace un año Bárbara y yo grabábamos CA LO RA CO, esa serie de pretensiones internacionales de solo dos capítulos que retomaremos algún día, comíamos salchichas crudas y bebíamos mojito en nuestro sofá rosa en la oficina. Ella ya ha dado a luz a una niña preciosa, a mi me toca a finales de julio.

Celia, te estamos esperando.

47 comentarios

  • Nausi
    29 mayo 2017

    Que bonica eres Lucía!! Nunca quise tener hijos y con 42 decidí tenerlos y ya tengo 43 y no han llegado. Me culpo horrores por haber dejado pasar el tiempo. El ginecólogo dice que estando yo en Madrid y el churri en Galicia es complicado. Pero yo erre que erre. Muchísimas gracias. Eres como una más de mis amigas.

  • 29 mayo 2017

    Me han regalado tu libro y yo también me siento un poco gafotas, culo inquieto y tendente al drama.
    Leerte es inspirador. Mi abuela se llamaba Celia. Es un nombre que adoro.
    ¡Ánimo con todo!

  • Lucia
    29 mayo 2017

    ¡Celia! Me acabas de matar de amor. Un beso enorme!

  • ESTher
    29 mayo 2017

    Hace diez años me dijeron: Esther, es inútil, la gente no cambia. Entonces fue lo más doloroso que me podían decir, pero el tiempo me demostró que, siendo muy cierto, no es algo malo. Él no cambió y siguió haciendo sufrir a todo el que se cruzó en su vida, y yo no cambié y seguí dando oportunidades a gente maravillosa de quienes aprendo constantemente.
    Con ganas de ver a quién se parecerá Celia 😉

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Lo importante es que tu esencia no la pierdas!!! 🙂

  • Noe
    29 mayo 2017

    Maravillosa! Eres una valiente. Y punto. Continúa, sigue, que todo va bien!

  • Sylvia
    29 mayo 2017

    Me alegro tanto !! Celia es un nombre precioso

  • SAndra
    29 mayo 2017

    Eres absolutamente fantástica. Da gusto leerte en tus blogs y verte en instagram. Desprendes una energía preciosa. Suerte en la reapertura y con la recta final de tu embarazo.

  • 29 mayo 2017

    Genial darling querida, como siempre.

    Eso y alejarse de la gente tóxica.

    Pero, ¿sabes qué? Pienso que a los rancios no los podemos empaquetar y enviar a otro mundo. ¿Te imaginas que en un mundo estuviéramos los majos y en otro los rancios? Los rancios lo pasarían verdaderamente mal, todos metiéndose con todos cada día.

    El amor sólo se aprende en el amor, por eso tenemos aquí a los rancios, en nuestro mundo de majos, para que reciban un poco de amor del nuestro.

    Besos desde Alemania***

    Eli*

  • Lucia l
    29 mayo 2017

    Me encanta leerte, no sabes cuánto bien hace que plasmes tus pensamientos así tan sinceros en letras y los muestres al mundo…
    A tu bebita le deseo salud y bondad, todo lo demás se lo vas a dar tu, felicidades! Disfruta!

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Cuánta palabra bonita!!

  • Cintia
    29 mayo 2017

    Pero si precisamente la clave de tu éxito es ser como eres! Para madres/perfectas/coñazo ya está el Hola! Jajaja y cierto es….los abortos no tienen culpables, las cosas van como van…yo estuve surfeando (o algo parecido…porque tragaba agua y me las olas me revolcaban más que otra cosa…) durante el primer mes de embarazo hasta que me enteré y el bicho estaba ahí agarrado sin moverse! Jajaja animo tu puedes!

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Jajaja te estoy imaginando ”surfeando” ;P

  • 29 mayo 2017

    Oisssss pero qué bonito! y que bonita eres Lucía! Te sigo por aquí, en silencio pero siempre al tanto! Un abrazo!

  • Iria
    29 mayo 2017

    Te sigo desde hace muchísimo, nunca me habría imaginado escribiendo en un blog un comentario pero me has ganado más todavía.
    No cambiamos, al menos, no en lo esencial y te lo digo yo que me dedico a tratar con/a personas.
    Disfruta de tu Celia, la mía nació hace cuatro meses. Unos cuentos de Elena Fortún tienen la culpa!

    Muchos Besos y ánimo con la recta final del embarazo!

  • Luisa Fernanda
    29 mayo 2017

    Querida Lucía: me encantas!!!
    No cambies nunca, nunca.
    Hay demasiadas personas grises en nuestro mundo mundial.
    Y nos hace falta mucha luz, mucho color, muchas risas, mucha ilusión….
    Un besazo para ti y otro para Celia.

  • A.
    29 mayo 2017

    Sabes qué? Que me alegro de que nuestra esencia no cambie!
    La semana pasada me vi llorandole al ginecólogo tras una mala noticia,que por momentos va pareciendo algo menos mala y tu,con tu post y tus locuras hoy me has hecho reír,así que Lucía, por favor,te ruego que no cambies.Un besazo!

  • Cristina
    29 mayo 2017

    Felicidades Lucia!! Todavia no lo habia hecho porque yo todavia estoy en el proceso de superar mi aborto y muchas otras cosas que destaparon ese trance… Pero no quiero amargarme x la felicidad de los demás en este tema, eso lo tengo claro, te deseo todo lo mejor de corazón de verdad. Me ha dado un vuelco el corazón con el nombre, aunque nosotros habíamos elegido Iris para ella, el nombre de Cèlia me lo guardaba para mi como oro en paño. Un beso muy fuerte

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Cristina! Nadie puede llegar a entender lo que se siente, sólo una misma. Yo desde aquí sólo puedo mandarte toda mi energía y desearte también lo mejor.

  • Blan
    29 mayo 2017

    Lucía! Qué preciosidad de nombre! Seguro que tu niña va a ser igual de preciosa!
    No cambies nunca! Intentar cambiar es taaaan agotador… y no sirve de nada!
    Un besazo!

  • Patricia
    29 mayo 2017

    Querida LucíaBe,

    Tienes que saber, que eres terapéutica. Tus palabras ayudan a quienes a veces perdemos la esperanza, tus “stories” (o como se escriba) de IG me hacen reír y querer ser tu nueva mejor amiga, y tu filosofía de vida es bonica y contagiosa.
    Escribes como quien no quiere la cosa, como desenfadada, y transmites mucho cariño e ilusión. Ya quisieran muchos escritores.

    Gracias por compartirte,

    P.

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Patricia! Gracias 🙂

  • IsA
    29 mayo 2017

    Ánimo Lucía, Celia ya está casi aquí. Me chifla el nombre, me lo tenía guardado desde pequeña (los libros?) pero al final no he tenido hijos y ya tengo 40 aunq ni yo misma me lo crea.
    Tú no cambies nunca que eres lo más. Muchos besos

  • Isa
    29 mayo 2017

    Me encanta como eres,envidia maxima,aprendo mucho de ti pero yo soy tan perfeccionista que a veces me exigo demasiado,hay que dejarse un poco llevar y asi vivir mas feliz. Guapa,te deseo lo mejor en tu apertura y en la rectal final del embarazo.
    Una fiel seguidora/fan tuya,un besazo

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Eso es! La vida es muy corta y tienes que aprovecharla al máximo. 🙂

  • Carmen
    29 mayo 2017

    Lucía, eres una luchadora y transmites muy buen rollo, siempre nos sacas una sonrisa :)) cuidate mucho y sigue así, que por mucho que te veas cómo un melon, las que te seguimos desde aquí, vemos a la chica estilosa y bonica de siempre. Mucha fuerza para la recta final!!

  • MARÍA
    29 mayo 2017

    Si bonica eres por fuera, aún más lo eres por dentro. No cambies nunca porque eres maravillosa!!!! Para mí eres una gran inspiración. Besos mil ??????

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Me voy a poner roja de tanta palabra bonita!!

  • Patricia
    30 mayo 2017

    Celia tiene mucha suerte porque va a tener una madre estupenda y se lo va a pasar pipa contigo. Me da mucha envidia cómo os lo vais a pasar.. Ole!!

  • eVA
    30 mayo 2017

    LUCI…VUELVE YA!! (VOLVED YA!)
    ME CASO A FINALES DE JULIO, TODAVÍA NO TENGO EL VESTIDO Y YA ESTOY PENSANDO EN EL TOCADO…UUIIIXXXX…Q GANAS DE VER LAS COSITAS NUEVAS…

    OS DESEO LO MEJORRRRRRRRRRRR! 🙂

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Hola Eva!!! No queda nada ¡Abrimos el 9 de junio! Aún estás a tiempo. Muchas gracias 🙂

  • Susi
    30 mayo 2017

    Lucía me ha encantado tu post. La verdad que me encuentro en un momento de mi vida de muchos cambios y se a lo que te refieres cuando dices que en dos meses pueden pasar muchísimas cosas, todo depende de lo que cada uno se proponga y luche por ello.

    Me identifico contigo, culo inquieto con la cabeza siempre inventando cosas que hacer, eso sí bonitas y creativas, tanto que al final me he decidido empezar a dedicarme a ello, a ver qué tal sale.

    En cuálquier caso, te admiro por haber luchado por tus sueños y estar consiguiendo todo lo que te propones, incluso haberte dado este respiro para volver con más fuerzas.

    #porelcambiodeldialogointerno

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Mil gracias bonita! La vida va muy rápido y estamos siempre inmersas en cambios. Mi consejo es que trabajes mucho y focalices, las cosas saldrán bien. Echa un vistazo a nuestra sección living la vida freelance que igual te ayuda! Un besazo

  • Carmen
    30 mayo 2017

    Me ha encantado leer esa frase, pero que difícil es llevarla a cabo. Con lo fácil que es cuando somos niños mostrarnos tal cual, y de adultos qué complicado!!
    Me chifla leerte Lucía! Y me chifla el nombre de tu niña, Celia. Suena a ti, es casi como Lucía, cinco letras también y sólo un cambio de vocales. Precioso!

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Millones de gracias Carmen. Nunca hay que perder esa inocencia de cuando éramos niños. 😉

  • Cintia
    30 mayo 2017

    Lucía, me encanta leerte, de verdad! No se que decirte que no te hayan dicho ya en los demás comentarios, así que solo te diré ¡Gracias por todo lo que compartes con nosotras! Un besote 😉

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Millones de gracias a ti por hacerlo posible. Un abrazo de corazón

  • Eva
    30 mayo 2017

    Eres una fenómena! Ni se te ocurra cambiar, prohibido! Y enhorabuena por Celia!

    • luciabe
      31 mayo 2017

      jajajaja! tomo nota 😉

  • Paloma
    30 mayo 2017

    Eres increíble. Las cosas vienen cuando menos las esperamos. Enhorabuena por tu embarazo y felicidades por tu talento que es inmenso. No dejes de compartir que me río mucho con tu insta. Gracias 10000000

    • luciabe
      31 mayo 2017

      Millones de gracias a ti por hacerlo posible. Un abrazo de corazón

  • María
    2 junio 2017

    Lucía! muero de amor total con tus post, con tus sombreros y con todo!!

    Te escribo desde París, llevo aquí dos meses haciendo prácticas de repostería en una empresa de catering (voy a volver rodando), con 30 años, conviviendo con adolescentes, después de haber estudiado arte dramático; y pensando que yo quiero ser como tu, una loca de la vida que hace cosas preciosas, que siempre digo que voy a coser porque desde que vi una tv movie de Channel que duraba como 4 horas yo quiero hacer sombreros y vestidos y cosas bonitas, y porque mi mamá siempre estaba con la máquina de coser echando humo… y aquí estoy como una pavaza haciendo pasteles…. (Vaya rollaco)
    Todo esto para decirte que después de unos días de auténtica megde tu post me ha emocionado, encantado e inspirado… y si vuelvo el 19 de junio a España y decido no volver a hacer un pastel… no pasa nada!!! Porque la vida es una verbena!!

    Besos desde París y gracias infinitas!

    PD: Quiero conocerte!

    • luciabe
      5 junio 2017

      Hola María!! Comer pasteles todo el día no es una mala vida 😛 Pero si no te gusta ¡adelante! Lucha por lo que te haga feliz. Que habrá días perros, pero la mayoría valdrán la pena 🙂

  • Cris
    5 junio 2017

    es leer esta frase, y parece que has compartido conmigo este fin de semana.
    Dicen que las casualidades no existen, y a lo mejor, el abrir el correo pinchar en tu mail, y leer este post es para que esta etapa de tu vida, me sirva como ejemplo.
    Yo también, estoy loca NO, LO SIGUIENTE !
    y desde que me dejé con mi pareja, todo el mundo opina de mi nueva vida, de lo que hago, de lo cuelgo en facebook, de como me visto, etc, etc.. aaarrrgggg !!!
    Gracias por compartir con nosotras tu experiencia, a mi me ha servido de mucho.
    Biquiños desde Vigo.

  • Eli
    15 junio 2017

    Leo este post tarde pero justo un día en el que todo se me hace cuesta arriba.
    En los últimos 10-11 meses he tenido dos abortos, el último de más de cuatro meses. Y aunque tenga dos hijos, sigo apenada y triste y pensando que fue mi culpa. Y Descolocada. Espero poder colocar pronto cada cosa en su lugar y volver a ser “así”. Besos

    • luciabe
      16 junio 2017

      Descoloca y es normal. Y duele, aunque tengas otros dos niños en casa esperándote. Porque cada uno es único y este iba a serlo. Muchos besos y ánimos para seguir