OH BONICA NAVIDAD

A veces me encantaría enseñarles cómo trabajamos por aquí. El taller lleno de flores, el almacén enorme de paredes infinitas con hileras hasta arriba de cajas rosas, las chicas montando cada pedido para que llegue a punto para estar bajo el árbol esta Navidad… me hace gracia pensar en que somos una especie de lugar mágico, como Laponia y los elfos de Vaya Santa Claus (no me quito de la cabeza a Bernabé de esta peli mítica que veo cada año) o la fábrica de chocolate de Willy Wonka y sus oompa loompas. Me he formado a base de películas navideñas y vivo con la esperanza de que un día se me aparezca el espíritu de la Navidad del señor Scrooge encarnado en Bill Murray.

Acabamos de lanzar nuestra colección de Navidad, como siempre tarde. Vamos, que casi ponemos las bolas en la piscina. Pero seguimos siendo una empresa pequeña, tenemos dos manos cada una y la vida no da para más. Eso sí, hace unas semanas llegó un cargamento del invernado de eucalipto y flores, y nuestras chicas no han parado de confeccionar coronas a mansalva desde entonces.

Ojalá pudieran oler cómo huele por aquí. EN SERIO.

Llega la Navidad y como siempre, el caos. Es lo que tiene ejercer de pajes reales y querer que todo esté a tiempo. Playlist de villancicos bien de decibelios (la nuestra la tienen aquí) y a montar cajas cual posesas. Agendas por aquí, pendientes por allá. Sube y baja las escaleras, más lavanda, bien de terciopelo rojo que es muy navideño, bolas por todas partes y muchas risas. Eso, señores, es lo que hay detrás de cada caja. Un equipo organizando pedidos, jugando al tetris para elegir el tamaño correcto de caja en el que quepa todo y vaya MUY seguro, envolviendo en papel de seda, cortando ramitas de lavanda y poniendo mucho cariño en lo que hace.

Siempre digo que recibir una de nuestras cajas rosas es mágico, nos esforzamos cada día para que sea así. Pero más mágico todavía es poder trabajar en lo que trabajamos y haber montado este taller en el que metemos sueños, regalos, mensajes y amor en nuestras cajas. GRACIAS de corazón por dejarnos hacer lo que hacemos.

Y ya que estamos, hayan sido buenas (o no) toca escribir LA CARTA. Que no queremos disgustos en los zapatos el 6 de enero y tickets devolución, sino emoción a tope y saltos de alegría. Acertar de pleno y GRACIAS  a tutiplén. Y para ello, hay que ponerlo fácil. Así que hemos hecho estos descargables para que escriban a Sus Majestades, Santa Claus, el Olentzero, el Niño Jesús o el caganer. A quién corresponda. Que no tienen que pedir nada material en realidad, sino calma, tiempo, una aventura inesperada o un friego yo durante un mes (amore, toma nota;).  Los tienen aquí, y es tan fácil como añadirlos al carro de la compra. No se les cobrará nada porque es un REGALO. Luego ya imprimen, boli y al buzón de los deseos. Venga, que llevan escribiéndola desde que tienen uso de razón. Saben de qué les hablamos…

FECHAS IMPORTANTES:

  • ayudantes de Santa Claus tienen hasta el lunes 18 para pedirnos regalos y seguro, seguro lleguen para ponerlos bajo el árbol el 25 de diciembre.
  • Y para que Sus Majestades lo escuchen y pasen por aquí (tenemos preparado el chocolate) tienen de tiempo el 1 de enero (incluido).

Ya saben, regala bonico, que significa parar, mirar a los ojos, ese calma, nena… Disfruten de estos días entre gritos y panderetas y repartan amor del bueno para todos. Pero no solo en Navidad que son cuatro días y luego chimpum. Amor, mucho amor, amor indiscriminado, incondicional, gratis y desinteresado. Siempre.

GRACIAS POR ESTAR AHÍ

 

7 comentarios

  • Elena
    18 diciembre 2017

    Ohhhh con qué gusto trabajaría con vosotras😍😍😍😍!!!!!

  • María
    18 diciembre 2017

    Ayyyy! De verdad q todos tendriamos q poner una Lucía Be en nuestras vidas. Odio la Navidad desde siempre y viendo esas maravillasq hacéis le tengo menos manía.
    Gracias por hacer q siempre sonría al leerte.

  • Orquídea
    19 diciembre 2017

    Mi marido se ha muerto hace mes y medio😞😞😞.
    Las necesitaba muchoooooo y muchooooo en mi vida!!!
    Así que las acariñe con vuestra agenda el bolígrafo pegatinas y algo más, no me acuerdo.Que puedo comprar de precio bajito para recibir esa hermosima cajita rosa?????
    Os envió mucho Amor😘😘😘😘
    GRACIAS POR EXISTIR.

    • luciabe
      21 diciembre 2017

      Hola bonica, siento mucho lo de tu marido. Es real, estos días hay un hueco en el corazón que no se llena ni con todos los regalos del mundo, ni con sobremesas divertidas y ni siquiera con chocolate. Por eso mira el cielo y recuerda, en Navidad hay estrellas que brillan más. Será inmensamente feliz allá donde esté 💕

      Para recibir nuestra caja rosa puedes pedir por ejemplo una de nuestras tazas. Un besito muy grande y Feliz Navidad!

  • Maria Gea
    21 diciembre 2017

    Hola Lucia Be. Hoy he recibido una cajita rosa mágica en el trabajo y aquí estoy llorando cual magdalena escribiéndote este comentario. No sé todavía quién me la envía (es anónimo y me estoy rebanando los sesos para saber quién es) pero la persona que me la envía sabe mucho de mi momento personal actual, por que desde hace un tiempo “No me da la vida”…
    y no me da la vida porque tengo tres niños, que son el motor de mi vida, pero a los que mataría varias veces al día, un marido en paro al que quiero profundamente pero con el que no paro de discutir y con el que no me hablo desde hace semanas, porque me organizo fatal con las comidas y estoy todo el día comprando en el supermercado, porque no tengo tiempo para ir al gimnasio y mis amigas me riñen por ello, porque no tengo tiempo para mi para ir a un fisio, para hacerme una limpieza de cutis, o pintarme las uñas o depilarme el bigote y porque tengo el pelo fosco, muy muy fosco…
    Gracias por este regalo tan bonito. Feliz Navidad!

  • 25 diciembre 2017

    Hola,

    he descubierto el blog y os estoy leyendo. La verdad es que es un gusto, con esa pasión seguro que hacéis cosas preciosas como se puede ver. ENHORABUENA POR ESE TRABAJO!

    Felices Fiestas!

    Besos!

    Anabel

  • 19 enero 2018

    Me encanta.
    Me encanta vuestra filosofía.
    Me encanta el optimismo, el buen rollo y la “normalidad” que destilais en un mundo que necesita personas así, y vosotras lo haceis cada día más y más bonito.
    Me encantan los videos de Lucía explicando sus inicios, su valentía y el “par de ovarios” bien puestos que tiene de llevar esa bonita empresa teniendo una gran familia.
    De verdad, FELICIDADES y que sigais así muchas navidades más.
    Un abrazo.