Sano sanote, puro machote

DSC09505b1
El otro día paxarito estaba muy cansino. Había estado con fiebre y lleno de mocos, por lo que llevábamos como cinco días recluidos en casa. Así que me lo llevé al huerto con Pablo, y al salir de casa, me di cuenta de que está cerca la primavera. Pablo estuvo enseñándonos las nuevas lechugas, las de hoja de lengua de vaca y las otras (que no recuerdo el nombre) que en unas semanas estarán listas.
Al principio, el niño todo el rato de morros. Pero poco a poco, entre guisantes, lechugas de vaca (no había oído esa variante jamás, ¿se la habrá inventado Pablo?) y los espantapájaros, le fue volviendo el color. “Sano sanote, ¡puro machote!”, gritaba Pablo. Y poco a poco, fui yo también reponiéndome. 
Que no es que haya estado mala, pero últimamente me paso el día encerrada con el pandero pegado a la silla, y como dice Pablo, eso no puede ser bueno. “No es que se te vaya la cabeza, porque la cabeza la tienes bien sujeta, ¡lo que se te va es lo de dentro de la cabeza!” me dice, “te pones a fantasear, a pensar en tus tontadas… y así uno enferma”. Yo me excuso con que paxarito estaba malo. Y él responde que el niño se tiene que ventilar: “si no, no se pondrá bueno nunca”.
Ayer volví a salir, me senté en la verja, acaricié a Gastón (hay que ver lo mal que huele este perro), respiré fuerte… Sana sanota, pura machota, me repetí. Y oigan, no está mal como terapia…

míticos espantapájaros de Pablo, merecen un posts ellos solos.

19 comentarios

  • 26 febrero 2014

    La verdad Lucía que Pablo tiene razón. No hay mejor que abrigarse bien y salir a que nos de un poco el aire y fuera virus! Ya lo dicen los pediatras…lo que pasa que cuesta y más si el nene está malito. Espero que paxarito esté mejor 🙂 y que tú también.

    (cómo me gusta entrar en tu blog para mirar si actualizaste y plaf.. ahí está un nuevo post!)

  • 26 febrero 2014

    Por cierto mi padre también pone los mismos espantapájaros que pablo…me dan terror! (pobres peluchitos)

    🙁

  • 26 febrero 2014

    Al fresco Lucía y tropa, claro que si. Disfruta y aprovecha del sol, de que puedes airearte y de que no hay contaminación. Os vendrá fenómeno.

  • 26 febrero 2014

    Qué razón tiene el Señor Pablo!! Yo ahora salgo a dar un paseo de 15 minutos todos los días después de comer. Sino por la tarde la cabeza no funciona al 100%. Un saludo!!

  • Soniambar
    26 febrero 2014

    Pero cuesta tanto salir… a mi me da tanta pereza… y si hace sol aún bueno pero con lluvia… pufff!!
    Yo en vez de un Pablo tengo un Hortensio en mi vida de huertera y nunca había escuchado lo de la lechuga lengua de vaca (ojos como platos)
    Biquiños

  • 26 febrero 2014

    Mi madre es Noruega de nacimiento y a los niños de bebés se les deja literalmente a la "intemperie" unas horas al día en invierno para que crezcan fuertes y sanos…muy abrigaditos si, pero al frío de Noruega! y funciona…de verdad que sí!

    Saludos desde Gelolas Vintage

    http://www.modaonlinegelolasvintage.com

  • 26 febrero 2014

    Ya te digo que si tienes que hacer un post con el espantapájaros ese…..por dios que miedito, ni yo me acercaria es un muñaco antipersonas. Y sí, stoy de acuerdo con Pablo, hay que ventilarse por eso de vez en cuando marchamos a la aldea garcinarrense a que nos de un aire.

    • 26 febrero 2014

      Y eso que no has visto los espantapájaros de muñecas antiguas. TERROR!!!!

  • 26 febrero 2014

    Teniendo un sitio así tiene que ser genial salir a desconectar un poco y que te dé el aire.

  • 26 febrero 2014

    parece mentira en pleno campoooo…pero lo que nos cuesta a todas despegarnos de las sillas, yo gracias al pequeño Luke, un caniche al que le encantar salir a pasear, nos dá un poco mas el aire a todos en casa! Un beso guapa y gracias por compartir mis boniteces primaverales, eres un amor! Su.
    http://trendypastel.blogspot.com.es/

  • 27 febrero 2014

    Hazle caso a Pablo, que la gente de pueblo es muy sabia. Mi vecina tiene las muñecas de las nietas colgadas del cuello en la huerta y hasta que me acostumbré me sobresaltaba cada vez que las veía.

  • 27 febrero 2014

    Cuánta verdad! Lo cierto es que cuando pasamos demasiado tiempo en casa acabamos dándole demasiadas vueltas a la cabeza y pensado tonterías. El mejor remedio muchas veces es tan simple como darse un paseo.
    Y como es la primera vez que comento aprovecho para darte la enhorabuena por el embarazo y para decirte que me encanta tu blog, como escribes y lo que transmites.
    Un besazo de chocolate!!

  • 1 marzo 2014

    Fiate de Pablo!!! Cuánta sabiduría!! Un abrazo fuerte para todo el clan Be!

  • 5 marzo 2014

    Madreee, los espantapájaros cómo son…

  • Pingback: Conciliar era esto | Lucia Be