Septiembre

Woman hiding behind a door
El verano cae a la misma velocidad que mi pelo. Desde que nació Juan, me quedo con manojos enormes entre los dedos. El amore, ahorrativo él, sugiere reutilizarlos para rellenar colchones, y yo le lanzo miradas de asesina (calva) para que se le pase la idea.
Ya se han terminado nuestras primeras vacaciones los cuatro, como una tropa de titiriteros dejando trastos por media España. Mi madre, mi suegra y nuestros amigos tienen existencias de pañales y biberones gratis de por vida, y mientras yo me devano los sesos pensando cómo poner orden de una vez en este curso que empieza.
Ya estoy de nuevo aquí. El tiempo, el verano y mi pelo, todo se me escapa entre los dedos… Ya hace cinco años que empecé este sarao, aquel verano de 2009, y cada vez somos más en esta pequeña gran familia. Me recuerdo recién llegada a este pueblo, sin internet y con un montón de maletas llenas de lazos y flores. Comentándome yo misma los primeros posts, sin saber qué hacer o cómo ganarme la vida en un lugar dónde sólo había campos de trigo, casas bajitas, huertos y un tipo llamado Pablo que se empeñaba en llamarme “la señora”. 
Por eso, este primer post del curso quiero dedicárselo a ustedes, que me han permitido levantar esta preciosa empresa, me dan palabras de ánimo, empujones en la dirección precisa, consejos que no tienen precio pero sí mucho valor y algún que otro estacazo para ir corrigiendo el rumbo. Hay mucho empeño y trabajo detrás, pero pagar las facturas soñando Lucía Be es un enorme privilegio. 
Y como la vida es una verbena, me calzo mis bailarinas y levanto a Ginnie Maddox gritando fuerte un “¡Va por ustedes!“. El bailoteo y tal lo dejo para el viernes, que ahora tengo que empezar a sacar pedidos.

 Gracias por seguir ahí, ¡feliz septiembre!

24 comentarios

  • Anónimo
    8 septiembre 2014

    Ya se te echaba de menos

  • Belen Hache
    8 septiembre 2014

    Welcome! Te echábamos de menos! 🙂

  • 8 septiembre 2014

    Mira que me gusta cómo y lo que escribes. No hay más que leerte un par de veces para entender tu éxito, Lucía. Feliz vuelta, bonita.

  • 8 septiembre 2014

    ¡Bienvenida! Qué ganas tenía de leer tus entradas 🙂

  • 8 septiembre 2014

    ¡Como pasa el tiempo! Deseando que volvieras… ¡Feliz "nuevo curso"!
    Un abrazo

  • RitalaEncantadora
    8 septiembre 2014

    A mi también me anima leerte en la rutina gris de mi trabajo gris ( y de paso me lo paso pipa), bienvenida a este septiembre de vuelta a la rutina

  • 8 septiembre 2014

    Mucho ánimo que al final seguro que encuentras la manera de poner orden en tu nueva vida de 4! Un abrazo muy fuerte y muy contenta de volver a leerle!

  • 8 septiembre 2014

    Te echaba de menos, me encantan tus post!!

  • 8 septiembre 2014

    bienvenida!!! se te echaba de menos, yo voy un poco al revés y cierro mañana una semanita, que ya me tocan también vacaciones 😀

  • 8 septiembre 2014

    Vamos Lucía! Ahora sí que sí! Empieza el curso. Los lunes serán menos lunes contigo y los viernes más verbeneros gracias a ti!
    Yo me quedé sin vacaciones y vi la playa desde instagram, pero mi Laudelina me ha acompañado en mi propio summer frente a los rayos de la pantalla del portátil. Cuánto me alegro de que por fin estés aquí.
    Ánimo!
    Un abrazote.

  • 8 septiembre 2014

    Que bien que estés de vuelta, que esto de volver cuesta lo suyo. Por lo del pelo no te preocupes, cuando crece de nuevo es un poco peor 😉 miles de pelillos disparados, menos mal que tu te puedes hacer una corona remona

  • 9 septiembre 2014

    ¡Bienvenida, Lucía! Ya te echábamos de menos. Yo estoy igual que tú con el pelo, pero mientras tú sigas haciendo sombreros, todo va bien. Un beso

  • eSteR
    9 septiembre 2014

    Bienvenida!!… A todos se nos escapa, SIEMPRE, "algo" entre los dedos… Siéntete privilegiada, que el pelo vuelve a salir ;)). Deseando empezar el curso leyéndote. Besos
    Ester.

  • 9 septiembre 2014

    yo creo que la copa debería alzarse por ti; por conseguir sacarnos una gran sonrisa con cada lectura, por tomarte las cosas con humor y sacarle hierro al asunto, por hacer un trabajo precioso y por poder con prácticamente todo 🙂 bienvenida de vuelta!

  • 9 septiembre 2014

    ¡Se me ha puesto la piel de gallina! Todavía me acuerdo cuando empezaste con este proyecto tan bonito! Un abrazo

  • Anónimo
    10 septiembre 2014

    Holaaa!! Se te echaba de menos. Me mondo con como cuentas las cosas, gracias por estos posts Lucia. Un abrazo. Natalia

  • 16 septiembre 2014

    Un besazo y bienvenida!!! (Ya se que llego tarde, pero mejor tarde que nunca, no?)