Trenzas, gins y bigudíes

bigudies1
Nunca he sido de ir a la peluquería cuando he tenido una fiesta o boda importante. Yo misma me arreglaba el pelo y arreando, no me daba el sueldo para más. Pero un día, hará unos cuatro años, invitada a una boda en la que quería estar cañón, se me ocurrió acabar con la costumbre. Allá por entonces se empezaban a llevar las trenzas y las Olsen eran como el novamás de la tendencia capilar, así que me planté en una buena peluquería, de esas de centro de ciudad donde acuden las niñas bien a hacerse sus peinados, para que me dejaran cual Timoshenko en versión boho chic. Ya saben.
El caso es que tras dos horas de empeño, me vi en el espejo con un look de pelo gordo que nada tenía que ver con lo que quería. Yo, que me había dejado los cuartos por emular a las Olsen en un arranque de modernidad, me había convertido en la tata de las gemelas rubias por obra y gracia de la peluquera, que no dejaba de repetir lo monísima que estaba.
A mí estas cosas me dan mucha vergüenza, lo admito. Y en vez de quitarme los cuatro mil ganchos que me había encajado la mujer en mi cuero cabelludo y obligarla a rehacer el peinado, pagué religiosamente y acudí a la boda con mi pelo gordo y la moral por los suelos. Por aquel entonces yo tenía un novio de esos formales en una relación que duraba ya muchos añazos. Pues bien, al día siguiente, lo dejamos. Yo sé que aquello tenía que pasar antes o después, pero en el fondo de mi corazón y de mi pelo (que es mucho), intuyo que aquel moñaco desencadenó los acontecimientos de tal manera que no hubo marcha atrás. 
No quiero hacer sangre, pero mi historia con las peluquerías nunca ha sido un idilio, qué le vamos a hacer. Hasta que un día, paseando por Instagram (bendito Instagram) encontré una foto de unas trenzas perfectamente hechas, como las Olsen en sus mejores tiempos, Timoshenko y toda la prole que sigue al pie del cañón trenzándose para cualquier tipo de evento. Eran obra de una peluquería: Bigudíes de Rubíes… ¡de Valencia! y allá que me fui en la primera boda que tuve ocasión.
Mi pelaco by Bigudíes
Aquel fue el comienzo de una bonita amistad, de pelo bonito, peinados exactos y trenzas infinitas… mañanas en la peluquería en la que, embebida del espíritu, pedía hasta que me hicieran la manicura. Ana, la dueña, es dulce y tiene estilo. Habla de blogs, de moda… hace magdalenas, bizcocho y ofrece café para que una se sienta como en casa. Gracias a ella, he roto mi pequeña maldición, y ahora cada vez que voy a Valencia, intento guardarme un día para que me arregle la mata, de la que jamás se ha quejado. 
Ana y una clienta muy especial probándose mis tocados
Y así, magdalena va, trenza viene, hemos revestido su pared de tocados y coronas. Lavanda, paniculata, medias coronas doradas para novias… Girls on Valencia, ¡ya están tardando en ir!

Ccada viernes Ana organiza los “BiguViernes”: barra libre de gin tonic, trenzas y muchas risas. Un afterwork diferente, si se acercan, seguro que lo pasan bien. Y esa noche fijo que están ustedes reguapas, se lo digo yo. 
 ♥     Bigudíes de Rubíes  ♥


Doctor Olóriz, 2
46009 Valencia
963 29 69 19


¡Feliz viernes!

28 comentarios

  • 7 febrero 2014

    Cómo te entiendo, Lucía… Yo también soy de arreglarme yo misma el pelo en ocasiones especiales, a la bulla y corriendo, y lo más que sé hacerme es la plancha.
    Mi día a día transcurre con moños que me relío con una goma cuando me canso de llevar el pelo en la cara más de dos horas. Y mira que me embeleso con Instagram, pineando tutoriales de peinados "fáciles de hacer", pero no hay manera.
    Yo aún no he encontrado a mi Bigudíes particular, ¡habrá que seguir buscando!
    Feliz finde 🙂
    Esther

  • 7 febrero 2014

    Ohhh…aquí diste con otra enamorada de las trenzas y desencantada de las pelus…Cuando vi la foto en instagram tuve que dejar de currar para meterme como una posesa a curiosear la entrada.
    Enamorada de ese sitio que cuentas.
    La pena es que está en Valencia y yo entre Cartagena-Madrid…bua bua bua.
    http://antojadaporvocacion.com

  • 7 febrero 2014

    A mí también me hacen peinado de señorona aunque no quiera. Conclusión: no voy a la peluquería.

  • 7 febrero 2014

    Como me gustaría ir!!!!!!! Aunque ahora nada de trenzas en mi melena XD pero tocas sí! A porrillo!

  • 7 febrero 2014

    Que chulada, molaría mucho poder ir, a mi tampoco me gustan las peluquerías la verdad, voy si no me queda otra, es decir, cada x años a cortarme el pelo, cuando estoy Apantojada ya.
    Un bsazo

  • 7 febrero 2014

    Jajajajaja!!! Me parto con lo del "moñaco" ainssss, totalmente identificada en eso de mirarte al espejo y morirte, pagar sin rechistar y al salir por la puerta romper a llorar como una pava!! jajaja

    Qué lujo de peluquería! ya podía estar en Madrid! jejeje

    Buen finde

    WomanToSantiago

  • 7 febrero 2014

    no te lo vas a creer, pero cuando te hiciste esa maravilla de recogido trenzado y lo ví en Instagram… me enamoré, tanto que se me quedó el nombre de la peluquería grabado a fuego… un mes después, una compañera valenciana del trabajo planeaba su boda, y yo me acordé de la foto y la recomendé la peluquería… me miró con cara de 'estás de broma'… resulta que Ana, la peluquera, es su amiga de toda la vida y ella tiene barra libre de trenzas… ahí constanté que el mundo es un auténtico kleenex… sólo me falta que me inviten a una boda en Valencia, no tengo duda de la peluquería en la que trenzarme… 😉

  • Anónimo
    7 febrero 2014

    Lucia me suena que esa boda fue donde nos conocimos y de pelazo nada que estabas muy guapa 🙂

    Besitos
    Ale

  • 7 febrero 2014

    Yo acabé con la cabeza debajo del agua después de tirarme 2horas en una peluquería en la cual después de plancharme el pelo y dejármelo sin gracia ninguna, veía como se acercaban las tenacillas peligrosamente para acabar de ser lo más feo de la boda. Sólo me salió decirle a la peluquera: déjalo, si así estoy muy guapa. ¡Qué horror!

  • 8 febrero 2014

    Que trenzas más preciosas, me he enamorado. Que pena que este en Valencia!

  • 9 febrero 2014

    Yo no me he hecho nunca una trenza, no se, parece que no va conmigo o no he dado con una persona que sepa adaptarla a mi estilo, pero después de las mil desilusiones con las peluqueras (lo último un flequillo que no quería y un pelo recto que no llevaba desde la comunión), si me acerco a Valencia voy seguro. Bsss

  • 9 febrero 2014

    Yo soy de peluqueras amigas porque como vaya a la peluqueria salgo un cardado que madre mia… y para los cuatro pelos que tengo, no compensan los 50 eurillos. ♥ ♥ ¡¡Saludos y muchos besos!! ♥ ♥

  • 10 febrero 2014

    ¡Qué sitio tan chulo! Tiene pinta de hacerte sentir realmente cómoda y qué original la idea de los viernes. Yo odio la peluquería pero tengo que ir cada dos meses por las mechas y porque llevo el pelo realmente corto y hay que arreglar el corte. Me encantaría vivir en Valencia para probar este sitio que seguro además, ¡está bien de precio! Besos.

    http://www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

  • 10 febrero 2014

    Ja,ja,ja…yo también soy de peinarme yo mi mata de pelo, así voy luego,claro. Pero es que me gustan taaaan poco las peluquerías!!

  • 10 febrero 2014

    Si fuer en Madrid iría seguro. Yo nos oy de bodas y menos de que me peine una profesional, pero me han dado ganas ^^
    Un besote,
    Marialu

  • Paula
    15 febrero 2014

    Y yo que pensaba que Gabana, la peluquería de Valladolid, te gustaba…

  • Sara
    19 febrero 2014

    Ohhhh, me encanta!. A mi me gusta hacerme mis peinados menos en ocasiones muy pero que muy especiales. Estoy aprendiendo bastante y la verdad… Se ahorra una cosa mala en peluquería… Menos mal que hay muchas webs y vídeos de Youtube que lo explican paso a paso. Precisamente últimamente estoy visitando bastante http://www.tuspeinados.com ya que tienen algunos que me gusta mucho 🙂

  • Anónimo
    17 mayo 2014

    It's going to be finish of mine day, except before end I am readding this great article to increase my knowledge.

    Chwck out my weblog; clash of lords 2 jewels hack

  • Anónimo
    12 junio 2014

    Stгength is the foundation for develoрment in all-young players.
    Say yοu have ɑn hour to dedіcate to your fitness proցram.
    your best bet is to get coached by someone who ɦas competed
    who has competеd.

    my աeb page turbulence training download 2014 (blogspot.com)

  • Anónimo
    20 octubre 2014

    Me encantaron todas las trenzas, la mayoría parecen fáciles, espero poder hacerlas yo misma, pues tengo el cabello corto. Gracias por los tips.

  • Pingback: La boda de Bigudíes | Lucia Be

  • Pingback: Mis claves de estilo este otoño | Lucia Be

  • Pingback: Los peinados con trenzas ¡Siempre Trendy!  - Hellolimón