Verbena en Senegal

Hace un año lanzamos los pendientes amarillos en homenaje a Indara. El 100% de los beneficios eran para la labor de Un sofá en Senegal que ella empezó. Se agotaron en meses y en noviembre de 2018 pudimos, por fin, hacer efectiva la donación de todo lo recaudado: 10.000 euros.

No puedo explayarme mucho en este post. He visto esta mañana el vídeo que hemos preparado y llevo desde entonces con un nudo en la garganta. ¿Les pasa a veces que todo lo que escriben les resulta sentimentaloide y vacío? Así que le cedo la palabra a Marta, la socia de Indara, que viajó a Senegal y llevó hasta allí un trozo de nuestra verbena:

“Un sofá en Senegal es un proyecto que Indara, Celia y yo habíamos soñado a finales de 2017 para financiar la labor que hace Ecodesarrollo Gaia en Yoff (Dakar). Queríamos ir las tres en noviembre de 2018, y por eso la parte emocional de este viaje superó con mucho lo que habíamos imaginado.

El dinero que recaudamos va destinado al mantenimiento la escuela de allí, para dotarla de material, mantener a los profesores, que se sigan formando para impartir materias nuevas tanto a niños pequeños como en el aula de segunda oportunidad. Este aula es para niñas de 15 – 16 años que dejaron el colegio cuando eran pequeñas porque sus familias las necesitaban, y ellos las rescatan para poder darles educación y materias que les ayuden a mejorar su vida.

Las mujeres son muy importantes para la Ecodesarrollo Gaia, por eso cuando hablé con Mito, el fundador de la ONG , y le conté sobre vuestra empresa, fundada por una mujer y con una plantilla 100% femenina, me dijo que todo tenía mucho sentido. Porque las mujeres son la potencia que mueve el mundo y ellos trabajan por y para ellas.

De hecho, la ONG se fundó para que todas las mujeres de la localidad de Yoff pudisen trabajar y dejar a sus hijos en la escuela.

Otra parte de las donaciones van destinados a dotar a la biblioteca de libros, pero no llevarlos de Europa, sino comprarlos allí. Para Mito es muy importante que ellos sean conscientes de su propia historia y no de la nuestra.

A futuro, el gran sueño amarillo es, una vez que se cubran los gastos que te cuento, destinar los recursos a construir un área de maternidad en el centro ambulatorio que hay cerca de la escuela. En Senegal casi todas las mujeres dan a luz en su casa en condiciones que no son las mejores, y queremos crear un entorno seguro donde puedan parir y pasar el postparto, y donde poder cuidar a los bebés.

Para mí, este viaje ha sido una de las experiencias más fuertes de mi vida, a la altura del nacimiento de mis propios hijos. E Indara ha estado presente en todo momento. Solo puedo daros las gracias”.  

Nuria A., Beatriz E., Patricia P., Julia C., Arguitxu R., Ana Cristina G., Rosa María M., Alicia G., Begoña E., Lucía R… son solo algunos nombres de las personas que comprasteis los corazones.

De corazón, GRACIAS.

Podéis seguir colaborando con la labor de Un sofá en Senegal aquí.

8 comentarios

  • Aurora
    22 febrero 2019

    Necesitamos una segunda colección de verbena en Senegal, que el joy de vivre siga

  • ELIZABETH
    22 febrero 2019

    Qué mala idea es haber leído tu post en mi oficina… 😭😭😭. Gracias por lo que haces. Eres grande Lucía Be. 😘

  • VICTORIA
    22 febrero 2019

    Increíblemente bella esta labor!! Pura emoción!!
    Gracias Lucía por ser una mujer así, el universo necesita gente así
    Besos desde Argelia

  • Paula
    22 febrero 2019

    Orgullosa de ser chicaBe, pero más orgullosa de lucir mis pendientes amarillos.
    Gracias por estas iniciativas, sois geniales Lucia Be y El Sofá Amarillo.
    Paula

  • Sandra
    22 febrero 2019

    El mundo necesita más personas como vosotras 💛

  • Sandra
    22 febrero 2019

    Qué bonita puede llegar a ser la vida, si “tropiezas” con gente bonita. Gracias por ese inmenso grano de arena. ☺️😘

  • Sonia
    23 febrero 2019

    Mira que no enterarme y eso que te sigo desde el principio. Por favor que haya una segunda colección verbena, quiero participar.
    Sois únicas 💕
    Sonia

  • 24 febrero 2019

    Recién acabo de formar parte de este gran grupo humano, me alegra mucho saber que hacéis cosas para ayudar a la gente muchísimas felicitaciones, y espero poder colaborar con mi granito de arena en las futuras ayudas, seguid así que como mujeres como tú seguro q algo grande bonito y maravilloso puede pasar, gracias