Anillo Bonica Oro 18k

140,50 €

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

  • Descripción
  • Detalles
  • Quiero saber +

Descripción

Nuestro primer anillo. Esta vez en oro de 18 kilates, una edición especial y limitada para pedidas de mano, para ti, PARA SIEMPRES.

No te hagas líos con la talla: es un anillo abierto por detrás, ajustable a la medida de tu dedo.

  • Gastos de envío gratis a partir de 85€
  • ¿Tienes alguna duda? Click aquí
  • Entrega en 2-4 días laborales

Detalles

Medidas1,7 cm de diámetro ajustable a la medida de tu dedo
ComposiciónOro macizo de 750 milésimas - 18 kilates
TallasTalla única, ajustable a cualquier medida
CuidadosTrátalo con cuidado y guárdalo siempre en un joyero
Hecho enEl campo por artesanos de toda la vida
PlusVa en nuestra preciosa cajita

Quiero saber +

Porque nos lo estabais pidiendo, porque nos gustan las cosas hechas con el corazón y duraderas, porque nuestros artesanos nos ayudan a conseguir siempre lo que les pedimos. Nuestro anillo bonica, esta vez entero realizado en un material noble como el oro. En caja rosa y muy pocas unidades. Si os quedáis sin, podéis encargarlo. El tiempo de espera máximo son 10 días. 

Cuidados: Hemos seleccionado cuidadosamente nuestros artesanos para fabricar nuestras piezas. 

Guárdalo lejos de espacios húmedos y de la exposición solar, idealmente en un joyero acolchado. Ten en cuenta que la cajita en la que lo entregamos no está preparada para mantener el producto en perfecto estado durante períodos prolongados de tiempo.

Es muy posible que por el uso continuado de esta joya, quede empañada por una débil capa de grasa, que puede mermar su brillo y resplandor. Para volver a recuperarlo, puede sumergirla en un vaso con agua jabonosa (jabón de lavavajillas) caliente (50º aproximado, no llegar a la ebullición), dejarla reposar durante 10 minutos y al enfriarse el agua, cepillarla (por ejemplo con un cepillo de dientes suave), aclarar con agua y secar con secador de mano o con un pañuelo de algodón. 

Porque eres muy bonica. Aunque no lo veas, aunque tengas un día perro, aunque no lo sientas así.

También lo tenemos en plata y bañado en oro.