Libros

no-me-da-la-vida.jpg

Me gustaría depilarme, desayunar semillas de chía y tostadas con aguacate, ir vestida con decencia y tener una conducta más o menos armoniosa en mi día a día.

Ah, y tener menos CULAMEN. Eso me encantaría.

Pero lo cierto es que se me van los meses con la nevera vacía, persiguiendo a mis hijos, intentando solucionar marrones (o más bien escapando de ellos), montándome pelis en mi cabeza, dibujando por la noche e intentando no morir en el intento de la vida freelance.

De eso va este libro: gafas torcidas, ANSIA VIVA, chats del colegio, neuras varias, escucharse, hacer las paces con una misma, el amor salvará el mundo y esas cosas de la vida

NO ME DA LA VIDA

libro-no-me-da-la-vida.jpg
la-vida-es-una-verbena.jpg
la-vida-es-una-verbena.jpg

Hace unos años me fui a vivir a un pueblo perdido. Quise dármelas de blogger y emular una vida silvestre sin éxito. Entre libros de Jane Austen y copas de vino, me dicuenta de que en realidad no hace falta ser tan cool, que la vida Pinterest no existe y que esos días en los que una se levanta con cara de col de Bruselas siempre tienen remedio.

De todas esas cosas nació un libro que escribí hace ya casi tres años: La vida es una verbena. Tres años en los que me he llenado las manos de tinta de tanto firmar y hasta he podido conoceros a muchas, ¡gracias por tanto!

¿Bailas?

LA VIDA ES UNA VERBENA